El FMI advierte que “lo peor está por venir” a nivel mundial: cuál es la previsión para Argentina

Fecha:

Compartir

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió este martes que “lo peor está por venir” en cuanto al sostenimiento económico de las potencias y la mayoría de los países del planeta, envuelto en las consecuencias que dejó la pandemia de coronavirus y las que sufre ahora por la guerra en Ucrania.

El informe sobre las perspectivas económicas mundiales (WEO) en vísperas de la Asamblea Anual del FMI y del Banco Mundial (BM) que se desarrollará esta semana en la ciudad de Washington es sombrío: la situación de la economía global “es frágil”, experimenta “una serie de desafíos” y “lo peor está por venir”.

Al menos “un tercio de la economía mundial se enfrenta a dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo”, y se prevé que la inflación mundial aumente del 4,7 % en 2021 al 8,8 % en 2022, pero que baje al 6,5 % en 2023 y al 4,1 % en 2024, entre los puntos destacados de informe que presentó Daniel Leigh, jefe de División del Departamento de Investigación del FMI.

“El shock energético, especialmente en Europa, no es un shock transitorio”, advirtió Gourinchas al presentar el WEO.

“El realineamiento geopolítico de los suministros de energía tras la guerra es amplio y permanente”, agregó el economista, que también señaló que pronto se acabará el tiempo para resolver los problemas de deuda de los mercados emergentes a través del marco del G20.

El economista espera, por otro lado, que “los bancos centrales sigan su curso” de endurecimiento de las políticas monetarias para contrarrestar las efectos de la inflación.

El Fondo evaluó que “la desaceleración de 2023 será de base amplia, con países que representan alrededor de un tercio de la economía mundial está a punto de contraerse este año o el próximo y las tres economías más grandes -Estados Unidos, China- y la zona del euro seguirán estancadas”.

Al respecto, continuó: “En general, los shocks de este año reabrirán heridas económicas que sólo se curaron parcialmente en la pospandemia. En resumen, lo peor está por venir y, para muchas personas, 2023 se sentirá como una recesión”, concluyó Gourinhas.

Según las proyecciones del FMI, Estados Unidos crecerá apenas 1% y Japón 1,6%; mientras que en Europa, Alemania decrecerá 0,3%, Francia se expandirá 0,7% y Gran Bretaña 0,3%, entre las economías más destacadas.

“La economía global está experimentando una serie de desafíos turbulentos. Una inflación más alta que la vista en varias décadas, el endurecimiento de las condiciones financieras en la mayoría de las regiones, la invasión rusa de Ucrania y la persistente pandemia de Covid-19 pesan mucho en las perspectivas”, según resume el informe.

En consecuencia, “se prevé que el crecimiento mundial se desacelere del 6 % en 2021 al 3,2 % en 2022 y al 2,7 % en 2023”, en sintonía con la actualización de julio último para las proyecciones en 2022, aunque para 2023 se espera una desaceleración mayor (0,2 puntos menos de crecimiento respecto de hace 3 meses).

Para el FMI, “este es el perfil de crecimiento más débil desde 2001, excepto por la crisis financiera mundial y la fase aguda de la pandemia de Covid-19, y refleja una desaceleración significativa para las economías más grandes: una contracción del PIB de EEUU en la primera mitad de 2022, una contracción de la zona del euro en la segunda mitad de 2022 y brotes y bloqueos prolongados de Covid-19 en China con una creciente crisis del sector inmobiliario”, expresó sobre la economía global.

La previsión para Argentina

El FMI mantuvo las proyecciones económicas para la Argentina, al estimar que crecerá 4% en 2022 y 2% en 2023, en este contexto de fuerte desaceleración global.

El informe prevé que la economía argentina afrontará una inflación de 95% para 2022 y de 60% para 2023, en línea con las proyecciones del Gobierno estipuladas en el proyecto de Presupuesto 2023, y en el marco del acuerdo que el país mantiene con el FMI.

El WEO proyecta para la Argentina un crecimiento de 4% para 2022 y de 2% en 2023, de lo que se desprende que el país podría ser una de las economías que más crecería el año próximo, por debajo de China (4,4%) India (6,1%) y Araba Saudita (3,7%).

Esta situación se daría aún con la esperada baja de los precios de los” commodities” para el año próximo estimada por el organismo internacional.

Para América latina, se espera un crecimiento de las economías de la región de 3,5% para 2022 y de 1,7%. “Es una región que está expuesta a los precios de los ‘commodities’ y la suba de tasas de interés, pero que en algunos países también depende del turismo. Es muy heterogénea”, sostuvo Petya Koeva Brooks, subdirectora del departamento de Investigación del FMI, en conferencia de prensa.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Uruguay oficializó pedido de ingreso al Acuerdo Transpacífico pese a rechazo del resto del Mercosur

La Cancillería uruguaya entregó la solicitud al Ministro de Comercio y Crecimiento de las Exportaciones de Nueva Zelanda, Damien O’Connor.

Qatar firma otro acuerdo a largo plazo, ahora para suministrar gas natural licuado a Alemania

El ministro de Energía del emirato anunció que a partir del 2026 suministrarán al país europeo hasta 2 millones de toneladas de gas anualmente y durante al menos 15 años.

EEUU y la UE planean confiscar activos rusos congelados en su territorio

Estados Unidos y la Unión Europea (UE) están considerando...

Por crecientes sanciones de EEUU, China contrata a Alibaba y Tencent para desarrollar chips

El gigante asiático busca evitar la dependencia de Arm, el mayor fabricante del sector, con sede en el Reino Unido.