“Plata en mano, culo en tierra”

Fecha:

Por Daniel Bosque *

“Cuando lleguen a casa, la mamá los va a meter en la cama con una bolsa de agua caliente” (Isabel Perón, Día del Trabajo en Plaza de Mayo, 1975)

Si hay ajuste que no se note, sobre todo la cicatriz del hachazo. Aunque nunca faltan fisgones que husmean en los recortes en educación o salud y en las gabelas que van a venir mientras nos distraemos con la suerte de la Gran Electora.

Gracias Cristina, si no existieras habría que clonarte. El cementerio está lleno de imprescindibles, pero el día que no estés se notará la chatura. Nos lo has hecho saber tras la maratón de Luciani y Mola y sus inhabilitaciones, decomisos y prisiones a la carta.

Argentina es neurótica, hastía pero no aburre. Semana calientita y pochoclera – para quienes tienen polenta, techo y gas – que ha terminado con el tarimazo de CFK “para ustedes que son como mis hijos”. La fiesta ha virado a furias, hace tiempo que estamos al borde del choque de planetas onda Managua o Caracas y se le vienen sumando bidones de nafta. Arengas inquietantes como las del “peronismo perseguido vs. vendepatrias y opresores” en el corazón de Recoleta, el quartier demodée de la oligarquía criolla, ese satanás redivivo por Los Cristinos.

No todos los días hay fútbol y aún en la tensión resultan más entretenidos los memes y tiktoks que el VAR tantas veces ingrato. No es para menos, los fiscales, malditos o benditos, han dicho cosas muy feas de aquella “carpa chica” de Río Gallegos que un día subió por el mapa buscando más calorcito, poder y negocios. Aunque la gayola esté lejos, la líder vio el filón y está más peronista que nunca. 

Uruguay y Juncal poco se parece a la casona de Gaspar Campos de los ’70. No tiene aquel peregrinaje “indoor”, porque el General era un objeto venerado y extrañado que quería hablar con todos, propios y extraños. Este rito 2022 es excluidor de lo diferente, choripanero y pirotécnico. Una misa callejera para cantar y abrazarse, desafiar al gorilaje y volver a soñar con los días felices que van a venir. Mientras se sueña una gran marcha peronista de desagravio a CFK enjuiciada por dineros, cunden los avisos peronistas de que la justicia burguesa tiene los días contados, promesa que tanto irrita al otro lado de la tapia.

Y se han visto en la acera de la Jefa y en las redes a encendidos dirigentes que darían la vida por liberarla. Unos cuantos en hace tiempo que detestan a Cristina y a sus a pibes y pseudo pibes a los que en off los tildan de vivillos y acabados. Aquí vale lo de “Plata en mano culo en tierra” el dicho universal que mejor describe eso de “que primero se hace el mandado, después viene el premio”. No hay nada mejor que reinventarse en el amor y en la política.

Yendo del acoso al paraíso, el FdeT sufriente por sus alfanúmeros y desaguisados ha visto la ocasión de escribir otro épico guión: A 50 años de la masacre de Trelew, “el Partido Judicial embiste contra la última frontera popular que puede impedir que nos arrase el neoliberalismo”. Nuevos cantitos y gorrita Cristina 2023 para la contra que lo mira por TV.

Egalité. En modo Sansón y recitada por Dalila, la réplica a los canallas de Comodoro Py ha revelado que todos serían o seríamos chorros. A los bolsos de José López los llenaba Nicky Caputo el amiguísimo de Macri, los deschavados en las escuchas eran íntimos. Y Héctor Magnetto, el máximo de Clarín, iba seguido a cafetear con Nestor K. El ventilador mezcla a buenos con malos y después no sabemos a quién odiar. CFK reinstaló en la prensa la historia de la obra pública oscura, desde Jujuy a Tierra del Fuego. Otra vez sopa de Odebrecht y Cuadernos, que Claudio Bonadío estará mirando desde el cielo mientras que unos cuantos empresarios le preguntan a sus legales como quedó aquello.

Endemientras, ¿viste Alberto que es una tranquilidad que esté Massa a cargo? Si quieres comprar dólares “blue”, llamá y a que te atiendan por el zaguán. Sergio ha apurado el trago de la letra gorda de las tarifas y ajusta los cepos gota a gota. Sólo faltan las facturas tan temidas, mientras sigue el road show entre banqueros, agrarios, petroleros y gondoleros de precios descuidados. Con el red pencil de Gabriel Rubinstein durmiendo en casa qué lindo es verse sin barbijos y besarse entre hombres, a la argentina, porque todos tenemos al menos tres dosis.  El copypasteo ministerial es desarrollista y pum para arriba, se parece a otro álbum de figuritas, el Libro Blanco de la UIA, aunque en vis a vis con los actores de la economía hay que escuchar la cruda realidad, como que faltarán cosillas para el diario vivir. 

La región está cada vez más china, pero en Norteamérica están los bancos, las calificadoras y brokers amigos, con los cuales puedes contar chistes en after hours de birras. Hacia allí partirá Massa, ya expulsado Guzmán El Malo de los manuales y con Máximo K desde el bunker serruchando el piso. Es cuestión de llegar al Mundial, mientras los cofrades se entusiasman con Ella en 2023. así no podemos perder. Dicen que lo de enfrente es una bolsa de gatos y sólo hay que ventilar un poquito los archivos de la Patria Rubia del “no se inunda maaás” y los “brotes verdes”. La fiesta negra argentina tiene su Alzheimer: borra del ahorita recientes fiascos como el gasoil, los ancianos pobres, los ñoquis estatales… Sólo la billetera conserva su memoria intacta.

Otro gracias Alberto por otra distracción preciosa, dirá Sergio. El requete devaluado que no pega una,a ni siquiera en entrevistas pactadas, trajo a Nisman a la palestra, suele pasar cuando tu bebé no duerme bien y vos tampoco. Todo sirve para sacar del primer plano a la inflación, cepos impuestos dólar. A la Argentina no le va nada mal dicen las filminas oficiales. como que la industria creó 86.000 empleos y lleva 26 meses creciendo, y hoy está más grande que en la pre pandemia. Si la macro está, el probema es el mercado, el agio y la especulación, sería el mensaje.

Julio Cortázar que hoy cumpliría 118 años decía en “La Patria” aquello de que somos “vicecampeón del mundo en cualquier cosa, en lo que salga, tercera posición, energía nuclear, justicialismo, vacas, tango, coraje, puños, viveza y elegancia”. No estaban entonces la soja, Vaca Muerta, el litio, la inflación vivendi y esta marea de pobres.

Non calentarum, hay recursos naturales y humanos pa tirar pa arriba. Hay que sintonizar y dar de nuevo mientras se caen el mundo y sus agendas verdes. Pero ojo, La Niña sigue asolando y este verano la canícula golpeará al maíz, la soja y el trigo. Y seguirán ardiendo millones de has de bosque. La foresta argentina no cesa de retroceder (el año pasado se perdieron más de 4.000.000 has, el doble del promedio de la última década) hay 26 aviones hidrantes anunciados por CFK en 2012 que nunca llegaron, pero el ministro verde Juan Cabandié sale en los diarios por sanguchitos y brownies. Al parecer aflojó, como premisa ambiental, aquello de la inclusión de género… 

Los No Ka se preguntan sí el peronismo profundizará la fragmentación y cómo diantres domar al potro si vuelve al poder. Mejor pregúntale a Ludovica Squirru. ¿Adónde te vas a ir? El mundo está caro, sin energía y lleno de refugiados, dice mi amigo Ernesto. “Somos mayoría, tenemos razón, terminemos con esto. Ayudanos a cambiar la historia”, nos dicen los Unos y los Otros.

Finalmente, los humanos no inventamos nada. Somos primates que aprendimos a escribir y primos de las proles de gorilas, chimpancés, perezosos y congos. Estos últimos, monos negros de Costa Rica, cuando se sienten atacados suelen lanzarte con sus manos, desde los árboles, sus propios excrementos. Cuando uno tira la caca, la manada grita para meter miedo en el bosque. Así es el reino animal. 

* Periodista y argentino (nadie es perfecto)

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Mandrake contra el tiempo

La estrategia del ministro de Economía es vieja como el mundo y no siempre resulta sencilla de llevar a cabo: huir hacia adelante y barrer la basura bajo la alfombra sin que se note demasiado.

Uruguay: ¿una centroderecha exitosa?

El presidente uruguayo Luis Lacalle Pou mantiene elevados niveles de popularidad y parece hoy uno de los pocos casos de centroderecha airosos en la región. No obstante, la izquierda agrupada en el Frente Amplio se mostró resiliente y mantiene sus bases organizativas y su influencia ideológica. Hoy por hoy, las encuestas muestran un país divido en dos bloques casi en partes iguales.

Colombia y Venezuela en busca de la confianza perdida

Después de tensiones que en 2019 terminaron con una segunda ruptura de relaciones diplomáticas entre Venezuela y Colombia, los dos países comienzan un largo camino para mejorar sus relaciones. Los agravios acumulados son muchos pero la recuperación del comercio binacional puede servir para reconstruir la confianza mutua.

Las elecciones suecas y el annus horribilis europeo

La derecha consiguió la mayoría en las elecciones suecas y el sector más radical de ella quedó como líder de ese espectro. En unos comicios que se produjeron en medio de la invasión rusa de Ucrania, el rearme europeo y el crecimiento de otras fuerzas reaccionarias, la inmigración resultó un punto clave.