“No nos dejemos engañar por el populismo ni por los falsos mesías”

Fecha:

Compartir

Con la basílica de San Pedro repleta de obispos, sacerdotes y fieles con motivo de la VI Jornada Mundial de los Pobres, el papa Francisco pidió no dejarse “engañar” por “el populismo” ni por los “falsos mesías”, que “proclaman recetas útiles sólo para aumentar la riqueza de unos pocos”.

El Pontífice reclamó: “No nos dejemos seducir por los cantos de sirena del populismo, que instrumentaliza las necesidades del pueblo proponiendo soluciones demasiado fáciles y apresuradas condenando a los pobres a la marginación”.

La Jornada Mundial de los Pobres se celebró por iniciativa de Francisco “para instar a la Iglesia a ‘salir’ fuera de los muros y encontrar la pobreza en sus múltiples significados en que se manifiesta en el mundo actual”, y con esta intención Bergoglio decidió abrir las puertas del grandioso templo vaticano con la sola intención de sensibilizar los corazones del mundo a los más necesitados y vulnerables.

El Pontífice luego de la misa, que ofició sentado por sus dolores de rodilla, ofreció un almuerzo en el Vaticano a 1.500 familias pobres, algunas personas sintecho, inmigrantes, discapacitados, necesitados, muchos de ellos presentes en la homilía donde les manifestó su cercanía y expresó que la mejor respuesta a esta sociedad individualista que no quiere escuchar es “construir un mundo más fraterno rompiendo esa sordera interior que nos impide escuchar el grito sofocado de dolor de los más débiles”.

Como parte de esta jornada se instalaron “clínicas móviles” en la plaza San Pedro que gratuitamente realizaron exámenes médicos, electrocardiogramas, análisis de sangre e orina, vacunas contra la gripe, test de Covid y detección del VIH, la hepatitis y la tuberculosis.

Además se han repartido en toda Roma alimentos para 5.000 familias con dificultades, a las que se ha ayudado también a pagar las facturas de gas y electricidad.

Francisco no se olvidó de la guerra y volvió hoy a pedir por la paz en Ucrania donde aseguró que “la desgracia de la guerra, provoca la muerte de tantos inocentes y multiplica el veneno del odio y muchos que deben emigran en busca de esperanza”. También a los que “viven en la precariedad por la falta de empleo a causa de condiciones laborales injustas e indignas” concluyó el Papa.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Francisco echó a directivos de Caritas a nivel mundial y nombró a un “comisario extraordinario”

Una auditoría del Vaticano confirmó que los empleados recibían maltrato por parte de la cúpula de la institución.

En Bahrein, el Papa reclamó a los países árabes “el reconocimiento de la mujer en el ámbito público”

Francisco hizo además una convocatoria a las religiones para rechazar los fundamentalismos y aseguró que "cuando se predica el odio, la violencia y la discordia se profana el nombre de Dios".

Francisco advierte a Oriente y Occidente contra “visiones despóticas, imperialistas, nacionalistas y populistas”

El Pontífice también pidió no olvidar la "brecha en constante y dramático crecimiento" entre Norte y el Sur.

En la canonización del tercer “santo argentino”, Francisco apuntó contra Meloni, la próxima primera ministra italiana

El Papa se apartó del discurso programado y criticó con dureza el trato que reciben los migrantes en Europa; la exclusión es “repugnante, pecaminosa y criminal’', dijo.