The Economist: ¿Quién gana con la nueva configuración en el comercio mundial?

Fecha:

Compartir

La estructura del comercio mundial está experimentando profundos cambios y su nueva configuración es cada vez más visible con las empresas sacando sus fábricas de China y reubicándolas en otros países, mientras EEUU impulsa el proceso, según señala The Economist.

Estos cambios surgieron en 2018, con el entonces presidente estadounidense Donald Trump, quien  emprendió una guerra comercial contra Pekín.

La reconfiguración continuó con la pandemia de covid-19, y se ha agudizado con las políticas de la Administración Biden, y el comercio mundial parece haberse recuperado tras la recesión provocada por la crisis sanitaria pero no todas las rutas comerciales muestran la misma intensidad.

FMI: La economía mundial atraviesa "una serie de problemas turbulentos" que podrían agravarse en 2023

Los datos económicos de EEUU publicados a inicios de noviembre revelaron que sus importaciones aumentaron un tercio respecto a 2018, pero a diferencia de otros años, en esas cifras el volumen de productos chinos apenas ha crecido un 6 %.

Las compras estadounidenses a la Unión Europea (UE) también han experimentado un incremento “deslucido” del 12 %, y las importaciones desde países “amigos” como Canadá (39 %) y México (34 %) tampoco son significativos.

FMI: La economía mundial atraviesa “una serie de problemas turbulentos” que podrían agravarse en 2023

Los principales beneficiarios

Los principales beneficiarios de esta nueva configuración se encuentran en el sur y el sudeste de Asia. Las exportaciones a EEUU por parte de países como BangladésTailandiaIndiaVietnam o Indonesia  experimentaron un incremento de entre un 60 % y 170 %.

Hasta hace poco, China solía representar casi la mitad de los envíos asiáticos al mercado norteamericano, pero ahora su participación es de poco más de un tercio, detalla The Economist.

Algo similar se está observando en China, que está comprando más a otros países de la región mientras que sus importaciones provenientes de EEUU y la UE han caído. En la UE también se registra un aumento de las importaciones desde el sur y sudeste de Asia. Por otro lado, ni Pekín ni Bruselas han visto crecer sus ventas a otras regiones del mundo.

Según el diario, la redistribución del comercio mundial se habría producido de todas formas, debido al aumento de los costos laborales en China, lo que habría hecho que fuera atractivo trasladar la producción a otros países como Bangladés. Pero las medidas adoptadas por Washington y la situación geopolítica han jugado un papel importante en la aceleración del proceso.

Ahora EEUU depende menos de los productos chinos, pero posiblemente muchos de los componentes utilizados para fabricar productos en la India o Vietnam seguirán elaborándose en China. La caída de la participación de las exportaciones de Pekín al mercado estadounidense coincide con el aumento de las ventas chinas a los países de la región.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

WSJ: Apple acelera sus planes de sacar su producción fuera de China

La compañía que dirige Tim Cook contempla además buscar otros proveedores para reducir la dependencia de las empresas ensambladoras taiwanesas encabezadas por Foxconn.

La UE dice que deben tomar medidas de respuesta a la ley antiinflación de EEUU

Al mismo tiempo aseguró que seguirá trabajando para resolver las diferencias tanto como para garantizar la igualdad de condiciones a las empresas europeas.

La OPEP+ mantiene su plan para la producción de petróleo y no piensa en topes para el crudo ruso

El vice primer ministro ruso, Alexánder Nóvak, reiteró este domingo que Moscú no aceptará esas restricciones.

La India será la tercera economía más grande del mundo en 2030

"Es una expectativa razonable para el pais, al que aún le queda mucho para ponerse al día en términos de crecimiento económico e ingreso per cápita", afirmó el economista Dhiraj Nim.