El Big Ben vuelve a dar el “gong”

Fecha:

Compartir

El reloj más famoso del mundo, el Big Ben de Londres, volverá a sonar nuevamente este domingo luego de cinco años parado por refacciones.

Con su inmensa campana de 13,7 toneladas, el gran reloj que domina el Parlamento británico retomará su actividad habitual tras la minuciosa y costosa (80 millones de libras o 93 millones de dólares) limpieza de las más de 1.000 piezas que componen su afamado mecanismo.

La multitud de londinenses y turistas que en agosto de 2017 se congregó en Westminster para escuchar los últimos tañidos de sus cinco campanas de hierro fundido volverá a replicarse este 13 de noviembre, pero ahora para que desde las 11 hora local (8 de Argentina) el sonido vuelva a salir del reloj más famoso del planeta.

Su carillón de cuatro campanas volverá a sonar cada cuarto de hora mientras la campana principal lo hará cada hora, como durante los 158 años anteriores a la renovación.

La fecha de su nueva puesta en marcha coincide con el domingo siguiente al 11 de noviembre, día en que el Reino Unido conmemora el armisticio de la Primera Guerra Mundial.

En los últimos cinco años, el Big Ben sonó en contadas ocasiones utilizando un mecanismo eléctrico suplente, la última para el funeral de la reina Isabel II, fallecida en septiembre.

La “torre isabelina”, el nuevo nombre que se dio en 2012 a la torre del reloj con motivo del jubileo de diamante de la monarca, fue construida en la década de 1840, cuando sin tráfico ni rascacielos, en una noche tranquila se podía escuchar el Big Ben hasta 24 kilómetros de distancia.

El Big Ben por dentro

La parte más complicada fue desmontar el mecanismo del reloj de 11,5 toneladas, que data de 1859, para limpiarlo.

Además, 28 luces LED iluminan ahora las cuatro esferas del reloj, con colores que van del verde al blanco para asemejarse lo más posible a las luces de gas de la época victoriana.

Otra luz más grande, de color blanco, está encima de las campanas para indicar cuando el Parlamento está en sesión.

Antes de la renovación, los relojeros comprobaban la exactitud de la hora utilizando sus teléfonos, pero ahora el reloj se calibra por GPS.

Pero el método para ajustar la hora sigue siendo muy tradicional: se utilizan monedas antiguas para añadir o quitar peso a los gigantescos muelles del reloj, lo que permite ganar o perder un segundo.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Hay ocho argentinos entre los mejores restaurantes latinoamericanos

La parrilla Don Julio quedó segunda, solamente superada por el Central de Lima, Perú.

Vietnam propone aumentar la conectividad aérea directa y el comercio bilateral

El gobernador entrerríano, Gustavo Bordet, se reunió con el primer ministro Pham Minh Chinh, quien propuso profundizar el vínculo con las provincias de la Región Centro.

Tres destinos bonaerenses para disfrutar de un día de campo

Se aproxima el feriado de noviembre y Puebleando.arg recomienda visitar tres pueblos de la provincia de Buenos Aires a menos de 200 kilómetros de CABA que son ideales para relajarse.

Dos tiernos yaguaretés bebés, nuevos habitantes del Parque Nacional Iberá

En los últimos dos años se logró pasar de cero a 12 yaguaretés libres en el humedal correntino.