Obispo se disculpó por la confusión que generó la misa por Cristina: “Metí la pata”

Fecha:

La “Misa por la Paz y la Fraternidad” celebrada este sábado se convirtió en un acto del oficialismo que encabezó el presidente Alberto Fernández, junto a la mayor parte de su gabinete, por lo que el arzobispo de la diócesis de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, se vio impelido a pedir disculpas al final del acto litúrgico: “Me equivoqué, metí la pata”, asumió.

Durante la homilía el prelado advirtió que el país enfrenta “un tiempo extremadamente delicado y la paz social está frágil y amenazada”, pero admitió un error en la convocatoria que generó confusión y llevó a los principales dirigentes de la oposición a no participar de la celebración.

De hecho, la oradora de la liturgia pidió “por la vida” de la vicepresidenta Cristina Kirchner, cuya presencia estuvo en duda hasta último momento pero que finalmente no asistió.

Tampoco no hizo declaraciones públicas desde el intento de ataque de Fernando Sabag Montiel en la puerta de su edificio, en Recoleta, el pasado 1° de septiembre, cuando gatilló dos veces muy cerca de su cabeza antes de ser maniatado por militantes y uno de sus custodios.

Scheinig explicó que la Conferencia Episcopal Argentina decidió promover durante este fin de semana en todo el país una oración por la paz y la fraternidad para acompañar la colecta “Más por Menos”, pero no se pensó en una celebración central.

“Cuando el intendente de Luján me propuso hacer esta misa le dije que sí, pero la envergadura de la misa creció y yo quiero pedir disculpas”, señaló, en un mensaje destinado no solo a los que fueron sino a quienes no compartían el sentido de la celebración, de marcado tono kirchnerista.

Scheinig mencionó al jefe comunal kirchnerista Eduardo Boto, que hizo una convocatoria “abierta a todas las fuerzas políticas”, pero el gobierno dijo presente de manera masiva y cerca del Presidente se ubicaron, a pocos metros del altar, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, entre otros.

Al lado de Fernández apareció el expresidente interino Eduardo Duhalde. “Si nos encerramos vamos al choque, al enfrentamiento, a la disolución. Si nos abrimos [al diálogo], podemos encontrarnos, escucharnos, dialogar, trabajar por el bien común, fortalecer la democracia y reconstruir con esperanza la patria herida”, dijo el arzobispo, al citar pasajes de la encíclica “Fratelli tutti”, del papa Francisco.

Lo acompañaron el vicario episcopal para las Villas de Emergencia, el obispo Gustavo Carrara, y varios sacerdotes que integran la agrupación de curas villeros, además de dignatarios de otras confesiones religiosas.

Formado en la diócesis de San Isidro junto a Jorge Casaretto, Schenig, de 63 años, trabajó varios años con el cardenal Jorge Bergoglio en la pastoral urbana del Área Metropolitana. Francisco lo nombró en la arquidiócesis de Mercedes-Luján primero como obispo auxiliar, en 2017, y dos años después como arzobispo.

El arzobispo pidió que no se malinterpretara el mensaje que daba la Iglesia con la celebración de la misa. “Aquí vienen millones de peregrinos de todas las realidades sociales, de todos los partidos políticos y movimientos sociales. La Virgen de Luján es la garante de la unidad del pueblo argentino. Nadie debería quedarse afuera de la Casa de María en Luján”, apuntó.

Pero ya era tarde. Afuera del templo cientos de militantes advertían con cánticos: “Si la tocan a Cristina, qué quilombo se va a armar”.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Reacción opositora al alegato de la Vicepresidenta: “Amenaza y busca victimizarse”

"El alegato y las pruebas" en su contra "son lapidarios y concluyentes", aseguraron desde Juntos por el Cambio.

CFK sobre “la banda de los copitos”: “No son los autores intelectuales”

La vicepresidenta dijo que se siente "en estado indefensión con este Poder Judicial".

Cristina Kirchner tras el primer día de su alegato: “Luciani y Mola mintieron descaradamente”

La vicepresidenta consideró que su abogado defensor, Carlos Beraldi, "desnudó" el "guión" de los fiscales de la causa Vialidad.

Macri comparó el ataque a CFK con piedrazos en su gestión: “Me podían haber matado”

El exmandatario consideró que el intento de magnicidio contra la vicepresidenta fue un evento "individual", llevado a cabo por "un grupo de loquitos".