Extremos del análisis: furia contra la Corte y el ADN de Néstor

Fecha:

Compartir

Autorreferencialidad es una palabra larga y difícil pero se aplica a diario en los principales medios locales. Clarín abusa de ella, pero no está solo en esta cruzada antiperiodística. 

Las lecturas de domingo tratarán de ser un poco más amplias desde hoy. Otros temas, otros tópicos, nuevos autores, tal como nos piden los lectores para salir un poco de la medianía doméstica, que se profundiza con un notable autismo político y económico. Allá vamos.

En primer lugar, la política en los medios. Clarín llevó a su tapa la decisión del juez de La Plata Elvio Bautista Sagarra, quien suspendió la aplicación de la resolución 100 firmada por Julio De Vido y que decidía el cese de operación de Fibertel, la empresa de provisión de servicios de Internet de Calrín, en 90 días. El fallo beneficia a un millón de usuarios que podrán mantener su proveedor de Internet, asegura el diario.

El titular de la AFSCA, Gabriel Mariotto, anticipó que la medida judicial será apelada, lo que sigue enviando hacia arriba -cámaras y Corte- una cantidad importante de decisiones alrededor de todos los conflictos judiciales entre el Gobierno y el Grupo: Papel Prensa, Fibertel, ADN, Ley de Medios, etc.

“¿Otra martingala K en la provincia?”, se pregunta otra nota de Clarín con más especulaciones que información, firmada por Susana Viau, quien señala que los planes A y B del matrimonio Kirchner para retener el poder pasan inexorablemente por el territorio bonaerense. La nota da cuenta de las famosas colectoras que el ex presidente arma para alcanzar el 45% que necesita en el Conurbano para equiparar otros distritos, pero advierte que en ese caso, si el radicalismo saca el 40% con el arrastre de arriba, se queda con la provincia. El plan B, que ni la misma nota da como probable, es que Cristina vaya por la reelección y Néstor como candidato a gobernador, desoyendo todas las indicaciones médicas. En este punto, citando a “contactos frecuentes con la intimidad patagónica”, afirma que Cristina les dice a estos frecuentadores que la salud de su marido no permitiría un trajín como el que se propone y que él, “a regañadientes”, aceptaría trasladar a la política ese diagnóstico.

El panorama político de Clarín, por segundo domingo consecutivo a cargo de Julio Blanck, aporta un dato velado pero fundamental. “La furia, respuesta ante la adversidad” es el título, que anticipa la clave del momento político que atraviesa el oficialismo. Esa “furia” se vincula con algo que Blanck no cuenta pero sobrevuela una frase a mitad del panorama, después de explicar la crisis derivada del enfrentamiento entre el Ejecutivo y la Suprema Corte por el llamado “caso Sosa”. Dice el columnista: “Algo pasó entre la resistencia sorda con que Santa Cruz, desde los tiempos de Kirchner, se había negado a cumplir la orden del Tribunal, hasta esta ofensiva abierta y descomedida contra la Corte.

“Ese algo es la aparición, también en el terreno judicial, de impedimentos severos para que los Kirchner puedan llevar adelante todos sus propósitos.

“La reacción kirchnerista ante la adversidad es la furia. No están haciendo con la Corte nada que no hayan hecho antes contra sus opositores políticos, la prensa que no se les subordina o los sectores económicos y sociales que rechazan la asfixia del discurso único y el áspero control oficialista.”

Los “impedimentos severos” a que hace alusión Blanck se traducen en el silencio del Máximo Tribunal sobre el famoso artículo 161 de la Ley de Medios, que ha ido y venido en las últimas semanas entre los despachos de los siete ministros hasta el punto de haber agotado la paciencia de los Kirchner. El único voto favorable a la postura del Gobierno, según revelaron a Gaceta Mercantil fuentes inobjetables, es el de Eugenio Zafaroni, quien tendría la impresión de que otro de los jueces apoyaría, con argumentos distintos, la constitucionalidad de ese artículo. Pero nada más. Cuando Zanini afirma que “para esto no los pusimos”, también se refiere a este tema. O, principalmente.    

Más adelante, Blank cita al presidente de la UCR y senador Ernesto Sanz, quien afirma que en el Consejo de la Magistratura los K “perdieron la mayoría pero no el poder de veto y con eso siguen manejando la elección y la sanción de los jueces”. En verdad, hacen falta dos tercios allí para cualquiera de estos dos trámites fundamentales. Son 9 votos sobre los 13 integrantes del Consejo. El oficialismo, éste o el que venga, según la actual composición tiene 5 representantes. En consecuencia, nunca habrá dos tercios de pura oposición. “‘Ahora vamos a poder mover los temas que el kirchnerismo tiene bloqueados, pero hay que modificar la ley y eliminar el poder de veto del oficialismo de turno’, advierte Sanz, aún sabiendo que el próximo inquilino de la Casa Rosada puede ser un radical”, agrega el analista.

En La Nación, dos análisis en apariencia contrapuestos. Mariano Grondona clama, casi con inocultable admiración, que “alguien descifre el código genético” de Néstor Kirchner porque, según entiende, esa será la única manera de liberarse de alguien que se maneja con estructuras y razonamientos “insólitos” para la política vernácula. “mientras alguien no consiga desentrañar las raíces de un carácter que no es negociable, que es irrenunciable porque es más fuerte que su propio portador, el ex presidente continuará siendo el hombre fuerte de la Argentina”, afirma sin pudor el controvertido analista, que por una vez dejó tranquilos a los griegos.

En cambio, Joaquín Morales Solá, como lo viene haciendo hace varias semanas, insiste en augurar el fin de los tiempos para el kirchnerismo. En “El último recurso de los Kirchner” el analista afirma que ex presidente entiende que la única llave para mantenerse en la cima es poder mostrarse ante el peronismo como vencedor ante la Corte Suprema de Justicia y los medios de comunicación. En ese caso, el PJ “bajaría la cabeza”, anticipa. “Quizá no sea una estrategia errada, pero tiene un problema sin solución: carece de posibilidades de concretarse. Abandonado por los empresarios con fina percepción de los cambios políticos y en manos de funcionarios chambones y de gremialistas codiciosos, los Kirchner necesitan, en efecto, un cambio urgente de las reglas del juego”, agrega. Morales Solá relata que hasta los ministros considerados “moderados”, como Carlos Tomada, cambiaron “los hábitos de paloma por los de halcón”, lo que para el columnista demuestra la pérdida de la confianza en la posibilidad de retener el poder en 2011.

Para JMS, “vencer a los medios”, la segunda prioridad de los Kirchner, tiene íntima relación con la primera, la de doblegar a la Corte. ¿Por qué? Solá responde: “En días recientes, durante una reunión con editores de diarios del interior, Néstor Kirchner, que no frecuenta la estratósfera discursiva de su esposa, se explayó con un pensamiento que podría esconder la clave de todo: Los diarios siguen fijando la agenda informativa del resto de los medios y lo seguirán haciendo por mucho tiempo, se sinceró. Los diarios son, así las cosas, la matriz originaria del periodismo que no le gusta”. Y en esa misma reunión, añade, “Cristina y Néstor Kirchner reflotaron un término de los años setenta, ‘sustitución de importaciones’, para anunciar lo que quieren hacer con el papel para diarios. Cerrarán seguramente la importación de ese insumo básico (abierta ahora) y el Estado se hará cargo del suministro del papel a los diarios. Es imposible una noticia peor para el periodismo independiente”, avizora.

Un comentario, apenas, para la nota de tapa de “Noticias” de esta semana: un reportaje a Julio Saguier, presidente de la Sociedad Anónima La Nación, quien por primera vez es portada de un medio y en un reportaje denuncia que Lidia Papaleo, viuda de Graiver, le reveló en mayo que el Gobierno le había ofrecido dinero para que involucrara a La Nación y Clarín con la apropiación ilegal de Papel Prensa. Saguier, sugestivamente, deberá declarar el próximo miércoles en La Plata en la causa que se inició por este caso ante la presentación del Ejecutivo. El titular de La Nación esperó hasta agosto para dejar constancia en un acta ante escribano lo que escuchó a Papaleo. Lo que indica que, a un mandoble, por más artero que sea, le corresponde otro igual. Un triunfo el kirchnerismo.    

Otra lectura interesante es la de un habitué de esta sección, Alfredo Zaiat, columnista económico de Página/12, quien esta semana hace un análisis del perfil de la deuda pública que, aunque contiene datos conocidos en el mundo de los economistas, se destaca porque los ordena de una manera que deriva en un pensamiento original. Advierte que apenas una tercera parte de esa deuda está en manos de privados en el mercado, y que casi el 50 por ciento es contra organismos y agencias del Estado. Todo lo cual obliga a revisar “los pasados esquemas de análisis de las condicionalidades de la deuda sobre la política económica”, señala Zaiat en su nota titulada “La mitad”.

Y para el final, un artículo, “Internet”, de José Natanson, en Página/12. El autor se hace una serie de preguntas absolutamente pertinentes y trata de contestarlas. “¿Cómo está afectando el boom de las nuevas tecnologías a la política? ¿Cuál es la influencia real de Internet y sus mil derivaciones –las páginas y los blogs, los foros virtuales, las redes sociales tipo Facebook o Twitter–? ¿Y qué pasa con todo esto en la Argentina de hoy?”

Vale la pena recorrer con él este nuevo escenario. Pero no todas las preguntas tienen respuesta y cada lector verá con qué respuestas está de acuerdo y con cuáles, definitivamente no.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

A las duchas: Lionel Messi ganó un Martín Fierro con “¿qué mirás, bobo?”

El rosarino fue el ganador por una frase que quedará en la historia de los Mundiales y fue viral en todo el mundo.

Guerra del rating: El Trece evita el choque directo entre Pampita y Del Moro

"El hotel de los famosos" que conduce la modelo tuvo apenas un cuarto de la audiencia del "reality" de la "casa más famosa del mundo".

El Trece estrenó programación pero Telefé lo aplastó en el rating: renuncia en Telenoche y Suar en la mira

Gran Hermano cuadruplicó la audiencia que tuvo el debut de "El hotel de los famosos", la mayor apuesta del canal del Grupo Clarín.

El último video viral del año: “Argentina, qué país de mierda”

La portavoz de presidencia, Gabriela Cerruti, publicó en sus redes sociales el clip que rápidamente tuvo miles de reproducciones.