Hasta la victoria, Berni

Fecha:

Compartir

En el Museo Nacional de Bellas Artes extendieron la impecable muestra del maestro rosarino hasta el 3 de octubre.

El MNBA pensó tres grandes muestras para celebrar el Bicentenario y una de ellas fue dedicada a un solo artista: justamente elegido fue el gran maestro rosarino Antonio Berni, cuya exposición se extendió hasta el 3 de octubre por el notable éxito de público obtenido.

Esta muestra seleccionó una treintena de obras en el período abarca de 1931 a 1981, con lo más representativo de la obra, dividida de manera didáctica en varias secciones.

En la enorme sala donde se despliega esta exhibición hay un sector destinado a los retratos y un autorretrato, los personajes de grandes ojos y miradas tristes, de gran plasticidad.

Los años ’30 son los comienzos de un triste período de nuestra historia, la “Década Infame”, que se inicia con el golpe militar que derroca a Hipólito Yrigoyen; en el contexto mundial se da en el ’29 el crack de la Bolsa de Nueva York, que trae como coletazo una gran depresión económica, y a mediados de esa década se desata la guerra civil española, lo que aumenta y acelera la llegada de inmigrantes a la Argentina, lo que también coincide con un gran movimiento del campo a la ciudad y es el comienzo del asentamiento de las primeras villas.

Como hombre sensible que era, Berni asimiló cómo los cambios económicos y políticos afectan negativamente a la sociedad y a través de su propuesta estética eligió denunciar las injusticias por las que atraviesa gran parte de la población.

Hombre adherido al Partido Comunista, en las obras de este período hace una defensa activa en favor de los más desposeídos con grandes telas de arpillera en las que despliega imágenes orientadas a un realismo social emparentado con las imágenes y las técnicas del muralismo mexicano. Aquí, en la muestra del MNBA pueden verse dos obras emblemáticas de este período: “Manifestación” y “Chacareros”.

Berni crea dos personajes para contar la historia de quienes desde siempre quedaron fuera del sistema. Los personajes son “Juanito Laguna” y “Ramona Montiel”, el primero un niño que vive de lo que encuentra en el basural donde está su casa precaria, en el bajo Flores; la segunda, una provinciana que llega con la intención de trabajar como costurera, es tentada a sacarle provecho a su cuerpo y su juventud y finalmente se dedica a la prostitución.

El maestro realiza con collages tanto las series de Juanito como de Ramona, con elementos sacados de las mismas villas. Los trabajos resultan expresivos, con una gran carga de materia, pero no gozaron de críticas favorables en su momento cuando lo académico avalaba solo la belleza.

El artista habla de pobreza, de situaciones extremas que lejos están de ser bellas y los cuadros reflejan eso. Toma elementos del informalismo y de una tendencia del momento llamada figuración narrativa. Berni genera una coherencia entre el tema y los elementos que le dan vida.

En 1962 recibió el Gran Premio de Grabado de la Bienal de Venecia con estos personajes.

La de Antonio Berni es una muestra que permite sumergirse en la obra de este gran maestro y en el modo como fue acompañando e interpretando desde la imagen la historia de la Argentina.

“El arte es una respuesta a la vida. Ser artista es emprender una manera riesgosa de vivir, es adoptar una de las mayores formas de libertad, es no hacer concesiones. En cuanto a la pintura es una forma de amor, de transmitir los años en arte”, dijo en una entrevista unos días antes de morir, en 1981.

En Av. del Libertador 1473 hasta el 3 de octubre, de martes a viernes de 12.30 a 19.30 horas; sábados y domingos, de 9.30 a 19.30 horas. Entrada libre y gratuita.

www.carton-pintado.blogspot.com

 

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Nuestros carruajes y postas, según un futuro Papa

El 4 enero de 1824 desembarcó en Buenos Aires...

Increíble: hallan un vidrio con la figura de la diosa de Roma en obras de ampliación del Subte

Un extraordinario hallazgo arqueológico —un trozo de vidrio dorado...

Murió el diseñador español Paco Rabanne, un revolucionario de la moda

El modisto vasco de 88 años fue pionero en las pasarelas en el uso de materiales como el metal, plástico y papel, unidos mediante soldaduras y remaches.

La izquierda y la libertad

Los socialistas democráticos deben recuperar el concepto de libertad de los libertarios, asegura el autor.