El fútbol despide al 2021… anclado en el milenio anterior

Fecha:

Avances sociales, libertades individuales, diversidad de pensamientos… son cosas a las que todavía les cuesta ingresar a la cancha.

A un año de un avance fundamental logrado por la lucha feminista en Argentina –sanción de la ley del aborto– y con dos “vueltas al Sol” bajo una pandemia que demostró que para el Covid-19 no hay diferencias entre blancos, negros, amarillos, altos, bajos, gordos (un poco más afectados por la comorbilidad de la obesidad), flacos, ricos (pueden tratarse mejor pero se enferman igual) y pobres, el fútbol despide el 2021 con dos noticias que muestran que el mundo de la pelota sigue siendo un bastión de creencias o prejuicios que -lamentablemente- siguen enraizados en la sociedad.

Desde el último Mundial, el fútbol femenino en la Argentina ha dado varios pasos hacia adelante y aunque les falta muchísimo para estar a la par de sus colegas varones, las jugadoras pueden gozar de ciertos avances con respecto a años anteriores.

La profesionalización del fútbol femenino vino acompañada de la televisación en vivo de varios partidos del torneo local, algo impensado hace un lustro.

Sin embargo, la denuncia que la jugadora Maira Sánchez hizo luego de Navidad mostró otra cara que tristemente acompaña al deporte femenino en general: la discriminación por sexualidad.

Sánchez contó que la echaron de Rosario Central por haberse besado con una compañera en las instalaciones del club. Y que la decisión se la comunicó en los vestuarios la entrenadora Roxana Vallejos.

Rápidamente, sus compañeras y exjugadoras de la institución rosarina emitieron un comunicado apoyándola: “En reiteradas oportunidades hemos sufrido maltratos, amenazas, discriminaciones de género y hacia la diversidad sexual, actos que atentaron contra nuestra salud física y mental. También vulneraron nuestros derechos como trabajadoras y a muchas nos dejaron fuera del club o sin actividades”, sostuvieron.

El club reaccionó con su propio comunicado, en el que afirmó que la salida de Sánchez se basó “PURA y EXCLUSIVAMENTE en carácter deportivo”.

“El Club Atlético Rosario Central ha sido pionero en materia de género a través de su secretaría quien lleva años trabajando diariamente por una institución cada día mas igualitaria y jamás toleraría una situación de tales características en el vestuario de ninguno de sus planteles”, añade el texto.

“Ante esto, la institución se someterá a todos los organismos con competencia en la temática y buscará agotar todas las instancias para dejar aclarada en su totalidad la situación”, cierra el club.

La polémica muestra que la sexualidad sigue siendo el máximo tabú dentro del mundo del fútbol, también más allá de las fronteras argentinas. Este 2021 fue noticia el joven australiano Josh Cavallo por declarar abiertamente su homosexualidad mientras es futbolista profesional del Adelaide United. Muy pocos futbolistas han podido “salir del clóset” durante su carrera deportiva. El primero fue el británico Justin Fashanu, en 1990. Hace más de tres décadas, nunca fue aceptado en el mundo del fútbol. Ya retirado, fue acusado (la justicia lo declaró inocente) de abuso sexual y finalmente se suicidó en 1998.

A todo esto, en el anteúltimo día del año, el fútbol dio otra muestra de que “es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”, como decía el genial científico Albert Einstein. Es que el ministerio de Deportes de China anunció este jueves la “prohibición formal” a tener nuevos tatuajes a los futbolistas del seleccionado nacional.

Además, las autoridades aconsejaron “borrar” los tatuajes ya realizados o en todo caso tenerlos cubiertos durante entrenamientos o partidos. 

La medida será más estricta para los seleccionados juveniles ya que estará “estrictamente prohibido” citar a jugadores tatuados.

En la cerrada sociedad china, los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 no solo fueron una ventana al mundo que le permitió al gigante asiático ganar por primera vez el medallero. También, por primera vez, muchos chinos tuvieron contacto con otras culturas a través de esa ventana. Y uno de los impactos más fuertes fue ver a esos cuerpos espléndidos de los atletas cubiertos de tatuajes. Y en las tribunas, esos exóticos turistas que también lucían sus pieles cubiertas con dibujos y tintas.

El tatuaje es un arte milenario en el Lejano Oriente. Sin embargo, también se extendió durante siglos la costumbre de tatuar a esclavos o presos, para identificarlos. Por eso, en la actualidad quedó instalado que un tatuaje es una señal negativa para la persona que lo porta. ¿Acaso Lionel Messi no es el mejor futbolista del mundo con sus piernas totalmente tapadas de tatuajes? Parece que el fútbol, en muchos aspectos, sigue viviendo en el siglo pasado.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Atlético Tucumán recibe a Estudiantes para arrebatarle la punta a Boca

Si el "Decano" le gana al "Pincha" a partir de las 20.30, será único líder. Televisa la TV Pública.

Boca le ganó a Godoy Cruz y se subió a la punta de nuevo

El "Xeneize" llegó a los 39 puntos y superó a Atlético Tucumán (38), que el domingo enfrenta a Estudiantes.

Rubén Darío Insúa, la vuelta a las fuentes de San Lorenzo

El DT explicó sin pelos en la lengua los motivos de su enfrentamiento con Marcelo Tinelli.

Gimnasia perdió en Santiago y dejó pasar la chance de ser puntero del campeonato

El "Lobo" cayó 1-0 en visita a Central Córdoba sobre el final del partido.