Xi promete luchar por la “reunificación pacífica” con Taiwán pero sin abandonar “la opción” de las “medidas necesarias”

Fecha:

Compartir

En su discurso de apertura del XX Congreso del Partido Comunista (PCCh), el presidente Xi Jinping reiteró este domingo el compromiso de su país con el avance en el proceso de reunificación pacífica con Taiwán, aunque no descartó por completo la posibilidad del uso de la fuerza, informó la agencia oficial de noticias Xinhua

“Seguiremos luchando por la reunificación pacífica con la mayor sinceridad y el máximo esfuerzo, pero nunca prometeremos renunciar al uso de la fuerza y nos reservamos la opción de tomar todas las medidas necesarias”, enfatizó Xi, que recalcó que la cuestión de Taiwán es un asunto interno de Pekín que debe ser resuelto por el pueblo chino. 

En esta línea, el líder del gigante asiático aseveró que sus “compatriotas taiwaneses” no deben tomar estas declaraciones como una amenaza, dado que la advertencia no va dirigida “en absoluto” contra ellos, sino “únicamente” contra “la interferencia de las fuerzas externas y los pocos separatistas que buscan la ‘independencia de Taiwán'”. 

Paralelamente, Xi prometió que Pekín continuará promoviendo los intercambios culturales y económicos con los habitantes de la isla, al tiempo que instó a la gente “de ambos lados del Estrecho [de Taiwán] a trabajar juntos” para fortalecer los lazos. 

El discurso del mandatario chino sigue la línea de los principios expuestos en un libro blanco lanzado por el Gobierno en agosto en el que Pekín reitera su llamamiento a la reunificación con Taiwán bajo el modelo de “un país, dos sistemas“. El documento también insiste en que China se reserva “la opción de tomar todas las medidas necesarias” para alcanzar su objetivo. 

Las tensiones en torno a la isla se agravaron tras la visita en agosto de la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, y los viajes posteriores de otros congresistas de ese país, pese a las fuertes protestas de Pekín. 

Taiwán se autogobierna con una administración propia desde 1949, pero Pekín considera a la isla como parte irrenunciable de su territorio.

Por otra parte, la mayoría de los países del mundo reconocen a Taiwán como parte integrante de la República Popular China.

Por su parte, Washington no reconoce formalmente a Taiwán, pero mantiene una política de ambigüedad estratégica hacia la isla, reservándose el derecho a mantener relaciones especiales —incluyendo la venta de armas— con Taipéi, que, en su opinión, toma sus propias decisiones.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

El “negocio” del envío de armas a Ucrania: Europa del Este no fabricaba tantas desde la Guerra Fría

Por ejemplo, las exportaciones checas este año serían las más altas desde 1989, reveló el viceministro de Defensa, Tomas Kopecny.

Celso Amorim: “No podemos elegir ni un lado ni el otro” en la disputa entre China y EEUU *

El excanciller brasileño en los gobiernos de Lula analiza el contexto regional y global en un momento decisivo para el futuro político brasileño.

“El resultado del conflicto en Ucrania determinará la seguridad global del siglo XXI”, afirma el Pentágono

Según el secretario de Defensa de EEUU, Lloyd Austin, la operación militar de Moscú "socava el orden internacional basado en reglas que nos mantiene seguros a todos".

Sentimiento nacional y batallas por la memoria en Ucrania

La batalla que libran Rusia y Ucrania es también una batalla por la memoria histórica. Tras su independencia en 1991, luego de la caída de la Unión Soviética, Ucrania buscó apropiarse de símbolos y figuras de su pasado, a veces polémicos, mientras Rusia intentaba reducir el nacionalismo ucraniano a un simple colaboracionismo.