Terapia con células CAR-T: una innovadora técnica contra el lupus y el cáncer

Fecha:

Compartir

Un reciente estudio publicado en la revista Nature Medicine mostró resultados históricos en cuanto al tratamiento del lupus y la posible remisión de esta enfermedad autoinmune.

La investigación se realizó en cinco pacientes (cuatro mujeres y un hombre) en torno a los 22 años y una evolución de la enfermedad de cuatro años. Tenían un lupus refractario, es decir, que todos los tratamientos aplicados hasta el momento no lograban controlar la enfermedad.

“Al aplicar la técnica, luego de un seguimiento de un año, los pacientes no habían tenido rebrote de lupus”, dijo el uruguayo Ernesto Cairoli, investigador y especialista de enfermedades autoinmunes, a Zona Violeta.

“La característica más importante es que no estaban con tratamiento específico para la enfermedad y los autoanticuerpos característicos que muestran activador del lupus, Anti-ADN o Anti-DNA, se habían negativizado”, agregó el también responsable de la Unidad de Enfermedades Autoinmunes en el Hospital Evangélico y Casmu del Uruguay.

De todas formas Cairoli dijo que “no se puede hablar de curación definitiva pues la enfermedad es poligénica, donde se activan varias vías”. La más dañina es la producción de autoanticuerpos, pero hay otros aspectos que pueden no estar cubiertos y reactivarse, a largo plazo. Por eso se debe continuar el monitoreo del paciente.

La terapia de células T con receptores quiméricos de antígenos, conocida como CAR-T, se utiliza hace varios años en pacientes con cáncer. La Clínica de la Universidad de Navarra la aplica hace unos cinco años donde el doctor Felipe Prosper es director del área de terapia celular.

“Se toman los linfocitos del paciente, esos linfocitos se modifican genéticamente con este receptor CAR-T y se le vuelven a poner al paciente, y ya está”, explicó el especialista a Zona Violeta.

Es un tratamiento de una sola aplicación de una dosis a través de inyectable, de estos “medicamentos autólogos que lo que van a hacer es destruir el tumor. (…) Es una dosis de tratamiento con intención curativa”, agregó.

Actualmente trabajan con “pacientes con tumores hematológicos, que es donde la terapia es más efectiva”. Mientras que en el caso de los tumores sólidos “los antígenos deben ser específicos para el tratamiento” pues se puede reducir su efectividad.

Así como se ha probado con el lupus, , hay otros trabajos en marcha para determinar la efectividad de esta terapia en otras patologías como las cardíacas o el envejecimiento, según Prosper.

“Las aplicaciones pueden ser muchas porque en el fondo lo que te permiten es eliminar células de una manera dirigida. Y si esas células son la causa de la enfermedad, lo que podría es ayudarnos a eliminar la enfermedad”, agregó el experto.

En tanto desde Latinoamérica, si bien se observan estos resultados con expectativa, “aún falta un camino por andar” pues por tratarse de una técnica cara, podría llevar tiempo lograr su acceso a pacientes de la región, según el especialista uruguayo.

“Es una terapia tremendamente costosa. De entre 250.000 y 300.000 euros en cada paciente. Lo costoso es toda la parte de sintetizar el antivirus con el código que introduce esa molécula más toda la parte del cultivo celular”, explicó Cairoli.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Mal de Parkinson: descubren molécula que podría acercar a la cura

Científicos del Conicet de Tucumán lograron avances en estudios in vitro.

Una radiografía completa a la boca de los argentinos

El 90% de la población padeció o padece caries. Cómo evitar enfermedades bucodentales.

¿Qué es la gastritis erosiva, el cuadro que sufrió Alberto Fernández?

Es un cuadro bastante frecuente y puede causar sangrado, como ocurrió con el Presidente, aunque esto no es tan habitual.

Cáncer de mama. Nuevas estrategias: un “traje a medida” multidisciplinario

Es el tumor más frecuente en la Argentina y el tercero que más muertes provoca. Sin embargo, los avances científicos permiten conocer en forma detallada las características de cada caso y personalizar las terapias. Qué factores de riesgo pueden ser modificados y las principales medidas de prevención.