Escatológico hallazgo resulta una buena noticia para los pingüinos Emperador

Fecha:

Compartir

Una nueva colonia de pingüinos emperador fue descubierta en la Antártida gracias al hallazgo del excremento de esos animales sobre el hielo, que se divisó como una gran mancha oscura en las imágenes por satélite que analizaron científicos británicos.

Los investigadores calculan que la nueva colonia es de aproximadamente 500 individuos de esta especia en peligro de extinción. Se trata del grupo de pingüinos emperador número 66 en la costa antártica.

“Es un descubrimiento emocionante pero, aunque es una buena noticia, esta colonia es pequeña y se encuentra en una zona muy afectada por el deshielo”, advirtió Peter Fretwell, el investigador que dirigió el estudio, sin precisar el lugar exacto donde fue localizada.

Los científicos desarrollaron el proyecto de identificación de colonias de pingüinos gracias a un sistema satelital integrado en el marco del programa europeo sobre cambio climático Copernicus.

El emperador, el mayor de los pingüinos, que solo vive y se reproduce en la Antártida, fue clasificado como especie en peligro de extinción por la autoridad estadounidense de protección de la fauna.

El cambio climático y el deshielo antártico amenazan sus zonas de cría, mientras que la acidificación de los océanos afecta a las poblaciones de crustáceos de los que se alimenta.

Los científicos calculan que con el ritmo actual de calentamiento global casi todos los pingüinos emperador podrían desaparecer a finales de este siglo.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Imagen satelital muestra cómo se desprende un inmenso iceberg en la Antártida

La ruptura se originó tras la ruptura completa de la grieta Chasms-1.

En menos de 20 años, la humanidad verá un 40% menos de estrellas

El aumento del brillo del cielo nocturno provocado por la contaminación lumínica crece de manera sostenida.

Descubren por qué las ballenas crecieron hasta ser gigantes

Un estudio de la Universidad de Campinas, Brasil, detectó los genes del gigantismo en este tipo de animales.

La ONU espera la plena recuperación de la capa de ozono en 40 años

El PNUMA estima que lo hará en 2066 en la Antártida en el 2045 en el Ártico.