EEUU es el mayor ganador en medio del caos energético mundial, señalan expertos

Fecha:

Tras el corte indefinido del suministro de gas a través del gasoducto Nord Stream 1, la Unión Europea (UE) tendrá que aumentar las importaciones de gas natural licuado (GNL) procedentes de suministros alternativos a cara del invierno boreal, lo que convierte a EEUU en el mayor ganador de la crisis en Ucrania, según los expertos citados por “The Global Times”.

El gigante energético ruso Gazprom anunció que el Nord Stream, detenido previamente durante tres días por mantenimiento programado, no podía reanudar su funcionamiento debido a problemas de equipamiento en la única unidad que estaba en funcionamiento.

El gasoducto es una arteria clave que transporta el suministro de gas ruso a Europa. Sin embargo, tras detectarse una fuga de aceite en su estación de compresión de Portóvaya, Gazprom dijo que el oleoducto debía cerrarse “hasta que se hayan rectificado todos los fallos del equipo”.

Desde junio, la empresa ha reducido los suministros a través de Nord Stream 1 al 20% de su capacidad, culpando a las sanciones impuestas por Occidente de interrumpir las operaciones rutinarias y el mantenimiento del gasoducto.

Por su parte, la UE tuvo que aumentar las importaciones de EEUU a toda costa, lo que ha generado unos beneficios sin precedentes para los proveedores de gas estadounidensesdeclaró Lin Boqiang, director del Centro de Investigación de Economía Energética de la Universidad de Xiamen.

Según los datos de Refinitiv, durante la primera mitad de este año EEUU exportó a Europa 39.000 millones de metros cúbicos (bcm), para comparar, durante todo 2021 las exportaciones a Europa ascendieron a los 34 bcm.

“Esto habría sido impensable en el pasado en el sentido de que los precios del GNL estadounidense son claramente mucho más altos que los precios del gas del gasoducto ruso debido a los costes de transporte, pero ahora la crisis de Ucrania lo ha hecho real”, señaló Lin.

Señaló que los precios de la energía seguirán siendo elevados hasta que se complete esta reestructuración, lo que ejercerá más presión sobre la recuperación económica mundial.

“Resulta que EEUU es el que más ha ganado con la crisis energética al abrir un enorme mercado para los proveedores de gas estadounidenses, reforzando su control sobre Europa”, declaró un experto en asuntos internacionales de Pekín citado por el periódico chino.

“En otras palabras, el panorama energético mundial está sufriendo una enorme reestructuración debido a factores geopolíticos, acompañada de precios disparados y escasez de suministro”, agregó el especialista. Washington creó la crisis ucraniana, pero ahora se ha convertido en el mayor ganador sentado al otro lado del océano y sacando provecho de la crisis, dijo Zhao Lijian, portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores de China.

Zhao agregó que está al tanto de los informes que indican que la diferencia entre los precios del gas en los mercados europeos y estadounidenses es ahora de hasta diez veces superior, un récord.

Inflación disparada

“Incluso con las costosas importaciones de GNL de EEUU, puede ser difícil para la UE evitar enfrentarse a una inflación disparada, a la escasez de energía y a las interrupciones de la producción en el próximo invierno, cuando la demanda de energía suele repuntar bruscamente”, advirtió Lin.

Para satisfacer su demanda, la UE necesita más barcos de GNL y más instalaciones de almacenamiento de gas para hacer suficientes ahorros a largo plazo.

“Para ahorrar tiempo de construcción, Alemania está convirtiendo los barcos de GNL en unidades de regasificación de almacenamiento flotante, pero será difícil terminar el trabajo este invierno”, acotó el analista,

Los “traders” mundiales de GNL han realizado un notable número de pedidos de buques de GNL. Por ejemplo, Hudong-Zhonghua Shipbuilding, con sede en Shanghái, recibió este año encargos de buques de GNL equivalentes a los de los últimos veinte años juntos, reveló una fuente de la compañía.

Con el objetivo de fortalecer a las tropas ucranianas, la Administración de Joe Biden solicitó al Congreso una ayuda económica extra para el gobierno de Volodímir Zelenski.

Aunque hace tres meses el Senado ya había aprobado el envío de 40.000 millones de dólares en ayuda humanitaria y financiera a Ucrania, Washington insiste en respaldar a Kiev en el conflicto que mantiene con Moscú desde el 24 de febrero pasado. Esta vez, el presidente Biden pidió una ayuda a largo plazo, contemplada para ser entregada en el primer trimestre de 2023.

En un contexto de inflación en niveles récord y de una profunda polarización y crisis política interna, Washington se adentra todavía más en las tensiones que ocurren en Europa del Este, las cuales han provocado un alza en los precios de los energéticos y han disparado todavía más las presiones inflacionarias a nivel mundial.

La cantidad que pidió la Casa Blanca en esta ocasión fue de 11.700 millones de dólares, apenas dos semanas después de que el Pentágono anunciara que destinaría apoyo militar a Kiev por 755 millones de dólares.

“El presidente Biden ha dejado claro que Estados Unidos está comprometido con seguir ayudando a la población de Ucrania en la defensa de su soberanía. Para cumplir ese compromiso, solicitamos 11.700 millones para asistencia económica y de seguridad para el primer trimestre del año fiscal 2023”, aseguró la Casa Blanca en un comunicado.

Grifo abierto

La ayuda militar y financiera a Ucrania no se ha detenido desde hace seis meses, cuando comenzó la invasión rusa al sur del país. En mayo pasado, el Senado estadounidense aprobó  40.000 millones de dólares de ayuda, pero en marzo había autorizado otro paquete por 13.600 millones.

Si se suman esas cantidades a los 11.700 millones de dólares que están próximos a aprovarse, se obtiene un resultado final de 65.300 millones de dólares, una cantidad casi tres veces mayor a la que piensa pedir la propia Casa Blanca (22.400 millones de dólares) para desarrollar tratamientos contra el Covid-19 y prevenir las consecuencias de una posible nueva variante del virus, según admitió Shalanda Young, la jefa de prepuesto de la Administración Biden.

Hace unos días, el diario estadounidense The Wall Street Journal informó que existe una preocupación en la cúpula de las Fuerzas Armadas de que el arsenal enviado a Ucrania agote las reservas de municiones de Estados Unidos.

“En las últimas seis semanas, Estados Unidos ha proporcionado a Ucrania 16 lanzacohetes, llamados Himars, una gran cantidad de armas, drones, misiles y otros equipos. Mucho de eso, incluidas las municiones, provienen del inventario de Estados Unidos, lo que agota las existencias destinadas a amenazas imprevistas”, informó el medio estadounidense.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Esta es la red de gasoductos a China con la que Rusia quiere reemplazar a Europa como su primer cliente

"A priori" parecería que ambas potencias pueden llegar a entenderse y convertirse en grandes socios comerciales, sobre todo en un momento en el que las dos enfrentan una relación difícil con Occidente.

¿Para qué y por qué EEUU se opone a que la OPEP+ baje la producción de petróleo?

Los analistas esperan que la decisión se tome en una reunión de la organización que tendrá lugar este miércoles.

La rusa Gazprom reanudó el suministro de gas a Italia a través de Austria

Según informó el gigante energético, junto con los compradores italianos se logró encontrar una solución a los cambios regulatorios que entraron en vigor en Austria a finales de septiembre.

La UE debate medidas de emergencia para frenar el precio de la energía

Reducción de la demanda, tope de beneficios a algunos productores, precios máximos y subsidios a hogares son algunas de normas que se discuten.