Presentaron el nuevo esquema de subsidios en tarifas de luz, gas y agua

Fecha:

El ministerio de Economía, a través de la secretaría de Energía, anunció este martes los detalles del nuevo esquema de subsidios al consumo de gas y electricidad, que incluye la segmentación de acuerdo a los ingresos de los usuarios con una diferenciación de acuerdo a la región del país, y un tope de referencia para incentivar la eficiencia y el ahorro energético.

La secretaria de Energía, Flavia Royón, afirmó que el esquema de segmentación de tarifas que aplicará el gobierno nacional “es una política distributiva con sentido social”, y consideró que “hay que darle subsidios a quien realmente los necesita”.

Durante una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda para dar a conocer los nuevos valores de los servicios de luz, gas y agua, la funcionaria aseguró además que en la Argentina “hay que instalar el uso racional de energía”.

Royón dijo que “el aumento promedio en materia de energía, sumando electricidad y gas, va a estar alrededor de 1.200 pesos” y detalló que “un hogar promedio se estima que debería consumir 250 kilovatios hora por mes y el corte que se hizo es en 400”.

Por su parte, el subsecretario de Hidrocarburos, Federico Bernal, dijo que la quita de subsidios en el consumo de gas se hará “en tres etapas” que serán en septiembre, noviembre y enero con “aumentos progresivos”.

Al respecto, Royón precisó que si bien en principio se había previsto quitar los subsidios en tres tramos iguales, se tomó la decisión de que el primer tramo será de 20% y el 80% restante en las dos etapas restantes posteriores, porque se prevé que “los costos van a tender a bajar y va a ser mas accesible para la gente”.

En tanto, el subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti, dijo que “con esta medida logramos acercarnos al orden fiscal que necesitamos en materia de subsidios”.

“Se busca incentivar el ahorro del recurso, no llegando a medidas tan drásticas como están tomando algunos países”, afirmó.

En el caso del gas natural, un total de 269.725 hogares no solicito continuar con el subsidio, y se categorizan como “nivel 1”. En tanto, 2.880.090 usuarios quedaron en el nivel 2, aquellos que se ubican en la franja de menores ingresos y donde provisoriamente se incluirán beneficiarios de la tarifa social. Por su parte, 2.599.550 usuarios quedaron agrupados en el nivel 3, ya que corresponden a hogares de ingresos medios.

Para los usuarios de nivel 3 se subsidiará un volumen equivalente al 70% del promedio de los umbrales mínimo y máximo de cada categoría y subzona. El excedente a esos topes —que varían según la zona del país— no va a tener subsidio.

Los aumentos para los Niveles 1 y 3 se aplicarán gradualmente en tres bimestres (a partir de los consumos del 31 de agosto, octubre y diciembre).

Por ejemplo, para el caso del nivel de más ingresos (Nivel 1), con una factura de $1.650 en junio, se incrementará $338 en septiembre, $468 en noviembre y $649 en enero de 2023. Esto sería $1.455 de incremento en total y la factura final en enero pasará a $3.105 (un 88% más con respecto a junio), siempre en valores promedio.

En el caso de la electricidad, un total de 399.156 usuarios perderán la totalidad de los subsidios. A los usuarios de nivel 3 se les quitará el subsidio luego del umbral de los 400 kilovatios de consumo.

Mientras tanto, en el caso del agua, los usuarios del nivel alto sufrirán una quita total del subsidio desde el 1 de noviembre. Unos 3,5 millones de usuarios de agua perderán la totalidad de los subsidios a partir de noviembre.

La titular de Aysa, Malena Galmarini, señaló que “en el caso del agua en promedio el aumento entre noviembre y junio del año que viene será de 1.000 pesos”.

La quita de subsidios a usuarios no residenciales “será en dos pasos, primero se sostendrá el 40% (del subsidio), luego el 20% para llegar a marzo del 23 con el 0%”, explicó la funcionaria.

Galmarini señaló que “los no residenciales son 9% de los casos, pero implican un 30% de la facturación anual y los residenciales un total de 69%”.

Los usuarios residenciales tendrán una quita o reducción de subsidios según su nivel socioeconómico (NSE), por lo cual los más altos dejarán de percibirlo en su totalidad, con una primera etapa a partir del 1° de noviembre del 40%, y otra a partir del 1° de enero del 2023 del 20%, para llegar a marzo 2023 sin subsidio.

Mientras que el nivel zonal medio y medio bajo tendrá una quita del 45% a partir del primero de noviembre, en enero el 30% y en marzo el 15%.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Terminó el “dólar soja”: el BCRA acumuló US$ 4.968 millones en reservas durante septiembre

En todo el mes se liquidaron US$ 7.678 millones, muy por encima de los 5.000 millones estimados por el Gobierno al momento de entrada en vigencia de la medida.

Conflicto del neumático: acuerdo salarial con 10% por encima de la inflación

Los trabajadores lograron una recomposición de 66% para el actual período y un aumento de 73% para el 2022/23.

La Bancaria acuerda una paritaria 2022 del 94% de aumento salarial

Además, por el Día del Bancario los empleados recibirán un bono desde 185.500 pesos.

Plata: Por qué es una inversión estratégica

La plata puede ser un activo estratégico dentro de carteras de múltiples activos eficientes, subrayó The Silver Institute.