Ante la “Messimanía”, el básquet defiende lo suyo: “Ginóbili es el mejor deportista argentino de todos los tiempos”

Fecha:

Compartir

Tras haber ganado el Mundial con la Selección Argentina, la “Messimanía” por el mejor futbolista del mundo se desató en el planeta. Haber levantado la Copa de la FIFA lo pone, para la mayoría, ya sin discusiones por encima de Diego Maradona o Pelé en la historia del deporte más popular de la Tierra. Y por ende, lo transforma en el mejor deportista de la humanidad.

En este marco, hoy Messi gana en todas las encuestas. Hasta hubo una encuesta que arrojó que el 43% de los argentinos lo votaría para presidente del país. Y un 17% tal vez lo haría. Sin dudas, haber ganado el Mundial le hizo olvidar, por ejemplo, a ese 60% de argentinos que Messi fue condenado por evasión en España, un hecho que ningún político de carrera podría esquivar a la hora de candidatearse.

Pero el que no olvida es el entrenador de básquetbol cordobés Rubén Magnano, campeón olímpico en Atenas 2004, quien en medio de la “Messimanía” afirmó que el exbasquetbolista Emanuel Ginóbili es el “mejor deportista argentino de todos los tiempos”.

“Es un ícono, es un referente. Yo tengo un concepto muy especial sobre él. Para mi fue el deportista argentino de todos los tiempos. Por todo lo que hace al concepto de lo que es un deportista”, aseguró el ahora entrenador de la Selección de Uruguay en el programa por streaming “Centro a la olla” este miércoles.

“Es un elemento muy especial, una persona extremadamente especial. Todo lo que viví al lado de él lo hace especial también. Es un personaje bastante único”, explicó.

Magnano no habló en contra de Messi. Eso está claro. Pero bien vale el juego de la comparación. Messi batió casi todos los récords habidos y por haber en el fútbol y en Qatar cosechó marcas que serán muy difíciles de volver a romper. ¿Y Ginóbili?

“Manu” es el único basquetbolista latinoamericano en ganar un campeonato en la NBA en EEUU (consiguió cuatro), la Euroliga y tener medalla de oro olímpica. Justamente, ese oro olímpico es el único que EEUU no pudo ganar desde 1992 hasta la fecha, que es cuando comenzaron a competir las megafiguras de la NBA en ese torneo.

Ginóbili lideró a la Selección que fue la primera en ganarle al “Dream Team”, en el Mundial de Indianápolis 2002, donde Argentina salió subcampeona. Tal vez la mayor hazaña de la historia del deporte, solamente comparable al “Maracanazo” de Uruguay a Brasil en el Mundial de Fútbol 1950. O a la actuación del afroamericano Jesse Owens y sus cuatro oros olímpicos frente a Hitler en los Juegos de Berlin 1936.

Y Ginóbili, además, llevó a su equipo a ganarle otra vez a EEUU en los JJOO de Atenas 2004, convirtiendo a la “Albiceleste” en el único combinado de la historia en derrotar dos veces a los NBA estadounidenses.

“Manu” tiene el porcentaje de victorias del 72,1% en la NBA, el más alto de la historia de la liga estadounidense entre los jugadores con al menos 1.000 partidos disputados.

Al igual que Messi, “Manu” es perseguido por las marcas por su imagen de deportista limpio y correcto dentro de la cancha, con una familia ejemplar en su vida privada. ¿Cuál es el mejor? Por suerte, los dos son argentinos.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

¿Kylian Mbappé picando en La Paz?: El sueño de Alberto Fernández para 2030

El Presidente quiere sumar a Bolivia a la presentación de los países del Cono Sur para organizar la Copa del Mundo de ese año.

Oficializaron la candidatura argentina para organizar el Mundial 2030 junto al resto del Cono Sur

La definición de la sede se producirá en el 74° Congreso de la FIFA a celebrarse en 2024. La dupla España-Portugal, que podría sumar a Ucrania, también se postula.

“Ni los 121 millones…”: la “bienvenida” a Enzo Fernández en la Premier

El Daily Mail también publicó una fuerte frase para el flamante propietario del club de Londres. "A Boehly le bajaron los pantalones".

Bombazo de Messi sobre el Mundial 2026: “Mientras me sienta en condiciones, lo voy a hacer”

El capitán de la Selección argentina revivió la consagración en Qatar. "Estaba escrito, era el final de una película con final feliz. Estaba seguro que Dios me iba a regalar un Mundial", afirmo en una entrevista con Olé.