A diferencia de CFK, ¿por qué Lula puede volver a la presidencia sin “testaferro”?

Fecha:

Compartir

Por G. Conte y S. Montiveros

Para el exministro de Justicia de Brasil José Eduardo Cardozo, Lula da Silva va a ser el próximo presidente de Brasil y se anima a anticipar cuáles serán sus primeras acciones al asumir el potencial tercer mandato. Así lo manifestó en una entrevista con “Tormenta de Ideas”, por radio Nihuil.

“Lo primero que hay que hacer en Brasil es pacificar y Lula tiene la percepción de ello. Dialogará con todas las fuerzas democráticas para que Brasil tenga cohesión; con la izquierda y con la derecha, con los trabajadores y con el mercado“, dijo Cardozo, y acusó a Bolsonaro de ser un “loco”.

Ahora bien, ¿por qué Lula puede volver a ser presidente y Cristina Kirchner tuvo que elegir a otra persona en 2019? “Porque Lula fue a la cárcel por años. Eso tiene una carga política muy fuerte. Cristina sufrió injusticias y otras cosas, pero no quedó en la cárcel“, respondió el dirigente del PT.

Expresó su visión sobre un eventual gobierno de Lula (cada vez más posible por los apoyos que recibió tras la primera vuelta. RdR), el rol de Dilma Rousseff (Cardozo es su abogado) y qué relación tendría Brasil con Argentina si gana el PT (en la segunda vuelta) y Juntos por el Cambio en 2023.

-¿Qué representaría para Brasil el posible triunfo de Lula da Silva en las elecciones?

-Sería un cambio importante y una situación que quedaría en la historia de Brasil. Estoy convencido que en 2016 el juicio político contra Dilma Rousseff fue un golpe de Estado, y desde entonces Brasil tuvo situaciones muy complejas, difíciles. Entonces, si Lula es de nuevo presidente, tenemos que hacer un reajuste democrático, un consenso de que no debe haber más golpes contra la democracia.

Cardozo fue ministro de Justicia de Dilma Rousseff y luego su abogado personal. 

-¿Qué protagonismo tiene hoy Dilma Rousseff? No se la ha visto en la campaña del Partido de los Trabajadores (PT).

-Dilma tiene un papel muy importante porque hoy se tiene muy en claro que fue una mujer que sufrió una injusticia muy fuerte, lo que tiene una dimensión simbólica muy importante para los brasileños; sufrió mucho por ser una mujer con una carga histórica de opresión en Brasil. Creo que ahora, como se sabe que todos los procesos contra Dilma no tenían sustento y que hubo un golpe en su contra, ella en sí tiene una dimensión simbólica.

Jamil Mahuad: “Cuando veo la Argentina, tengo un déjà vu del Ecuador de hace 22 años”

-En Argentina, para volver al poder Cristina Kirchner tuvo que elegir a otra persona para que sea candidata a presidente. ¿Por qué Lula sí tiene chances reales de ocupar nuevamente la presidencia y Cristina Kirchner no la tuvo?

-Son situaciones distintas. Por ejemplo, Lula fue a la cárcel por años y después se demostró que era una decisión arbitraria del juez (Sergio) Moro. Eso tiene una carga política muy fuerte. Cristina sufrió injusticias y otras cosas, pero no quedó en la cárcel. Lula puede ser en sí un símbolo para retomar el proceso que inició cuando sacó a millones de brasileños de la pobreza.

-¿Entonces fue un error político de la oposición a Lula haber pedido la cárcel al expresidente?

-Exactamente. Cuando se hicieron públicos los diálogos de Sergio Moro (exjuez y exministro de Justicia de Jair Bolsonaro) que demostraban que tomaba decisiones selectivas para atacar a Lula y el PT, la Suprema Corte anuló todos los procesos. Estas situaciones tremendas tienen una carga simbólica muy fuerte, fue una situación personalísima contra Lula, y volver a la presidencia sería muy importante para la democracia brasileña.

-En muchos países los electorados están muy dispersos, sociedades muy cambiantes. En Brasil, ¿gana Lula o pierde Bolsonaro?

-Las dos cosas, los dos factores. Primero, si Lula vuelve a ser presidente, tendremos una referencia histórica muy importante. Pero Bolsonaro también es responsable de esta situación; sus actos irracionales, su postura fascista generan rechazo de la gente. Entonces, la reelección de Bolsonaro no es querida por las personas, por su autoritarismo, porque es loco, porque no tiene postura de presidente.

-Vemos a un Lula más moderado, cercano a los mercados, y por otro a un Lula que critica al presidente Fernández por arreglar con el FMI. ¿Con qué Lula nos vamos a encontrar si gana?

Lula y Cardozo.

-En política se hace lo que se puede hacer, ese es el pensamiento de Lula. Los factores de poder pueden impulsar transformaciones rápidas, o hacer que sea más moderado. Lula capta muy bien las fuerzas políticas del momento histórico que se vive. Si la coyuntura brasileña permitiría transformaciones más aceleradas, Lula lo hará. Pero si los factores reales de poder no permiten que se haga rápidamente, él dialogará con la sociedad para tomar las posturas correctas. Lula es una animal político de gran percepción de la realidad y sabe encontrar la respuesta correcta para el momento histórico correcto.

-Los gobiernos “progresistas” que están volviendo al poder, se encuentran con un contexto muy distinto al de comienzos de los 2000, especialmente en materia económica. ¿Qué hará Lula? ¿Habrá, como en Argentina, un ministro de Economía de centro derecha como Sergio Massa?

-En realidad, lo primero que hay que hacer en Brasil es pacificar, es fundamental. Lula tiene la percepción de ello y que deberá dialogar con todas las fuerzas democráticas para que Brasil tenga cohesión. Bolsonaro, todo el tiempo, hace la guerra, esa es su política. Lula tiene que hacer lo opuesto. Tiene que permitir que las instituciones sean el lugar de debate, no las calles. La principal tarea será ratificar la democracia de las instituciones y respetar la pluralidad. Eso dará estabilización al país. Terminar con el fascismo y el autoritarismo.

-Lo mismo que decía Alberto Fernández en 2019, que venía para terminar con la grieta, pero hoy la división es más profunda en Argentina.

-Yo creo que Lula, con toda la experiencia que tiene y la fuerza social que tiene, está en condiciones de hacerlo. Dialogar con la izquierda y con la derecha, con los trabajadores y los mercados. Puede hacerlo. Lula es un maestro en relación a esto.

-Si gana Lula y en Argentina gana la oposición al peronismo, ¿habrá diálogo y proyectos en común entre Brasil y Argentina?

-Antes, con Lula en la presidencia, ambos países tenían excelente relación. El Gobierno argentino tiene la necesidad de tener un “parcero” como Brasil, y viceversa. Lula tuvo diálogos con todos los países cuando fue presidente, lo hizo con Estados Unidos cuando gobernó George W. Bush y cuando gobernó Barack Obama, por ejemplo. Él tiene una política internacional dialoguista. La política internacional de Brasil volverá a tener la misma dimensión, poco a poco, que tuvo cuando fue por primera vez presidente. Y la relación con Argentina tengo clarísimo que será de primera calidad.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

El kirchnerismo presentó un proyecto para estatizar siete represas hidroeléctricas

La iniciativa del senador Oscar Parrilli advierte que las concesiones concluyen en 2023.

Procesaron a Luis Etchevehere y a su madre por el vaciamiento de “El Diario” de Paraná

El exministro de Macri es acusado por presunta administración fraudulenta..

El “negocio” del envío de armas a Ucrania: Europa del Este no fabricaba tantas desde la Guerra Fría

Por ejemplo, las exportaciones checas este año serían las más altas desde 1989, reveló el viceministro de Defensa, Tomas Kopecny.

A pesar de la sequía, en 2023 ingresarían más de U$S 40.600 millones

La mayor siembra de soja compensaría una posible caída de los precios internacionales y los dólares ingresarían fuerte a partir de fines de marzo.