Aumentos segmentados de la luz se aplicarán en 13 barrios porteños y 566 countries

Fecha:

Cerca de 500.000 viviendas perderán los subsidios en once zonas de Capital y dos del Gran Buenos Aires. Los aumentos serán de entre 15 y 30 por ciento.

El ente regulador de las empresas de distribución eléctrica (ENRE) le envió al ministerio de Economía un esquema para aplicar la segmentación de tarifas que, en una primera etapa, incluirá a 487.000 hogares del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que perderán parte de los subsidios. 

El Estado subsidia más del 65% del costo de la energía eléctrica y busca reducir ese porcentaje para cumplir con lo preacordado con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Gobierno estima que los residentes de algunos barrios de la Ciudad y el Conurbano cuentan con suficientes recursos como para no seguir siendo beneficiarios de subsidios estatales.

El precio de la energía es el mayor componente en las boletas de luz y el Ejecutivo decidió que los costos de generación eléctrica se trasladen “parcialmente”.

La audiencia pública para establecer las nuevas tarifas se celebrará el 17 de febrero y la subsecretaría de Energía Eléctrica avisó que el aumento tendrá un techo del 20%, pero los hogares que perderán subsidios afrontarán incrementos mayores.

En el trabajo del ENRE, del total de 487.000 usuarios residenciales que dejarán de estar subsidiados, 67.800 provienen del Gran Buenos Aires, de los cuales 48.000 466 viven en countries y urbanizaciones cerradas.

“Cuentan con un conjunto de características que las vuelven accesibles sólo para sectores de altos ingresos”, y son “zonas compactas y homogéneas en las que los inmuebles presentan un mayor valor inmobiliario relativo”, según señala el informe del ENRE.

Más de tres cuartas partes de los hogares que podrían perder subsidios en el distrito porteño están en Puerto Madero y en gran parte de los barrios de Recoleta, Palermo, Belgrano y Núñez, una parte de Colegiales, algunas manzanas de Villa Urquiza, Retiro, Saavedra y Villa Devoto y una zona de elevado valor en Caballito, según el trabajo.

En el Gran Buenos Aires se identificaron 67.800 usuarios que viven en la zona del Bajo de los partidos de Vicente López y San Isidro.  

Los residentes en esas áreas que consideren que deben seguir manteniendo los subsidios podrán reclamar completando un formulario en el que deberán demostrar que no “cuentan con la capacidad económica para afrontar el costo pleno de la tarifa eléctrica”.

Los beneficiarios de tarifa social continuarán con ese régimen y no se les quitarán los subsidios, según promete el Ejecutivo.

En 2021, los subsidios energéticos superaron los 11.000 millones de dólares, casi el doble del presupuesto original  estimado en 6.000 millones.

Dos de cada tres pesos de subvenciones fueron para la electricidad y para evitar la suba de tarifas, el Gobierno subsidia dos terceras partes de los costos eléctricos.

La subsecretaría de Energía contó con la colaboración de Conicet y Arba (la agencia recaudadora de la provincia de Buenos Aires) en el armado de este mapa que se elaboró a partir de la valuación inmobiliaria de los hogares.

A su vez también hay usuarios industriales y comerciales que pagarán tarifa eléctrica “plena”. “Desarrollan actividades que se caracterizan por tener precios dolarizados o financiamiento externo, que poseen elevada rentabilidad y/o pertenecen a mercados no transables (por lo que no tienen competencia con el exterior)”, detalla el organismo.

“En esta primera etapa se avanzará por las siguientes actividades: sector financiero; concesionarias de autopistas; transporte ferroviario urbano y suburbano de pasajeros; generación, transporte y distribución de electricidad y transporte y distribución de combustibles gaseosos; servicios de organizaciones y órganos extraterritoriales (embajadas), juegos de azar y apuestas y usuarios que pertenecen al sector público nacional, CABA, PBA y sus municipios”, estima el ENRE.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Primero, la estabilización macroeconómica; después, el objetivo será la inflación, avisó Massa

En una nueva ronda de reuniones con las distintas cámaras empresarias, se abordaron los temas que más preocupan al sector.

Banco Mundial baja proyección de crecimiento argentino pero aleja fantasma de hiperinflación

El anterior pronóstico del organismo era un incremento de 4,5% para este año, pero ahora lo bajó a 4,2%.

Pablo Moyano exige 100% en paritarias: sino el conflicto del neumático será “un poroto” al lado de Camioneros

Si logra ese acuerdo obtendrá un aumento salarial anual de 131%, hasta ahora un récord.

“Dólar tecno”: qué es el nuevo anuncio de Massa

El Gobierno lanzó un conjunto de medidas para estimular el crecimiento de las actividades de la Economía del Conocimiento.