Hito: por primera vez un robot hizo una laparoscopía sin intervención humana

Fecha:

El autómata cuenta con características que aumentan la autonomía y precisión en una cirugía, entre ellas instrumental especializado para la sutura.

Un robot diseñado por científicos de la Universidad Johns Hopkins (EEUU) realizó la primera cirugía laparoscópica completamente automatizada en el tejido blando de un cerdo, según informó la institución.

El autor principal de la investigación, que fue publicada este miércoles en la revista Science Robotics, fue el científico Axel Krieger, profesor asistente en la Escuela de Ingeniería de la Universidad John Hopkins.

El especialista comentó que el robot autónomo de tejido inteligente (STAR, por sus siglas en inglés) realizó el procedimiento quirúrgico en cuatro animales con resultados que son “significativamente mejores que los realizados por los seres humanos”.

“Nuestros hallazgos muestran que podemos automatizar una de las tareas más complejas y delicadas de la cirugía: la reconexión de dos extremos de un intestino”, declaró Krieger, ya que el STAR tuvo un buen desempeño al momento de realizar un procedimiento quirúrgico conocido como anastomosis intestinal, donde se requirió un alto nivel de precisión y consistencia de los movimientos al momento de realizar la sutura para unir dos extremos del intestino de los objetivos de prueba.

El STAR cuenta con nuevas características que aumentan la autonomía y precisión en una cirugía, además de incluir herramientas especializadas para realizar las suturas, así como un sistema de imágenes de última generación que permitirán tener visualizaciones más precisas.

“Creemos que un sistema avanzado de visión artificial tridimensional es esencial para hacer que los robots quirúrgicos inteligentes sean más inteligentes y seguros”, dijo Jin Kang, profesor de ingeniería eléctrica e informática de Johns Hopkins, responsable del desarrollo de un endoscopio tridimensional basado en luz estructural, el cual cuenta con un algoritmo de seguimiento basado en aprendizaje automático.  

“Lo que hace que STAR sea especial es que es el primer sistema robótico en planificar, adaptar y ejecutar un plan quirúrgico en tejido blando con una intervención humana mínima”, expresó Hamed Saeidi, investigador visitante en la Universidad Johns Hopkins y uno de los autores del estudio, puesto que el STAR cuenta con un novedoso sistema que puede ajustar el plan quirúrgico en tiempo real, como lo haría un cirujano profesional.

Krieger dijo que a medida que el campo de la medicina va avanzado hacia procedimientos quirúrgicos con enfoques laparoscópicos será imprescindible contar con un sistema robótico automatizado para ayudar a realizar tales intervenciones, añadiendo que “la anastomosis robótica es una forma de garantizar que las tareas quirúrgicas que requieren alta precisión y repetibilidad se puedan realizar con más exactitud y precisión en cada paciente, independientemente de la habilidad del cirujano”.

“Presumimos que esto dará como resultado un enfoque quirúrgico democratizado para la atención del paciente con resultados más predecibles y consistentes”, concluyó Krieger.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Fracaso global: una persona muere de hambre en el mundo cada cuatro segundos

Además, 345 millones de personas sufren hambre aguda, una cifra que se multiplicó por más de dos desde 2019.

El mundo descreído: una de cada dos personas prefiere no leer noticias

"Fake news", malas noticas, pandemia, guerra e intereses políticos son algunos de los motivos de este fenómeno.

Irlanda del Norte: por primera vez hay más católicos que protestantes

Miles de personas murieron en Irlanda del Norte en un conflicto armado de 30 años entre la desbandada guerrilla republicana y católica del Ejército Republicano Irlandés (IRA) y fuerzas militares británicas, que incluyó atentados y matanzas de civiles.

El funeral de Isabel II se convierte en la mayor reunión de líderes mundiales en varios años

El presidente estadounidense, Joe Biden, y otros dignatarios llegaron a Londres, capital del Reino Unido, para el funeral, al que fueron invitados unos 500 miembros de la realeza, jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo.