Y por fin, Dios la escuchó: murió la persona más vieja del mundo

Fecha:

Compartir

La monja francesa Sor André, reconocida desde abril pasado como la persona más longeva del mundo, murió a los 118 años, luego de quejarse en los últimos tramos de su vida porque “Dios no escuchaba” su deseo de “morir pronto”.

Sor André falleció este martes a la madrugada en su residencia para ancianos de Toulon, ubicada en la costa mediterránea del sur de Francia, mientras dormía a las dos de la madrugada, precisó el funcionario al dar parte del deceso de Lucile Randon, nombre real de la religiosa, nacida el 11 de febrero de 1904 en la ciudad meridional francesa de Alés.

Aunque el título de persona más anciana del mundo no es atribuido por ningún organismo oficial, el libro Guinness de los Récords le confirió ese rango el 25 de abril de 2022, tras el fallecimiento, a los 119 años, de la japonesa Kane Tanaka.

Sor André, en el último tramo de su vida ciega y en silla de ruedas, no escondía desde hacía algunos años cierto cansancio y confesaba que su deseo era “morir pronto” y hasta se había lamentado en una entrevista el año pasado con la agencia francesa AFP: “Dios no me escucha, debe estar sordo”.

“Se dice que el trabajo mata, pero a mi es el trabajo el que me hace vivir, pues trabajé hasta los 108 años”, había expresado la mujer nacida en el seno de una familia protestante no practicante que tomó los hábitos tardíamente, en la congregación de las Hijas de la Caridad, y trabajó hasta finales de los años 1970.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Perú: Congreso vuelve a rechazar proyecto para adelantar las elecciones

Por el momento no hubo acuerdo pese al expreso pedido de la presidenta interina Dina Boluarte.

Brasil: Denuncian a exjugador de voleibol por amenazar con “un tiro en la cara a Lula”

Wallace Leandro de Souza publicó una foto suya con un arma y compartió el comentario de un seguidor que realizó una encuesta.

Brasil: ordenan la captura de un sobrino de Jair Bolsonaro por intento de golpe

Léo Índio, participó de los ataques del 8 de enero. Esta nueva fase de la investigación incluye once órdenes de captura y 27 allanamientos.