Roger Waters explica por qué presenta a Joe Biden como “criminal de guerra” en sus conciertos

Fecha:

Roger Waters, cofundador y exlíder de la banda de rock Pink Floyd, explicó en una entrevista con la cadena CNN que considera al actual presidente de EEUU, Joe Biden, un “criminal de guerra” por sus acciones en torno al conflicto en Ucrania.

Biden es una de las personas, junto con su predecesor Donald Trump, que aparecen en la lista de “criminales de guerra” que se muestra en grandes pantallas durante los conciertos de Waters en el marco de su gira por América del Norte “This Is Not A Drill” (“Esto no es un ejercicio”).

Preguntado por el entrevistador Michael Smerconish acerca de por qué califica así al actual jefe de la Casa Blanca, Waters respondió: “Bueno, para empezar, está echando leña al fuego en Ucrania, lo que es un gran crimen”. Y se preguntó: “¿Por qué EEUU no anima a [el presidente ucraniano Vladímir] Zelenski a negociar, eliminando la necesidad de esta horrible, horrenda guerra que está matando… no sabemos a cuántos ucranianos y rusos?”.

El periodista le reprochó acusara “erróneamente a la parte que fue invadida”, y Waters se mostró en desacuerdo: “Lo que hay que hacer es mirar la historia y se puede decir: ‘Bueno, empezó este día’. Se podría decir que empezó en 2008, esta guerra se debe básicamente a la acción y reacción de la OTAN, avanzando hasta la frontera rusa, lo que prometieron que no harían cuando [el último líder soviético Mijaíl] Gorbachov negoció la retirada de la URSS de toda la Europa del Este”.

Por otra parte, criticó que EEUU se presente como “liberador”. “No tienen ningún papel como liberadores. ¿De qué está hablando?”. Al mencionar Smerconish el papel de Washington en la Segunda Guerra Mundial, Waters recordó que la Casa Blanca se aferró a los principios “aislacionistas” hasta el bombardeo de Pearl Harbor por Japón, en diciembre de 1941.

Además, recordó en el rol del pueblo soviético en aquella guerra. “No olvides que 23 millones de rusos murieron protegiéndonos a tí y a mí de la amenaza nazi”, remarcó en la entrevista, emitida este sábado.

Amnistía Internacional defiende su informe en el que denunció que la táctica de Kiev pone en peligro a los civiles

“Taiwán es parte de China”. Otro tema abordado fue la tensión en torno a Taiwán agravada por la visita que esta semana hizo a la isla la presidenta de la Cámara de la Representantes de EEUU, Nancy Pelosi.

En respuesta, Pekín inició una serie de maniobras militares sin precedentes y adoptó una serie de contramedidas económicas. “[Los chinos] no están rodeando a Taiwán: Taiwán es parte de China. Y eso ha sido absolutamente aceptado por toda la comunidad internacional desde 1948, y si no lo sabes, no estás leyendo lo suficiente. Ve y lee sobre ello. […] Te estás creyendo la propaganda de tu página web”, le respondió el célebre bajista al entrevistador.

Cuando éste alegó que Pekín encabeza “la lista de infractores” en cuestión de derechos humanos, Waters reiteró que no se puede conversar sobre Taiwán y sobre este ámbito sin conocer la historia. 

“¿Los chinos invadieron Irak y mataron a un millón de personas en 2003. Al menos que recuerde, espera un momento, ¿fue China la que mató, masacró [en Irak]?”, se preguntó retóricamente Waters.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Reacción de Ucrania a la anexión rusa de cuatro provincias: adhesión acelerada a la OTAN

EEUU anunció nuevas sanciones al Kremlin y Liz Truss, premier británica, dijo que su país "nunca aceptará" las anexiones.

Rusia firmó la anexión de provincias ucranianas: “Nuestras para siempre”, exclamó Putin

Los países de Europa occidental desconocen el resultado de las elecciones realizadas en esas regiones que le dieron el triunfo a la opción de sumarse al Kremlin.

Fugas en gasoductos Nord Stream: acusaciones cruzadas y peligro de “III Guerra Mundial”

Aunque Moscú dejó de enviar gas, las tuberías que llegan a Europa occidental siguen llenas del hidrocarburo.

Referéndum en Donbass: Rusia anuncia la anexión de cuatro provincias ucranianas

Al pasar a considerar a estas provincias parte de su territorio, el Kremlin podría usar armas nucleares para defenderlas.