Rodríguez Larreta al kirchnerismo: “Reconozcan que no les gusta la democracia”

Fecha:

Compartir

El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, desafió hoy al dirigentes del kirchnerismo a que “reconozcan” que “no les gusta la democracia”, en su primer acto público luego de que su ministro de Seguridad, Marcelo D’Alessandro, se tomara licencia en medio del escándalo de presuntos chat filtrados que lo implicarían en delitos.

“Tristemente fuimos testigos de una nueva operación del kirchnerismo, usando el espionaje ilegal para perseguir a los que no piensan como ellos y distraer la atención de los temas importantes, nos quieren distraer de la inflación, de la inseguridad, no es la primera vez que lo hacen y no será la última”, disparó el Rodríguez Larreta una visita a una escuela de verano.

El referente de Juntos por el Cambio se quejó de que “le hackearon el teléfono a Marcelo D’Alessandro, le sacaron los chats de Telegram y armaron un montaje manipulando la información” y defendió así a su licenciado ministro, que sostiene que las conversaciones son falsas y se crearon mediante la edición de mensajes robados de su teléfono.

“Como si esto no alcanzara, el Gobierno vuelve a atacar a la Justicia, siempre lo mismo, otra vez sopa. No les gusta el fallo, lo desconocen. No les gusta un juez, buscan removerlo. Lo que no les gusta es la democracia, el balance de poderes, reconozcan que no les gusta la democracia”, sentenció.

Los chats de D’Alessandro

D’Alessandro había quedado en el centro de la pelea entre el Gobierno contra la Corte Suprema, Juntos por el Cambio y el Grupo Clarín cuando hace un mes se filtró un extenso grupo de chat que compartía con jueces, fiscales y altos ejecutivos del conglomerado mediático más poderoso del país en el que supuestamente se planeaba fraguar pruebas para justificar una supuesta invitación del Grupo Clarín para visitar Lago Escondido, la estancia del magnate inglés Joe Lewis a orillas de ese espejo de agua, una posesión polémica porque aún hoy hay un fallo de la justicia provincial que exige la apertura de un camino extra para asegurar la llegada de cualquier habitante al lago.

Esa primera filtración ocurrió horas antes de que la Justicia condenara en la causa Vialidad a seis años de prisión e inhabilitación perpetua a ejercer cargos públicos a Cristina Kirchner, quien en su descargo tras conocerse la sentencia apuntó contra el Poder Judicial y argumentó que era “un Estado paralelo” junto con la oposición y el Grupo Clarín a partir de los chats atribuidos al celular de D’Alessandro.

La segunda filtración fue en los últimos días de 2022, cuando aparecieron nuevas presuntas conversaciones en las que el ahora licenciado ministro de Seguridad porteño recibe instrucciones y consejos para la estrategia judicial de la Ciudad en la disputa con Nación -en la que la Corte falló a favor de CABA- por los fondos de coparticipación federal.

El chat de D’Alessandro sería con Silvio Robles -vocero y mano derecha del presidente de la Corte, Horacio Rosatti-. Según lo difundido, es el propio Robles quien inicia la comunicación el 9 de noviembre al enviarle al funcionario porteño un link de una nota de la agencia Noticias Argentinas que informa que la Corte había rechazado la recusación que había presentado el Gobierno nacional contra Rosatti en el caso de la coparticipación de la Ciudad.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Máximo Kirchner salió a poner paños fríos?: “Cristina jamás maltrató a Alberto Fernández”

El diputado aseguró que la Vice nunca le gritó al Presidente y, casi ningunéandolo, que es más dura en sus críticas con Larroque, Mendoza o De Pedro.

Interna del FdT: Tolosa Paz le pide a De Pedro que renuncie; él, ni piensa

Fue una "tormenta" en su vaso de agua pero sirvió para recalentar de manera pública el agitado frente interno del dividido kirchnerismo.

Hoja de ruta: Los próximos pasos del juicio político a la Corte

El avance del debate en Diputados es el inicio de un proceso que atravesará el año electoral, según decidió el oficialismo, para confrontar con la oposición la oposición mediática y pollítica.