Los viajes de Francisco para este 2023

Fecha:

Compartir

El papa Francisco tiene previsto viajar a finales de enero a República Democrática del Congo (RDC) y Sudán del Sur para una gira africana de seis días con la que abrirá el calendario de viajes de 2023.

La agenda viajera del jefe de la Iglesia católica también incluye, por el momento, visitas a Portugal en agosto y posibles idas a Hungría y a Marsella, Francia, en fechas a definir.

El Pontífice, de 86 años, irá a los dos países africanos a los que pensaba ir en julio pasado en un viaje que debió posponer por los dolores en su rodilla derecha, de los que se muestra cada vez más recuperado.

Del 31 de enero al 5 de febrero, en una peregrinación en la que recorrerá casi 13.000 kilómetros, el Papa dará 12 discursos y un Ángelus en el que será su viaje número 40 como obispo de Roma y durante el que visitará las capitales de RDC, Kinshasa, y de Sudán del Sur, Yuba.

Francisco estará en RDC del 31 de enero al 3 de febrero con el lema “Todos reconciliados en Cristo”, y mantendrá encuentros con las autoridades políticas y con las víctimas de la violencia en el país, además de las tradicionales reuniones con jóvenes, miembros del clero y jesuitas.

Para la visita de 2023, el Papa no irá a Goma, en el este del país, una zona de violencia armada que sí figuraba en el programa del pospuesto viaje de julio.

Tras la etapa en RDC, Francisco tendrá en Sudán del Sur encuentros con autoridades oficiales, encabezará una oración ecuménica y se reunirá además con desplazados internos por los conflictos en el denominado “país más joven del mundo”.

Francisco ya visitó África en 2015, cuando fue a Kenia, República Centroafricana y Uganda; en 2017 para ir a Egipto; y en 2019 al visitar primero Marruecos y luego Mauritania, Mozambique y Mauricio.

El segundo viaje que fuentes vaticanas le confirmaron a la agencia estatal Télam es la visita que el Papa hará en agosto a Portugal, en ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud que se desarrollará en la capital Lisboa.

El evento debía hacerse este año del 1 al 6 de agosto, pero a inicios de la pandemia el Vaticano decidió posponerlo para 2023. Será, así, la segunda visita del Papa a Portugal, luego del viaje que hizo en peregrinación a la Virgen de Fátima en 2017.

Tras la ida a Portugal, avanzan los preparativos para un viaje del Papa a Hungría que contemple visitas a por lo menos cuatro ciudades luego de que en 2021 el Pontífice solo pasara unas horas por la capital Budapest para participar de la misa de cierre del Congreso Eucarístico en su camino a Eslovaquia.

El 23 de diciembre, el boletín oficial húngaro confirmó una visita sin fecha aún a la que consideró “un evento de gran importancia” y anunció la puesta en marcha de una comisión preparativa.

Por otro lado, en fecha a confirmar, el Papa podría visitar también Marsella, en el sur francés, si prospera la realización de un encuentro sobre el Mediterráneo impulsado por el arzobispo local, Jean-Marc Aveline, creado cardenal a fines de agosto por el pontífice y comprometido con el diálogo interreligioso, uno de los principales temas de la agenda de Francisco.

“Quizá el año que viene vaya a Marsella”, planteó el propio Francisco en declaraciones públicas a mediados de diciembre, aunque aclaró que sería una ida puntual a la ciudad portuaria y no un viaje de Estado a Francia, similar a la que hizo en 2014 para visitar la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Francisco: “La pobreza en la Argentina está en 52%. ¿Qué pasó?, mala administración”

A poco de que se cumpla una década de su llegada a Roma y luego de años de silencio, el Papa hizo un crudo análisis sobre la situación del país y apuntó a la clase dirigente. 

Para Francisco, los disturbios en Brasilia son “un signo de debilitamiento de la democracia”

El Papa alertó sobre la "preocupante" situación en su tradicional saludo anual a los embajadores de los diferentes países en el Vaticano.

El Papa pide rezar por Benedicto XVI, cuya salud es “una vela que está por apagarse”

El Pontífice emérito, de 95 años, está recluido desde que renunció en el monasterio Mater Ecclesiae, en los jardines vaticanos.