Los juegos de los niños: (Infancia)s, una muestra sobre chicos del siglo XIX y comienzos del XX

Fecha:

Compartir

Por Roberto L. Elissalde *

La Municipalidad de San Isidro, con los museos dependientes de la Secretaría de Cultura que dirige Eleonora Jaureguiberry, las históricas quintas de Pueyrredon y los Ombúes y el Museo del Juguete han organizado esta muestra (infancia)s, que recrea la historia de los niños a través de cuadros, objetos, juguetes, etc.
Historia que incluye indirectamente los juegos y las canciones que llegaron desde España y que en aquellas villas o en los patios de las casas del virreinato se escucharon, desde el “aserrín, aserrán”, o la gallina ciega que el genial Goya representó y se exhibe en el Prado, con una canción que decía “La gallina papanata puso un huevo en la canasta / puso uno / puso dos / puso tres / puso cuatro / puso cinco / puso seis / puso siete / puso ocho / manda el rey que esconda el pie / tras de las puertas de San Miguel”, que con una variante como “la gallina turuleca…” llegó hasta nuestros día de la mano del popular grupo Los Parchís.

Ni que hablar de las muñecas, que no sólo eran un entretenimiento universal, del que también participaban las niñas indígenas y las hijas de los esclavos negros, como bien lo estudió Ruth Fernández, y que eran motivo de fiestas donde replicaban las ceremonias de los adultos, comidas, bodas, fiestas y hasta la vida cotidiana.

No faltan datos sobre la vida de esos niños en la bibliografía y en las Memorias de los protagonistas, como ejemplo Mariquita Sánchez propietaria en su tiempo de “Los Ombúes”, una de las sedes que sirve de escenario a la muestra. Recuerda que los niños “desde que empezaban a crecer, empezaba la seriedad de los padres y a ocultar el cariño. Creían hacer su deber, en ser extremo severos y cuando los mandaban la escuelas, daban orden de tratarlos con rigor, más bien que con dulzura. Había una escuela en la que se daban azotes todo el día. El refrán era: la letra con sangre entra…”.

Oleos de Prilidiano Pueyrredon, Cándido López, Benjamin Franklin Rawson, Juan León Palliere, Fernando García del Molino, Gaetano Gallino, Rudolf Julos Carlsen, Luis Novarese, Ángel della Valle, Henri Gavier, pertenecientes a las casas, colecciones privadas salvo en un caso al Museo Fernández Blanco, que también aportó alguna muñeca de la magnífica colección que fue de las hermanas Mabel y María Castellano Fotheringham, permiten recrear las imágenes de abuelos o padres con sus hijos y niños solos. Complementa esta muestra de la magnífica colección de Carlos G. Vertanessian de daguerrotipos, ambrotipos y fotografías que merecen una exposición aparte; los primeros ampliamente estudiados en “Retratos del Plata. Historia del Daguerrotipo. 1839-1859” que pronto habremos de comentar.

Un catálogo prologado por Eleonora Jaureguiberry, con trabajos de Pablo Cowen, Sandra Szir y los de Cristian Schwarz y Sebastián Fregueiro que tratan especialmente las infancias y la escolaridad en el partido de San Isidro, además de la calidad de la edición, permiten al interesado entrar en la infancia del siglo XIX y comienzos del XX. La portada está ilustrada por una tinta de José León Palliere que nuestra el interior de un rancho en Salta, donde se ve sobre la cama una hamaca en la que descansa un niño. La contratapa es el niño con traje azul de Cándido López, cuya vestimenta contrasta y demuestra cuanto abarca esta muestra.
Hasta el 11 de diciembre está abierta al público en las tres sedes, quedan varias semanas para disfrutarla. Una buena propuesta para los fines de semana.

* Historiador. Vicepresidente de la Academia Argentina de Artes y Ciencias de la Comunicación.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Intervinieron la Fundación Molina Campos y ahora buscan reconstruir su inventario

Con la reciente intervención se busca "restituir un incierto patrimonio", probablemente compuesto por más de 120 obras y objetos del pintor, y "recuperar el espíritu "de la institución creada en 1979.

“Klemm”, vida y obra de aquel ícono pop argentino

A veinte años de su muerte se publica este libro con más de 120 testimonios de amigos, amantes, artistas y adversarios.

A 30 años del inicio de las relaciones diplomáticas entre Croacia y Argentina

En la Usina del Arte, la velada musical contó con la participación de las Klapas Valovi y BA, las orquestas de los jóvenes católicos croatas Legenda y Jorgovan.

Llega “La noche de las embajadas”: cuándo y cuáles se podrán visitar

La Cancillería abrirá sus puertas junto a 16 legaciones extranjeras para recibir a visitantes con el fin de fomentar el intercambio cultural y acercar la diplomacia a la gente.