La parroquia de La Concepción, la más antigua de Buenos Aires

Fecha:

Compartir

Hoy la Iglesia jubilosa conmemora la fiesta de la Inmaculada Concepción, y justamente son las fiestas patronales de la parroquia más antigua de Buenos Aires ubicada en la avenida Independencia al 900, esquina Tacuarí. Con respecto a la antigüedad hagamos la aclaración de que la primera parroquia fue, de hecho, la iglesia matriz, hoy Catedral, pero que en orden de erección fuera de ella ésta tiene 253 años y fue levantada el 3 de noviembre de 1769 por el obispo Manuel Antonio de la Torre.

Sus antecedentes, sin embargo, se remontan a 1727 cuando Juan Guillermo González Islas (bisabuelo del general Manuel Belgrano, que viudo tomó los hábitos) con la Hermandad de la Santa Caridad erige una primera capilla bajo la advocación de Nuestra Señora de los Remedios y San Miguel Arcángel en esa misma esquina.

En 1738 se mudaron al centro, a la esquina hoy de Suipacha y Bartolomé Mitre, donde está la parroquia de San Miguel, y vendieron la capilla a Matías Flores y su mujer, que eran los patronos del altar de “Nuestra Señora de Limpia Concepción”. como se denominaba entonces esa advocación ya que la Inmaculada es una denominación de 1950.

Flores se presentó al provisor del obispado porteño Bernardo de Verdún y le explicó su deseo de fomentar el culto, que en el lugar conocido como el Alto de San Pedro (por el barrio de San Telmo) los domingos y días de guardar siempre se celebraba la misa y cantada en la fiesta de la Concepción y de San Antonio. Hombre generoso, ofrecía donar dos campanas con seis arrobas de metal que poseía, a pesar de sus cortos bienes, y pedía que lo dejaran pedir limosnas para el templo.

Fue autorizado a hacerlo todos los días martes y en setiembre y octubre anualmente podía pedirla en ganado y especies. Mal no debe haberle ido porque bajo la dirección de Jerónimo Pizarro reparó el templo y amplió sus dimensiones, por lo que puede considerarse un nuevo edificio. Obtuvo además que se la considerara vice-parroquia y el 28 de octubre de 1748 se trasladó el Santísimo desde la Catedral, celebrándose el 31 el primer casamiento.

En ese lugar se erigió el primer altar dedicado a venerar al beato Pedro González Telmo, y se autorizó una cofradía dedicada a honrar y promover su culto entre los marinos. Fue un 3 de noviembre de 1769 cuando obtuvo su erección como parroquia junto con las de Monserrat, San Miguel y San Nicolás de Bari.

El templo sufrió daños en su edificio en diversos momentos, hasta que en 1853 se inicia la construcción del actual bajo la dirección del arquitecto Eduardo Taylor, el que también hizo la Aduana de la ciudad, detrás de la Casa Rosada. La cúpula y la torre fueron revestidas con azulejos de cerámica celeste “Pas de Calais”, pero distintos avatares demoraron la finalización de la obra hasta 1907, en que se terminó el frontis.

La imagen de la época que ilustra esta nota muestra el gran atrio con rejas en tiempos en que la avenida Independencia era angosta, espacio que perdió al ampliarse y daba un mejor aspecto al edificio.

Los libros parroquiales detallan los apellidos de muchas familias tradicionales de Buenos Aires ya que la primitiva ciudad se extendía hacia el sur. Lo mismo hubo un gran asiento de gente de color y era conocido como “El barrio del Tambor” las veinte manzanas que comprendían algo de San Telmo y Monserrat.

El paredón de la iglesia fue escenario el 29 de diciembre de 1853 del fusilamiento de Ciriaco Cuitiño y Leandro Antonio Alén (padre de Leandro, que cambió la “n” por la “m”), hombres adictos a Juan Manuel de Rosas.

Magníficos retablos y altares -en uno de ellos se idolatra la “Virgen de los 33”, a la que veneraron aquellos orientales en 1825-, merecen una visita a este antiguo templo porteño donde todavía hay una notable cantidad de feligresía afrodescendientes, según comentaba su párroco hace unos años.

Se trata de esas edificaciones que pasan a veces desapercibidas en el rápido deambular por las calles porteñas y que este 8 de diciembre se vestirá de fiesta por la tarde con la tradicional procesión.


* Historiador. Académico de número y vicepresidente de la Academia Argentina de Artes y Ciencias de la Comunicación

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Nuestros carruajes y postas, según un futuro Papa

El 4 enero de 1824 desembarcó en Buenos Aires...

Increíble: hallan un vidrio con la figura de la diosa de Roma en obras de ampliación del Subte

Un extraordinario hallazgo arqueológico —un trozo de vidrio dorado...

Murió el diseñador español Paco Rabanne, un revolucionario de la moda

El modisto vasco de 88 años fue pionero en las pasarelas en el uso de materiales como el metal, plástico y papel, unidos mediante soldaduras y remaches.

La izquierda y la libertad

Los socialistas democráticos deben recuperar el concepto de libertad de los libertarios, asegura el autor.