La historia de la cerveza en la fiesta de la Historia

Fecha:

Compartir

En las vísperas de la Noche de los Museos, el Museo Mitre fue la sede de la “Fiesta de la Historia”, un encuentro que se realiza en distintas sedes organizado por la Universidad de Bolonia y al que se refirieron Viviana Piciulo y Florencia Gallego, integrantes de esa prestigiosa institución. 

En la oportunidad el profesor Bolívar Baliñas, académico en su tierra natal de la Academia Uruguaya de Historia Marítima y Fluvial, de la Asociación Patriótica del Uruguay, y, entre nosotros, de la Junta de Estudios Históricos de la Recoleta, disertó sobre “La cerveza en la Historia, curiosidades y referencias literarias de la bebida más antigua”. 

Comenzó diciendo que esa bebida “ha sido una fiel aliada de la humanidad” ya que sus amantes “le han brindado tiempo y estudio para perfeccionarla”. Es la segunda bebida alcohólica que se consume a nivel mundial “y es más antigua que el vino y el whisky”. Palabra de especialista.

Ubicó los comienzos de la bebida en el Neolítico, en el año 4000 antes de Cristo, en que nació “a partir de agregar agua al trigo o a la cebada, que fermentaba y daba lugar a la magia, produciendo alcohol”, explicó Baliñas. Si se ponía menos cantidad de agua, se formaba la masa para el pan. “La cerveza nace como consecuencia de agregarle agua al pan en demasía”, apuntó.

Prosiguió su estudio por el consumo en la Mesopotamia, Egipto, Grecia, Roma y a su llegada a Alemania, para finalizar con una serie de reflexiones de Benjamín Franklin y Winston Churchill, entre otros, que provocó no pocas muestras de sorpresa en el auditorio.

Una joven cantante, Alina Melchor, de Ushuaia hizo escuchar dos temas clásicos al comenzar y al finalizar el encuentro, que provocaron el aplauso de la concurrencia.

Como broche de oro, la directora del Museo, Gabriela Mirande Lamédica, le entregó al profesor Baliñas un reconocimiento de la casa a un destacado colaborador, galardón que se ha entregado en contadas oportunidades, y él fue el primer uruguayo en recibirlo. El homenajeado, que había concluido su charla con un estentóreo “Viva la Historia”, emocionado agradeció la distinción destacando su compromiso con la casa y el estudio de nuestro pasado común.

Es de hacer notar que, de haber contado con la adhesión de la embajada de Italia y su departamento cultural, sin duda la actividad habría sido disfrutada por mayor cantidad de público atento a que esa Universidad es signo de la cultura de aquel país.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Pedro Saborido: “El humor tiene un rasgo más querible que admirable, entonces pareciera que es de segunda”

En su nuevo libro, "Una historia de la vida en el capitalismo", el escritor no necesita un intermediario para hacer reír y pensar al lector. Porque el humor, como dice él, lo cuida de sí mismo.

Lecturas. “La reconquista autoritaria” y la amenaza de la derecha global en América Latina

El sociólogo Ariel Goldstein analiza la influencia y conformación de las alianzas ultraconservadoras.

Lecturas. Reinaldo Laddaga y su cartografía de la pandemia

En “Atlas del eclipse”, el escritor argentino Reinaldo Laddaga, radicado en Nueva York, se propone revelar las mutaciones que provocó la crisis sanitaria.

Muerto hace nueve siglos, reconstruyen el rostro de San Isidro Labrador

Un equipo de científicos determinó además la edad, fecha aproximada de muerte, características físicas y ascendencia del prominente miembro del santoral católico.