El papa Francisco se aleja del “delirio de omnipotencia” occidental en el conflicto de Ucrania

Fecha:

El periodista italiano Marco Politi consideró, en un artículo publicado por el diario Il fatto quotidiano, que el líder mundial de la Iglesia católica, el papa Francisco, no ha aceptado adherir a la narrativa del conflicto que sostiene el presidente ucraniano Vladímir Zelenski contra de Rusia.

En su nota, el analista recordó que Zelenski desea una visita protocolar de Francisco a Kiev, preferiblemente antes del 13 de septiembre, cuando el Pontífice visite Kazajistán, pero interpretó que Francisco preferiría una reunión no solo con Kiev sino también con Moscú para poder avanzar en unas negociaciones de paz.

Si bien el jefe del Estado Vaticano ordenó a sus cardenales brindar ayuda humanitaria al pueblo ucraniano, también evade adherir a las posturas de Zelenski, lo que le ha generado fuertes críticas en Kiev y en otras capitales de Occidente.

Paralelamente, Francisco le pidió a su par de la iglesia ortodoxa, Kirill, que no se someta a los dictados políticos del presidente de Rusia, Vladímir Putin, pero a su vez se negado a cumplir un rol de “capellán de Occidente”, ponderó Politi.

El Vaticano considera que al líder ucraniano le gustaría inscribir al Papa en su narrativa, señal el analista italiano, donde Kiev aparece únicamente como víctima de la hostilidad rusa y Putin figura como una bestia metafísica demoniaca.

Esta lectura divulgada por Kiev es también apoyada por la Unión Europea (UE) y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), agrega Politi, pero ha sido cuestionada desde distintos frentes por diferentes analistas y actores políticos que consideran que el conflicto entre Rusia y Ucrania tiene interpretaciones más amplias en un mundo multipolar donde cede la tradicional hegemonía occidental.

Añade además que parte del sustento de la narrativa impulsada por Kiev, y de la que Zelenski querría persuadir a Francisco, consiste en ignorar los antecedentes del conflicto ruso-ucraniano y los movimientos geopolíticos que condujeron a la operación militar especial iniciada el 24 de febrero.

Jorge Bergoglio, un hombre venido de un país del Tercer Mundo, no comparte este punto de vista, se aleja del coro occidental, como hace la mayoría de los países del planeta, que no están dispuestos a declararse en favor de uno u otro de los estados en conflicto.

A estos países, apuntó Politi, no les convence una postura que describe un conflicto internacional como un “western” cinematográfico donde un “sheriff” y su equipo de aliados debe exterminar a una pandilla de malhechores.

Fue el propio líder católico quien dijo que el conflicto entre Occidente y Rusia debe entenderse así, como un conflicto geopolítico, por lo que conviene dejar de lado un esquema tipo “Caperucita Roja” para explicarlo.

La postura papal. “Es inútil pretender que la OTAN no se ha expandido en las décadas posteriores a la caída de la URSS, llevando el peso del bloque político-militar a las fronteras de Rusia. No tiene sentido ocultar que Washington, en los tiempos de George W. Bush —en los años del delirio de omnipotencia que llevó a Estados Unidos a creer que podía ocupar Afganistán e Irak al mismo tiempo—, había pensado en incluir a Ucrania en el sistema de la OTAN. Ese intento fue bloqueado por la Alemania de Angela Merkel, que sigue reivindicando el acierto de su “no”, y por Francia, en 2008. Sin embargo, el impulso expansionista continuó. Occidente empezó a “ladrar a las puertas de Rusia”, recuerda Francisco. Quería olvidar la indicación realista de Henry Kissinger de que Ucrania debía ser una zona neutral entre Rusia y Occidente. Con el resultado de que geopolíticamente Rusia ha sido “rodeada y humillada”, como señaló el historiador Andrea Riccardi.

Politi recordó que también el secrerario adjunto del departamento de la Defensa estadounidense durante la gestión de Donald Trump, Elbridge Colby, subrayó que la OTAN se ha asentado en territorios que formaron parte de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) hace apenas 30 años. Y que el Vaticano nunca ha perdido la visión de conjunto del fenómeno sino que integra a su perspectiva análisis tanto históricos como geopolíticos.

“Las acciones de sabotaje ucranianas en territorio ruso parece que buscan empujar a Rusia a caer en un paso en falso que derive en el involucramiento directo de la OTAN en el conflicto”, consideró el periodista peninsular, que concluyó señalando que si bien el Papa determinará si viaja o no, sigue claro en su convencimiento de que ha llegado el momento de ir hacia un nuevo orden mundial.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Reacción de Ucrania a la anexión rusa de cuatro provincias: adhesión acelerada a la OTAN

EEUU anunció nuevas sanciones al Kremlin y Liz Truss, premier británica, dijo que su país "nunca aceptará" las anexiones.

Rusia firmó la anexión de provincias ucranianas: “Nuestras para siempre”, exclamó Putin

Los países de Europa occidental desconocen el resultado de las elecciones realizadas en esas regiones que le dieron el triunfo a la opción de sumarse al Kremlin.

Fugas en gasoductos Nord Stream: acusaciones cruzadas y peligro de “III Guerra Mundial”

Aunque Moscú dejó de enviar gas, las tuberías que llegan a Europa occidental siguen llenas del hidrocarburo.

Referéndum en Donbass: Rusia anuncia la anexión de cuatro provincias ucranianas

Al pasar a considerar a estas provincias parte de su territorio, el Kremlin podría usar armas nucleares para defenderlas.