“Queremos una explicación honesta de por qué Occidente no quiere cumplir sus obligaciones”

Fecha:

El canciller ruso Serguéi Lavrov apuntó que EEUU tiende a centrarse en “asuntos importantes pero secundarios” a la hora de debatir los asuntos de seguridad.

Kuego de su conversación telefónica con el secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, el canciller ruso Serguéi Lavrov declaró que su país da por concluida la coordinación a nivel internacional de su postura hacia las respuestas estadounidenses sobre las garantías de seguridad de Moscú.

“Insistiremos en una conversación honesta y en una explicación honesta de por qué Occidente no quiere cumplir sus obligaciones, o quiere cumplirlas selectivamente y exclusivamente a su favor”, declaró hoy Lavrov. 

El jefe de la diplomacia de la potencia euroasiática también dijo que EEUU tiende a centrarse en “asuntos importantes pero secundarios” a la hora de debatir las cuestiones de seguridad.

En este contexto, subrayó que a Moscú le preocupa la postura de ciertos países de la OTAN en relación a la indivisibilidad de la seguridad, uno de los principios de seguridad colectiva consagrados en el marco de las cumbres de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) en 1999, en Estambul, y en 2010 en Nursultán (entonces Astaná).

Ese principio estipula que la libertad de elegir alianzas queda limitada por la necesidad de evitar que algunos países fomenten su seguridad a costa de la de los demás.

No obstante, según el ministro ruso, algunos países, entre ellos Francia, insisten en la necesidad de brindar las garantías de seguridad basándose en los documentos que precedieron a la firma de la Carta de Estambul y a la Declaración de Astaná, en particular, los documentos de la cumbre de la OSCE de París de 1990. 

Si bien este principio representa “la cuestión clave” que movió a Rusia a la hora de proponer sus proyectos de seguridad a Washington y a la Alianza Atlántica, la reacción de estos últimos al respecto también fue “negativa”.

“Nuestros colegas occidentales intentan no solo ignorar sino enterrar este principio clave del derecho internacional acordado en el espacio euroatlántico”, se lamentó.

Sin embargo, reveló que su par estadounidense coincidió en señalar que este asunto representa un “tema para seguir conversando”.

“Intercambio sustantivo”. Desde el Departamento de Estado comunicaron que Blinken y Lavrov abordaron la respuesta por escrito dada por Washington a los proyectos de garantías de seguridad propuestos por Rusia.

Al mismo tiempo, el jefe de la diplomacia estadounidense subrayó que su país está dispuesto a seguir adelante con “el intercambio sustantivo con Rusia en materia de preocupaciones de seguridad” y que planea realizarlo “en plena coordinación” con sus socios y aliados.

Previamente, la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, había dicho que la conversación representaba “su próximo paso en el marco de los esfuerzos diplomáticos” en torno a la situación en Ucrania.

El pasado 17 de diciembre, Rusia publicó los proyectos de dos acuerdos que pretende alcanzar con EEUU y la OTAN en materia de garantías de seguridad en Europa.

La iniciativa se produjo en medio de una escalada de tensiones en torno a Ucrania: Occidente acusa a Moscú de preparar una intervención en el país vecino mientras que Rusia denuncia la militarización de Ucrania por parte la OTAN y el refuerzo de la presencia militar de la Alianza en Europa del Este.

En particular, las propuestas, con ocho artículos, estipulan que ambas partes deben actuar con base en los principios de seguridad indivisible y no provocar daños a la seguridad mutua; el segundo, que tanto Rusia como EEUU procuren que cualquier organización internacional, alianza militar o coalición en las que participe una de las partes, respete los principios contenidos en la Carta de las Naciones Unidas.

Otros puntos prevén excluir la expansión de la OTAN hacia el este, no admitir en esa alianza militar a países que fueron miembros de la extinta URSS, no utilizar el territorio de otros estados para atacar a la otra parte, no desplegar tropas y armamento en zonas donde eso sería percibido como una amenaza, no usar bombarderos pesados ni buques de guerra fuera del espacio aéreo y las aguas territoriales nacionales o internacionales, no desplegar misiles terrestres de alcance corto o medio fuera del territorio nacional o en áreas desde donde puedan alcanzar objetivos de la otra parte y, finalmente, no capacitar al personal militar ni a civiles de países no poseedores de armas nucleares en el uso de ellas.

La versión del eventual acuerdo con la OTAN consta por su parte de nueve artículos y es similar al documento propuesto a Washington.

Asimismo, las autoridades rusas insisten en que la Alianza retire todas las tropas y todo el equipo militar que han sido desplegados en territorio de los países que se adhirieron a esa organización después de 1997.

Respuesta de Washington. El pasado 26 de enero, Washington entregó al ministerio de Exteriores ruso las respuestas por escrito a las propuestas de garantías de seguridad formuladas por Moscú.

Poco después, Blinken y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, manifestaron que seguirán respaldando el principio de puertas abiertas de la Alianza.

Blinken indicó además que Washington continuará enviando armas y asesores militares a Ucrania para reforzarla ante “la agresión rusa”.

Lavrov declaró que el texto no contiene una “reacción positiva” al tema más apremiante que reside en la no expansión de la OTAN hacia el este y el no despliegue de armas de ataque que puedan amenazar a Rusia.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Reacción de Ucrania a la anexión rusa de cuatro provincias: adhesión acelerada a la OTAN

EEUU anunció nuevas sanciones al Kremlin y Liz Truss, premier británica, dijo que su país "nunca aceptará" las anexiones.

Rusia firmó la anexión de provincias ucranianas: “Nuestras para siempre”, exclamó Putin

Los países de Europa occidental desconocen el resultado de las elecciones realizadas en esas regiones que le dieron el triunfo a la opción de sumarse al Kremlin.

Fugas en gasoductos Nord Stream: acusaciones cruzadas y peligro de “III Guerra Mundial”

Aunque Moscú dejó de enviar gas, las tuberías que llegan a Europa occidental siguen llenas del hidrocarburo.

Referéndum en Donbass: Rusia anuncia la anexión de cuatro provincias ucranianas

Al pasar a considerar a estas provincias parte de su territorio, el Kremlin podría usar armas nucleares para defenderlas.