¿Cerca de una “guerra fría digital”? La pelea por la supremacía tecnológica

Fecha:

Un analista ha pronosticado que la economía digital será el próximo campo de batalla para la competencia estratégica entre las superpotencias, una advertencia que se produce en medio de una mayor rivalidad tecnológica entre China y EEUU, las dos primeras economías del mundo.

El investigador y analista Zhang Monan cree que China necesita prepararse para una “guerra fría digital” con EEUU ya que es probable que éste imponga restricciones más fuertes a la industria de la tecnología, agregando a su conjunto de herramientas de coerción “listas negras” de exportación, jurisdicción y revisiones de seguridad de inversiones.
 
“Estados Unidos ha adoptado una estrategia de ‘patio pequeño, valla alta’ para reprimir a China con un enfoque integral de todo el gobierno”, señaló Monan en el foro virtual del Centro de Intercambios Económicos Internacionales de China (CCIEE).
 
En el mismo encuentro, el exviceministro de finanzas chino Zhu Guangyao  criticó a Washington por tratar de contener el avance digital de China y señaló que la propuesta de Alianza para el Futuro de Internet, una iniciativa liderada por EEUU que pretende reunir a países con ideas afines para promover un Internet abierto y seguro, “dividiría Internet y construiría dos sistemas”, lo que “no es bueno para la economía digital mundial ni para ellos mismos al final”, señaló Zhu.
 
Este análisis llega unas semanas después de que Pekín revelara un plan para aumentar sus capacidades tecnológicas para 2025 con el fin no solo de mejorar la calidad y el valor de sus productos tecnológicos, sino también de ser tecnológicamente independiente de otros países.

El plan impulsa el objetivo de que las industrias centrales en la economía digital de China representen el 10% del Producto Interno Bruto para 2025, frente al 7,8% registrado en 2020.
 
Según el plan, “todos los principales países…están emprendiendo una planificación estratégica y tomando la iniciativa para crear nuevas ventajas competitivas para remodelar el panorama internacional en la era digital”.
 
El impulso de Pekín para hacer crecer su sector digital y obtener independencia tecnológica ha aumentado la preocupación entre los países occidentales.

El mismo presidente de EEUU, Joe Biden, ha sugerido que las democracias de mercado, no China, deberían escribir las reglas en torno al comercio y la tecnología del siglo XXI.
 
Zhang observó que EEUU y la Unión Europea (UE) han vinculado la regulación de la economía digital con la ideología, los derechos humanos y la geopolítica. Eso significa que no solo se trata de “competencia económica o tecnológica, sino más bien de una competencia por reglas y soberanía”. Por eso cree que la economía digital será el próximo campo de batalla de la competencia estratégica entre las potencias.

Otro factor importante es la escasez mundial de chips o semiconductores que puso contra la pared a la economía digital y a su hardware clave. Según Zhang, EEUU podría comenzar a bloquear los envíos de chips de y software industrial a China.

“Cortar el suministro sería realmente fatal para nosotros”, dijo el analista, citando la dependencia de China de los semiconductores importados, y señaló que es hora de ampliar el acceso al mercado de los servicios digitales, incluidas las empresas extranjeras de internet y las plataformas digitales de confianza.
 
“La apertura sigue siendo una base importante para mantener el desarrollo de la economía digital de China”, concluyó Zhang.

Fuente: Sputnik News

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

La Reserva Federal de EEUU sube otra vez la tasa de interés: cómo afecta a la Argentina

Por tercera vez en el año, la FED elevó 75 puntos básicos la tasa para combatir la inflación récord que sufre la economía norteamericana.

El Estado alemán nacionaliza a un gigante energético que perdió 8.500 millones de euros

La empresa Uniper no puede afrontar los costos del aumento del gas tras la invasión rusa a Ucrania.

Sombrío pronóstico del Banco Mundial: recesión global con inflación

Los indicadores que presagian un mal 23 son la caída de los índices de confianza de los consumidores y la desaceleración abrupta que registran Estados Unidos, China y la Eurozona, las tres principales economías del planeta.

El gas que no le vendió a Europa, Rusia lo exportará a China

El Kremlin anunció un futuro gasoducto, llamado Siberia 2, para enviar el hidrocarburo al gigante asiático.