“No miren arriba”: ¿puede un meteorito de 10 kilómetros destruir la Tierra?

Fecha:

La película de Netflix muestra a dos astrónomos, protagonizados por Leonardo Di Caprio y Jennifer Lawrence, y la situación que enfrentan al revelar que un cometa se dirige a la Tierra y la destruirá.

La película de Netflix “No miren arriba” nos muestra un escenario que ya se ha tratado varias veces en el cine, pero esta vez lo hace con un tono de sátira y dándole una especial relevancia a la ciencia y a los científicos.

El filme muestra a dos astrónomos, protagonizados por Leonardo Di Caprio y Jennifer Lawrence, que descuben que un cometa se dirige de manera inminente a la Tierra y la destruirá por completo.

La película, dirigida por Adam McKay, explora el rol de los medios, la política, las redes sociales y la ciencia misma respecto a la hipotética reacción que la Humanidad tendría frente a un evento como ese.

En BBC Mundo revisamos algunos de los aspectos científicos que se abordan en la trama.

¿Qué son los cometas?, ¿cuál es la diferencia entre cometas, asteroides, meteoros, meteoroides y meteoritos?

Los cometas son objetos primitivos del Sistema Solar, formados hace unos 4.600 millones de años, según indica la Agencia Espacial Europea.

Su nombre proviene del griego “kometes”, que significa “pelo largo”, debido a la llamativa cola de luz que los caracteriza. Los cometas están hechos mayormente de hielo, que en parte se evapora cuando pasan cerca del Sol.

La cola del cometa, por su parte, es de polvo y gas, que se liberan cuando el Sol evapora la superficie del cometa.

Hay millones de cometas, ubicados en regiones lejanas y frías del Sistema Solar como el cinturón de Kuiper, un anillo de cuerpos helados situado fuera de la órbita de Neptuno.

Los asteroides, en cambio, son objetos hechos de roca y no de hielo, como los cometas, son más pequeños que un planeta pero más grandes que un meteoroide.

La mayoría de los asteroides del Sistema Solar están ubicados en el Cinturón entre Marte y Júpiter, y cuando un asteroide o un cometa choca con otro, ambos cuerpos se fragmentan en piezas más pequeñas llamadas meteoroides.

Cuando un meteoroide ingresa a la atmósfera terrestre, se convierte en un meteoro, que son los que protagonizan las deslumbrantes “lluvias” y, aunque no son estrellas, popularmente se les llaman “estrellas fugaces”.

Finalmente, los meteoritos son meteoros que logran atravesar la atmósfera de la Tierra y caen como rocas en la superficie de nuestro planeta.

¿Qué tan probable es que un meteorito impacte la Tierra?

Según la NASA, diariamente sobre la Tierra caen unas cien toneladas de material interplanetario, la mayoría es polvo que se libera de los cometas.

La Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior (UNOOSA, por su sigla en inglés) define una categoría de cuerpos espaciales llamada Objetos Cercanos a la Tierra (NEO, por su sigla en inglés).

Un asteroide o un cometa se considera un NEO cuando está a unos 50 millones de kilómetros de la órbita de la Tierra. Como referencia, la Luna está a 384.400 km de la Tierra.

Hasta el 17 de diciembre de 2021, la NASA ha registrado casi 28.000 NEO desde 1980. De ellos, 117 son cometas y el resto asteroides. Entre ellos, 2.238 fueron clasificados como “Asteroides Potencialmente Peligrosos”, ya que pasaron a unos 4,7 millones de kilómetros de la órbita de la Tierra y tenían un tamaño mayor a 140 metros.

Pero también, cada unos 10.000 años existe la posibilidad de que asteroides mayores de 100 metros puedan impactar sobre la Tierra y causar desastres a nivel local o generar olas que inunden áreas costeras.

La NASA también calcula que cada “varios cientos de miles de años”, un asteroide mayor a un kilómetro podría golpear la Tierra. Si eso sucede, los escombros se esparcirían a través de la atmósfera, causarían lluvia ácida, se bloquearía parcialmente la luz del Sol y las rocas volverían a caer en llamas sobre la Tierra.

Se calcula que el meteorito que causó la extinción de los dinosaurios hace 65 millones de años tenía entre 10 y 15 kilómetros de ancho.

La NASA afirma que “ningún asteroide conocido presenta un riesgo significativo de impacto con la Tierra durante los próximos 100 años”. El riesgo más alto lo representa un asteroide llamado 2009 FD, que en el año 2185 tendrá menos de 0,2% de posibilidades de impactar el planeta.

¿Existen protocolos y mecanismos de defensa contra los meteoritos que puedan amenazar la Tierra?

Tanto la ESA como la NASA tienen oficinas de defensa planetaria dedicadas al monitoreo de NEO. La misión de esas oficinas es identificar y rastrear la trayectoria de objetos que puedan representar un riesgo para la Tierra, definir sus características, evaluar las consecuencias de un posible impacto, compartir las información con otras agencias y desarrollar métodos para desviar asteroides.

En noviembre, la NASA y la ESA lanzaron la primera misión que busca desviar un asteroide. se trata de la nave DART, que tiene el objetivo de estrellarse con el asteroide Dimorphos y cambiar su rumbo.

Este asteroide no representa ningún riesgo para la Tierra pero la idea es probar la tecnología que algún día podría ser necesaria para desviar de su curso un asteroide peligroso.

Entre los métodos que la NASA ve más viables está desviar la trayectoria del asteroide, ya sea mediante la fuerza de gravedad de otro objeto o golpeando al asteroide, como lo hará DART. También menciona que usar explosivos nucleares debería ser “el último recurso”.

¿Se puede extraer riqueza de los meteoritos?

Los asteroides que pasan cerca de la Tierra tienen el potencial de ser explotados algún día en busca de materias primas, indica la NASA, y pueden contener metales como hierro, níquel, platino y oro, que se pueden utilizar para generar combustible para cohetes y construir estructuras en el espacio.

Según la NASA, se estima que la riqueza mineral acumulada en el Cinturón de asteroides equivaldría a unos USD 100.000 millones por cada persona en la Tierra.

En 2020, un estudio calculó que el asteroide Psyche 16, descubierto en 1852, contiene una cantidad de metales equivalente a 10.000 cuatrillones de dólares.

Teniendo en cuenta que el valor de la economía global en 2019 era de 142 billones de dólares, de acuerdo al portal de datos alemán Statista, podría decirse que los minerales de Psyche valen unas 70.000 veces más.

En 2022, la NASA y SpaceX planean lanzar una nave que debería llegar a Psyche 16 en 2026.

Fuente: BBC Mundo

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Fracaso global: una persona muere de hambre en el mundo cada cuatro segundos

Además, 345 millones de personas sufren hambre aguda, una cifra que se multiplicó por más de dos desde 2019.

El mundo descreído: una de cada dos personas prefiere no leer noticias

"Fake news", malas noticas, pandemia, guerra e intereses políticos son algunos de los motivos de este fenómeno.

Irlanda del Norte: por primera vez hay más católicos que protestantes

Miles de personas murieron en Irlanda del Norte en un conflicto armado de 30 años entre la desbandada guerrilla republicana y católica del Ejército Republicano Irlandés (IRA) y fuerzas militares británicas, que incluyó atentados y matanzas de civiles.

El funeral de Isabel II se convierte en la mayor reunión de líderes mundiales en varios años

El presidente estadounidense, Joe Biden, y otros dignatarios llegaron a Londres, capital del Reino Unido, para el funeral, al que fueron invitados unos 500 miembros de la realeza, jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo.