Array

Un intento de romper el cerco

Fecha:

Compartir

Un medio de comunicación, cualquiera sea el formato o el soporte, sólo tiene sentido cuando es necesario al menos para un sector. En estos tiempos de blancos y negros, donde como nunca nada es lo que parece ni es porque sí, un medio, un portal en este caso, que suba información propia y proponga lecturas sobre la realidad con criterio periodístico es, desde el vamos, casi una rareza que remite a otros tiempos que ahora parecen lejanos.

Gaceta Mercantil viene a recuperar la esencia del periodismo como servicio, eso que le dio sentido hace casi 200 años. A mostrar la realidad a partir de una mirada comprometida sólo con las normas y los códigos que le dan contenido al oficio de contar lo que pasa.

Atahualpa Yupanqui decía que la mayor aspiración de un autor popular es convertirse en anónimo. En algún sentido el ejercicio de la profesión de periodista tiene esa esencia, lo importante es qué se cuenta y desde dónde se lo cuenta, más allá de la estructura del medio en que se lo haga.

Desde aquí comenzamos a desandar el camino de un oficio que está sitiado: sitiado por intereses cruzados, sitiado por las nuevas tecnologías, sitiado por presuntos nuevos públicos. En fin, sitiado.

Vamos a tratar de romper el cerco. Que no es poco.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Sergio Massa anunció medidas de alivio para afrontar la dura sequía

El paquete de auxilio incluye nuevas líneas con tasas subsidiadas, suspensión de anticipos de Ganancias y venta forzosa de hacienda.

Videos. Tormentas fuertes y granizo en el AMBA y siete provincias

El mal clima se mantendrá este miércoles en gran...

Censo 2022: hay 46.044.703 habitantes en la Argentina

Según los datos definitivos difundidos por el INDEC, la población creció un 14,78% desde el relevamiento de 2010.

¿Qué pasó en la cumbre de la Celac?

La reunión de presidentes latinoamericanos y caribeños reunida en Buenos Aires tuvo como punto destacado el retorno de Brasil tras la salida decidida por el gobierno de Jair Bolsonaro. Sin embargo fue también una caja de resonancia de las discrepancias que vienen atravesando la región y que dificultan el avance de la integración en un contexto político y geopolítico agitado.