Max Verstappen, el bicampeón más deslucido de la F1

Fecha:

Compartir

La confusa consagración de Max Verstappen otra vez como campeón mundial de Fórmula 1 el último domingo dejó un sabor agridulce al joven neerlandés que con tan solo 25 años se sumó al selecto grupo de 11 pilotos que lograron encadenar al menos dos títulos al hilo en la máxima categoría del automovilismo.

A este grupo de “notables” lo inauguró el italiano Alberto Ascari con Ferrari (1952-1953) y lo continuó el argentino Juan Manuel Fangio con Mercedes en 1954 y 1955. Luego se sumaron el australiano Jack Brabham (Cooper) en 1959-1960; el francés Alain Prost (McLaren) en 1985-1986; el brasileño Ayrton Senna (McLaren) en 1990-1991; el alemán Michael Schumacher (Benetton) en 1994-1995; el finlandés Mika Hakkinen (McLaren-Mercedes) en 1998-1999; el español Fernando Alonso (Renault) en 2005-2006; el alemán Sebastian Vettel (Red Bull) en 2010-2011 y el británico Lewis Hamilton (Mercedes) en 2014-2015.

Sin embargo, algo que debía ser un festejo extraordinario y un reconocimiento superlativo por parte de la F1 quedó reducido al aviso de un entrevistador cuando Verstappen bajó del auto al finalizar el Gran Premio de Japón, en Suzuka, porque nadie entendía qué había sucedido. Pareciera que, por impericia está vez o por acción el año pasado, la Federación Internacional del Automóvil (FIA) se empeña en arruinar los instantes finales de los títulos de “Mad Max”.

“Gris” en el reglamento

La superioridad absoluta de Verstappen en esta temporada es indiscutida. Luego de que el monegasco Charles Leclerc peleara las primeras fechas palmo a palmo con el campeón del mundo, los errores de estrategia de Ferrari y la poca fiabilidad de la máquina roja italiana contrastaron con el nivel ascendente de la escudería Red Bull, que le dio el mejor medio mecánico al mejor piloto de la actualidad para que el campeonato se definiera en Japón y le sobraran todavía cuatro fechas (Estados Unidos, México, Brasil y Abu Dhabi).

El problema en Japón fue que por el diluvio sobre el circuito, la carrera se pactó finalmente a 28 giros (52% de su distancia original) y al no llegar al menos al 75% del total, el reparto de puntos -según el reglamento- es también menor, por lo que las cuentas no cerraban para la coronación anticipada de Verstappen.

Pero las autoridades de la F1 aclararon que se le habían adjudicado al ganador las 25 unidades de una prueba ordinaria en base a un artículo del reglamento que salvaguarda ese derecho para las carreras que finalizan con bandera a cuadros como sucedió en Japón.

La FIA expuso: “Las normas relativas a la asignación reducida de puntos (artículo 6.5) sólo se aplican en caso de suspensión de la carrera que no se puede reanudar, y por lo tanto se otorgan los puntos completos y Max Verstappen es campeón del mundo”. Algo que nunca se había visto en la historia de la categoría.

El antecedente de Max Verstappen en el 2021

En 2021, en la definición más ajustada de la historia, Verstappen le ganó el título a Lewis Hamilton en la última vuelta de la última carrera del año, al superarlo tras ser beneficiado por la decisión de la FIA de permitir que, mientras estaba el auto de seguridad en pista, el neerlandés pudiese superar a autos rezagados que estaban entre él y Hamilton, una situación que tampoco había sucedido antes en la historia ante escenarios similares.

Ni el título 2021 ni el conseguido hace pocas horas son inmerecidos. El año pasado, la definición en la última vuelta del año demuestra que cualquiera de los dos protagonistas iba a ser un justo campeón. Y la amplia ventaja sacada esta temporada exime de cualquier cuestionamiento la coronación de Verstappen, que debe celebrarlo como se merece.

Lamentablemente, esta vez y la anterior, la FIA le quitó brillo a los triunfos con sus decisiones. Y ahora viene otra polémica: este martes se sancionó al equipo Red Bull recién ahora porque en 2021 excedió el límite de gastos impuesto para intentar equilibrar fuerzas en la categoría. La posible sanción no pone en riesgo el primer título de Max Verstappen. Pero le da pasto a las fieras que cuestionarán si la escudería austríaca se benefició por haber utilizado más dinero del permitido. ¿Lo usó para promoción y marketing o para desarrollar algún factor clave del auto campeón? Otra mancha para el primer título de “Mad Max”, que actualmente es el mejor piloto del mundo y no se merece estas cuestiones que le quitan un poquito de luz a sus brillantes campeonatos.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Max Verstappen, el bicampeón más deslucido de la F1 (parte II)

El neerlandés, con el N°1 asegurado y en medio del pelotón, se negó a cederle una posición clave para sus aspiraciones a su compañero de equipo, "Checo" Pérez.

Murió Carlos Pairetti, el campeón de TC con el mítico “Trueno Naranja”

El expiloto tenía 86 años y estaba afectado por deficiencias respiratorias y cardíacas.

Sorpresa en la Fórmula 1: el alemán Sebastián Vettel anunció que se retira

El cuatro veces campeón de la máxima categoría del automovilismo mundial publicó un video con la noticia.

Jefe de Mercedes comparó la definición de la Fórmula 1 con la “Mano de Dios” de Maradona

Toto Wolff volvió a hacer explosivas declaraciones. También trazó...