Líderes latinoamericanos despidieron a Hebe de Bonafini

Fecha:

Compartir

Varios líderes políticos latinoamericanos expresaron su pesar en las redes sociales por el fallecimiento a los 93 años de Hebe de Bonafini, la presidenta de Madres de Plaza de Mayo.

“Con la partida de Hebe de Bonafini perdimos una luchadora incansable. Reclamando verdad y justicia junto a las Madres y Abuelas, enfrentó a los genocidas cuando el sentido común colectivo iba en otra dirección. Con enorme cariño y sincero pesar, la despido. Hasta siempre Hebe”, afirmó el presidente argentino, Alberto Fernández, en Twitter.

Bonafini falleció en la mañana de este domingo tras varios días internada en el Hospital Italiano de La Plata.

“La Patria Grande honra a una valiosa mujer, luchadora y profundamente revolucionaria que hoy 20 de nov, se hace eterna (…) Estarás siempre en los corazones del pueblo venezolano y latinoamericano”, señaló, por su parte, el presidente Nicolás Maduro.

El presidente boliviano, Luis Arce, también se unió a las condolencias y afirmó que la vida y el compromiso de Hebe “con las causas justas se constituyen en un gran legado que acompañará siempre la lucha de nuestros pueblos en defensa de los Derechos Humanos”.

Madre de dos hijos militantes desaparecidos en 1977, Bonafini también estuvo rodeada de polémica por sus ásperas declaraciones sobre diversos temas políticos y, en los últimos años, por un escándalo financiero que llegó a la Justicia, la causa “Sueños compartidos” en la que se iinvestigan supuestos manejos irregulares de millones de dólares por parte de Madres.

“Nos aflige profundamente el fallecimiento de Hebe de Bonafini, gran luchadora y presidenta histórica de Madres de Plaza de Mayo, entrañable amiga de Cuba y de la Revolución. Muy sentidas condolencias al pueblo y gobierno de Argentina, extensivas a sus familiares y allegados”, dijo el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez en un mensaje en Twitter.

Arnaldo Otegi, líder de la agrupación independentista vasca Euskal Herria Bildu y una de las figuras clave para lograr la paz con la organización nacionalista ETA, también lamentó el fallecimiento. “Hebe de Bonafini se va tras una vida de búsqueda y lucha, una vida de solidaridad en la que no le faltó tiempo para defender a los y las presas vascas y sus familiares. Todo nuestro reconocimiento y nuestras condolencias a sus familiares y a todo el pueblo argentino. Hebe eterna”, apuntó.

Asimismo, el expresidente boliviano Evo Morales dijo estar consternado por fallecimiento de la titular de Madres, a quien consideró un “ejemplo para las nuevas generaciones”.

“La hermana Hebe vivirá por siempre en la memoria de los trabajadores, pueblos indígenas, dirigentes comprometidos y movimientos sociales de la Patria Grande que marchan unidos con las banderas de defensa de los derechos humanos desde la Plaza de Mayo hasta los confines del mundo”, escribió Morales.

Bonafini se consideraba “un ama de casa más” hasta que el 8 de febrero de 1977 su hijo mayor fue secuestrado y desaparecido en La Plata. El 6 de diciembre de ese año corrió la misma suerte su otro hijo varón cuando fue secuestrado en la localidad bonaerense de Berazategui. El 25 de mayo de 1978 también desapareció su nuera, María Elena Bugnone Cepeda.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Alarma en Hawai: entró en erupción el Mauna Loa, el volcán activo más grande del mundo

Comenzó a arrojar ceniza y escombros por primera vez en casi 40 años, y las autoridades pidieron a la población mantenerse en alerta por una eventual orden de evacuación.

Gigantes de la prensa internacional piden a EEUU la liberación de Julian Assange

El País, Le Monde, The Guadian, NY Tomes y Der Spiegel encabezan la defensa del creador de Wikileaks.

Decano del Trinity College de Cambridge avaló la idea de que Jesucristo podría haber sido transgénero

Un testigo afirmó que el público estaba "visiblemente incómodo" por el discurso "verdaderamente chocante".

Brasil: Tribunal Electoral rechaza pedido de Bolsonaro de anular votos de Lula

El presidente del TSE, Alexandre de Moraes, aplicó una sanción económica de 4,3 millones de dólares a la coalición del presidente por litigar "de mala fe".