Indec: los argentinos guardan US$ 261.490 millones fuera del sistema

Fecha:

Compartir

La eterna inestabilidad económica de la inflación, la inflación de dos dígitos desde hace más de quince años y la pérdida de confianza en la moneda local, cuyo poder de compra se evapora mes a mes, explican que miles de argentinos defiendan sus ahorros de diversas maneras, siempre fuera del sistema financiero formal.

En ese contexto todos los años se incrementa el monto de dinero que atesoran en cajas fuertes, en cuentas en el exterior y “en el colchón” y según las últimas estimaciones oficiales del Indec la cifra ya supera los U$S 261.490 millones, lo que equivale al 75% de la deuda externa argentina.

El último dato, difundido este martes, corresponde al tercer trimestre de este año, según el informe “Balanza de Pagos, posición de inversión internacional y deuda externa”, que contempla todas las operaciones financieras entre la Argentina y el exterior, tanto del sector público como privado.

El monto es 3,7% superior comparado con el estimado por el organismo un año atrás (US$ 252.186 millones), lo que equivale a unos 10.000 millones más, pero, si bien en términos nominales refleja un crecimiento se ubica por debajo de la inflación registrada en Estados Unidos (8,2% interanual en julio).

Según el Instituto de Estadística y Censos, el dinero guardado fuera del sistema por los argentinos, contemplado dentro del capítulo “Otras inversiones” en la posición de inversión internacional -si se considera la evolución en el último trimestre (julio-septiembre, últimos datos disponibles)-, aumentó US$ 3569 millones (1,4%).

La dolarización de los ahorros y la huida del sistema local es una tendencia que hace años marca a la economía argentina y no distingue gobiernos ni administraciones.

La acumulación de sucesivas crisis económicas, cepos, confiscaciones de depósitos, alta inflación, cambios de moneda, déficit fiscal, emisión y pérdida del poder adquisitivo  configuran un escenario de desconfianza hacia el sistema financiero local y hacia el peso como refugio para los ahorros.

Mientras la inflación local se encamina a las tres cifras (el último REM del Banco Central ubica el consenso de proyecciones en torno al 99,7% para 2023), los argentinos intentan huir del peso para evitar el impacto de su pérdida de poder adquisitivo. 

Así, la moneda local es usada para concretar pagos y transacciones cotidianas (algunas operaciones, como la compraventa de propiedades, se estima y se realiza en dólares) y hace tiempo que perdió su carácter de reserva de valor.

En consecuencia, muchos de quienes tienen capacidad de ahorro recurren al dólar u otras divisas para intentar cuidar su capital.

El crecimiento del “stock” de ahorros fuera del sistema cobra mayor peso cuando se coteja ese dato con otras variables de la economía: por ejemplo, el dato equivale a más de seis veces las reservas brutas del Banco Central, que al cierre del lunes se ubicaban en US$ 39.798 millones.

La acumulación de activos externos que quedan por fuera del sistema tiene larga data, por lo que la cifra actual, si bien es significativa, no es más que un reflejo de la continuidad de la debilidad en la demanda de pesos. Esto es en un contexto donde la inestabilidad macroeconómica es la norma más que la excepción, situación que se plasma en una desconfianza en los activos locales en un contexto de tasas reales sistemáticamente negativas dada la escalada de los precios”, dice Milagros Suardi, economista de la consultora Eco Go.

“El fenómeno se fue profundizando con el correr de los años, en tanto la economía convive con una restricción a la compra de dólares oficiales y una elevada brecha cambiaria, frente a un BCRA que hace malabares para conservar sus reservas. En el fondo, es un problema de desconfianza, en una economía que no crece, que no tiene crédito en pesos y menos en dólares, y que es a su vez un determinante para la imposibilidad de crecer”, agrega la analista.

El informe del Indec incluye a su vez otros rubros que ilustran cómo los argentinos eligen destinar sus bienes a instrumentos o activos fuera del país. Según el organismo, en el concepto de “Inversión directa” (bienes, propiedades u otros activos físicos) los argentinos tienen declarados US$ 44.184 millones. En comparación con igual trimestre de 2021, ese stock se incrementó en US$ 2135 millones (5,1%).

En tanto, la categoría “Inversiones de cartera”, que contempla títulos públicos, acciones y otros instrumentos financieros, concentra unos US$ 71.709 millones.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Sergio Massa anunció medidas de alivio para afrontar la dura sequía

El paquete de auxilio incluye nuevas líneas con tasas subsidiadas, suspensión de anticipos de Ganancias y venta forzosa de hacienda.

Manual de Massa: El FMI recomendó cumplir metas fiscales y monetarias para “anclar” la inflación

El organismo financiero internacional estimó que la economía argentina creció 4,6% en 2022 pero este año solo lo pará 2%. Las restricciones en la región.

Estatales tendrán un 23,13% de aumento adicional en su paritaria

UPCN y ATE firmaron un acuerdo con el Gobierno por un nuevo aumento para el trimestre febrero-abril.

Massa extiende “Precios Justos” para llegar a 3% de inflación en abril

El ministro de Economía, que se juega al chanches electorales junto al FdT, anunció que el programa se extenderá hasta julio, un mes antes de las PASO.