Detienen en Yemen a sospechosa de enviar los explosivos a EE.UU.

Fecha:

Compartir

Las autoridades yemenitas cumplieron con el arresto 24 horas después de que los paquetes fueran hallados en dos aviones que iban a Chicago desde Londres y Abu Dabi. Obama había anticipado la colaboración del Gobierno de Sanaa.

La policía de Yemen detuvo hoy en Sanaa, la capital del país, a una mujer sospechosa de haber enviado los paquetes con explosivos descubiertos el viernes en Inglaterra y en Dubai, presuntamente dirigidos a dos sinagogas en la ciudad estadounidense de Chicago.

El hallazgo disparó un alerta antiterrorista internacional y el propio presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habló en rueda de prensa de que la amenaza terrorista era “creíble”.

La noticia de la detención de la mujer, de la que no se conoce la identidad y la nacionalidad, se difundió poco después de que la ministro de Interior británica, Theresa May, confirmara que el paquete hallado en el aeropuerto inglés de East Midlands contenía un explosivo “viable”, que podría haber derribado el avión en el que iba a despacharse esa encomienda a Chicago.

Por su parte, la ministro de Seguridad Interior de Estados Unidos, Janet Napolitano, aseguró que el complot “tiene el sello” de la filial yemenita de Al Qaeda, el grupo fundamentalista islámico considerado responsable de los atentados del 11 de setiembre del 2001 contra el Pentágono y las torres gemelas de Nueva York.

En Sanaa, el presidente Ali Abdullah Saleh, informó que la policía local rodeó una casa en la capital y detuvo allí a una mujer sospechosa de haber despachado los paquetes con explosivos. “Yemen está decidido a luchar contra el terrorismo, pero no dejará que nadie intervenga en sus asuntos internos”, advirtió Saleh en rueda de prensa.

Hasta ahora, la filial yemenita de Al Qaeda se había limitado a desarrollar ataques en el extranjero, pero los analistas creen que sus actividades estarían apuntando también contra el gobierno de Sanaa por su colaboración con Washington.

El grupo yemenita de Al Qaeda, además, es señalado como el autor del ataque contra el responsable de las fuerzas antiterroristas de Arabia Saudita, el príncipe Mohammed bin Nayef, quien salió ileso del atentado cometido el año pasado.

Por eso no sorprende que Obama llamara hoy por teléfono al rey saudita, Abdullah, para agradecerle el “papel crítico” jugado por los servicios de seguridad de Riyad para desbaratar este complot.

Numerosos analistas occidentales señalaron que habrían sido los servicios de inteligencia sauditas quienes pasaron el dato sobre la operación con los paquetes explosivos.

Por su lado, las fuerzas policiales yemenitas informaron que están inspeccionando otros 26 paquetes sospechosos y siguiendo el rastro de Anwar al-Awlaki, el líder religioso nacido en Estados Unidos y señalado como el autor intelectual del ataque.

“Los sucesos de las últimas 24 horas –dijo Obama- destacan la necesidad de mantener la vigilancia sobre el terrorismo”.

El complot se conoció apenas cuatro días antes de que en Estados Unidos se celebren elecciones de “medio término”, durante las cuales se renovará la cámara de representantes y un tercio del Senado

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Crisis en Perú: Congreso aprueba reconsiderar el adelanto de elecciones para este año

El Congreso de Perú avaló reconsiderar el adelanto de elecciones generales...

“Europa no tiene una verdadera política exterior o de defensa, siempre vamos detrás de EEUU”

El canciller italiano Antonio Tajani asegura que se trata de un problema que persiste desde 1954.

“Mientras gobernó Perón, otra era la realidad argentina”: la respuesta de Alberto F. al Papa

“Cuando empezaron a sucederse gobiernos dictatoriales, siempre regidos por las lógicas liberales y conservadoras, generaron lo que generaron”, explicó el Presidente., aludiendo a la herencia que recibió de Mauricio Macri.

Entrevista a Marisa Glave: De Pedro Castillo a Dina Boluarte (o la crisis interminable del Perú)

El presidente peruano intentó cerrar el Congreso, que lo quería destituir, en un casi inexplicable salto al vacío. Pocos minutos más tarde, era detenido y reemplazado por la vicepresidenta.