Alberto Fernández a Xi Jinping: “Si usted fuera argentino, sería peronista”

Fecha:

La reunión en Bijing, que ambos mandatarios calificaron como “cordial, amistosa y fructífera”, concluyó con una serie de acuerdos de inversión por 23.000 M de dólares.

El presidente argentino Alberto Fernández debe haber sorprendido este domingo a su par chino, Xi Jinping, en el encuentro que mantuvieron en Pekín al decirle que “si fuera argentino, sería peronista”.

En el marco del cincuentenario de las relaciones bilaterales, iniciadas durante el gobierno de facto de Alejandro Agustín Lanusse, un general que no podría considerarse cercano al maoísmo, el mandatario argentino le planteó esa distopía a su anfitrión antes de firmar acuerdos de inversión por 23.000 millones de dólares y la incorporación de Argentina en la llamada “Franja y Ruta de la Seda”.  

El histórico Gran Palacio del Pueblo de Beijing fue el lugar elegido para la bilateral, en la que Alberto F. le agradeció a su par chino su apoyo en medio de la pandemia del coronavirus.

La conversación entre ambos jefes de Estado se extendió por casi una hora a pesar de que estaba pactado que durara apenas 20 minutos, como suelen destacar los portavoces oficiales en estos casos, para remarcar el clima distendido y de amplio acuerdo.

La ofensiva geopolítica del gigante asiático a través de la Franja busca expandir su influencia en diferentes regiones del mundo.

Xi Jinping le agradeció a su invitado el discurso de julio del año pasado en el marco de las celebraciones que se organizaron por el centenario del Partido Comunista Chino (PCCh), y el argentino le respondió contándole la historia del Partido Justicialista, al que calificó como un espacio que siempre “intentó hacer un país más industrializado y con distribución de los ingresos”.

Alberto Fernández también comentó que el proceso iniciado por el peronismo siempre fue interrumpido “por algún golpe de Estado o por políticas liberales”.

Por otra parte, ambos mandatarios calificaron la reunión como “cordial, amistosa y fructífera”, y valoraron “altamente el vínculo profundo y sostenido de las relaciones chino-argentinas”.

Acompañó al primer mandatario en la gira el intendente de José C. Paz, Mario Ishii, un “barón” del Conurbano que por razones familiares antes que políticas mantiene una fluida relación con el gobierno chino.

Fernández estuvo acompañado por el canciller, Santiago Cafiero; los gobernadores de Río Negro, Arabela Carreras, y de Buenos Aires, Axel Kicillof; el embajador argentino en China, Sabino Vaca Narvaja; el senador Adolfo Rodríguez Saá y el diputado Eduardo Valdés.

Del lado chino participaron Ding Xuexiang, miembro del Buró Político del Comité Central del PCCh y director de la Oficina General del Comité Central del partido; Yang Jiechi, también miembro del Buró Político y director de la Oficina de la Comisión de Asuntos Exteriores del Comité Central; Wang Yi, consejero de Estado y canciller; He Lifeng, presidente de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma; Wang Wentao, ministro de Comercio; Ma Zhaoxu, viceministro de Relaciones Exteriores, y Hu Chunying, ministra adjunta de Relaciones Exteriores.

A su vez el Presidente le pidió a Xi Jinping entrar en el BRICS, el grupo de economías emergentes integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, planteo que también le hizo al presidente ruso, Vladimir Putin, el sábado en Moscú.

El jefe de Estado argentino también solicitó una mayor ayuda financiera mediante la renovación del “swap” de monedas y a través de la redistribución de los DEG (Derechos Especiales de Giro) que envía el Fondo Monetario Internacional (FMI) a los países miembros. 

Al respecto, Xi Jinping respondió que está dispuesto “a estudiar proyectos de canalización” de esas remesas y manifestó la necesidad de que el FMI “lleve a cabo una revisión de su política de sobrecargos”, en coincidencia con el pedido de la Argentina en diversos foros internacionales.

También coincidieron en la relevancia del G-20 “como foro destacado para la cooperación económica internacional”, y afirmaron que seguirán “trabajando conjuntamente en áreas de interés común, tales como salud, finanzas y comercio”.

En la década del cincuenta, el presidente Juan Domingo Perón decidió enviar alimentos a Beijing en un complicado momento económico para China, y la asistencia se concretó con la firma del entonces ministro de Comercio Exterior, Antonio Cafiero, abuelo de Santiago, el actual canciller.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Regresa tras su 50° viaje de instrucción la Fragata Libertad

La tripulación está integrada por 326 personas, que incluye 57 mujeres y está constituida por 28 oficiales, 92 guardiamarinas en comisión y 191 suboficiales.

Alberto Fernández en la ONU: “Los magnicidios han sido prólogos de grandes tragedias”

El Presidente aprovechó su discurso para agradecer la solidaridad recibida por el intento de ataque a Cristina Kirchner. Reclamo por Malvinas y pedido de cooperación por AMIA y la Embajada de Israel.

Alberto Fernández en EEUU: visita al FMI, seducción a inversores y discurso en la ONU

El Presidente participará por primera vez de manera presencial en la Asamblea de las Naciones Unidas tras dos años de restricciones por la pandemia.

Alberto Fernández quiere dar de baja los contratos de peajes de la Panamericana y Acceso Oeste firmados por Macri

El Gobierno advirtió que el expresidente "otorgó una dolarización al contrato" de las autopistas sin que hubiera "ningún componente que justifique" esa medida, y refirió que "se determinó un ajuste del 8% anual, lo que permitió a ambas empresas tener una rentabilidad extraordinaria".