Rusia bota la fragata “Admiral Golovko” con los misiles hipersónicos Zircón

Fecha:

Compartir

La fragata rusa del proyecto 22350 “Admiral Golovko” fue botada para realizar sus primeras pruebas en el mar, comunicó el servicio de prensa de la Flota del Báltico.

“La fragata del proyecto 22350 ‘Admiral Golovko’ se hizo a la mar para realizar las pruebas”, comentaron en la flota.

Los especialistas comprobarán el funcionamiento de varios sistemas de soporte vital del buque, los equipos radiotécnicos, de salvamento, los equipos de comunicación, la planta motriz, el timón, los mecanismos auxiliares y otros.

“Además, se comprobarán en distintos regímenes la velocidad y la maniobrabilidad de la fragata”, destacó el comunicado, al agregar que el buque está acompañado en alta mar por varios buques de guerra y barcos de apoyo logístico, así como de la aviación naval de la Flota del Báltico.

Estos buques tienen un desplazamiento de 4.500 toneladas, 135 metros de eslora y 15 de manga, y alcanzan velocidades de hasta 29 nudos.

Su armamento incluye los misiles de crucero Ónix y Kalibr, y se espera que también incluya pronto los hipersónicos Zircón, indicaron las fuentes oficiales.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Turquía advierte al embajador de EEUU: “Quite sus sucias manos de nuestro país”

"Sé claramente los pasos que ha dado y cómo quiere sembrar la duda" en el país, declaró el ministro del Interior, Suleyman Soylu.

Vladímir Putin conmemora la batalla de Stalingrado: “Vuelven a amenazarnos con tanques alemanes”

Tras la rendición del III Reich el 2 de febrero de 1943, se convirtió en un presagio de victoria del Ejército soviético sobre las tropas nazis.

EEUU: Jair Bolsonaro pidió un visado de turista por seis meses

El expresidente de Brasil se encuentra en el país norteamericano desde el pasado 30 de diciembre, dos días antes de que asumiera Lula da Silva.

Brasil: Jair Bolsonaro podría volver de EEUU “mañana, dentro de seis meses o nunca”, advirtió su hijo

El ultraderechista enfrenta una investigación sobre su supuesta participación en los ataques del 8 de enero a las sedes de los tres poderes. Su mujer, Michele, regresó a Brasilia el jueves.