Alberto F. ratificó que Maduro “está más que invitado” y asegura que “va a venir”

Fecha:

Compartir

El presidente Alberto Fernández ratificó que su par de Venezuela, Nicolás Maduro, “está más que invitado” “está más que invitado” a la VII Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) que comenzará este martes en Buenos Aires.

Con este anuncio hizo de este modo caso omiso a las críticas de numerosas voces opositoras y de entidades empresariales. “Venezuela es parte de la CELAC y Maduro está más que invitado. Hasta donde yo sé, lo hará”, anticipó el mandatario en una entrevista con el diario Folha de São Paulo.

Según dijo, “la posición de Argentina con relación a Venezuela es impulsar, a través del Grupo de Contacto, los diálogos que se están realizando en México”, donde gobierna el presidente Andrés Manuel López Obrador, uno de los impulsores del progresista “Grupo de Puebla”.

Fernández aseguró que esas conversaciones entre distintos sectores políticos y sociales de Venezuela “pueden dar buenos resultados”.

“La idea es que los venezolanos decidan entre venezolanos, no con nosotros”, manifestó el jefe de Estado un presidente “pro tempore” del foro que integran 33 apaíses.

Llegando ya al final del mandato en ese organismo regional, mandatario resaltó que “en estos tiempos difíciles, fue un mecanismo importante para llevar la voz de América Latina a la Cumbre de las Américas y al G7 y participar en la discusión sobre el conflicto entre Ucrania y Rusia”.

Paralelamente, existe un “deshielo” comercial entre Washington y Caracas por la crisis energética desatada por la invasión de Ucrania por Rusia de la que mañana se cumple un año, lo que derivó en la autorización a petroleras estadounidenses a operar en Venezuela y al descabezamiento de la cúpula de la oposición antichavista encargada por Juan Guaidó.

“El año que comienza es decisivo porque la mayoría de las consecuencias de la guerra comenzarán a verse ahora. Y cuando la FAO dice que 300 millones de personas morirán de hambre, nos preocupa mucho, porque sabemos que muchas de esas personas pueden ser de América Latina”, expresó.

“Y vivimos un momento particularmente convulso para la región, en el que tenemos que trabajar para garantizar la institucionalidad de la democracia”, agregó Fernández.

Al respecto advirtió  que la derecha latinoamericana está “muy fuerte” y acusó a un sector de la misma de apelar a la violencia como método “adecuado para combatir la democracia” y “amenazar a la sociedad”.

“Hay un cierto sector de la derecha latinoamericana que piensa que la violencia es un modo adecuado para combatir la democracia, amenazar a la sociedad. Debemos estar alertas, sin permitir que eso ocurra en ningún lugar”, concluyó el presidente.

La llegada de Maduro al país fue objetada por todo el arco de Juntos por el Cambio y fuerzas políticas libertarias, que acusan al líder bolivariano de presuntas violaciones a los derechos humanos y a la democracia en Venezuela.

La titular del PRO, Patricia Bullrich, llegó al punto de solicitar que a su arribo al país Maduro sea “detenido de manera inmediata por haber cometido crímenes de lesa humanidad, tal como ocurrió con Pinochet en Londres, en 1998”.

En tanto, el ex presidente Mauricio Macri compartió una carta abierta este domingo en sus redes sociales y consideró que “la inmensa mayoría de los argentinos” sienten “vergüenza de que nuestro país se asocie con otros donde hay persecución, tortura, narcoterrorismo, presos políticos y elecciones fraudulentas que se burlan de la democracia”.

“La bienvenida a estos dictadores no la organizamos nosotros los argentinos, sino un gobierno que languidece en su mediocridad, uno que pronto se llevará el desgraciado honor de haber sido el peor gobierno de la historia de la democracia de nuestro país”, sentenció el fundador del PRO.

Todavía no está confirmada la llegada de Maduro para participar de la CELAC. En cambio, sí estará el presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, otro de los jefes de Estado que la oposición denuncia por presuntas violaciones a los derechos humanos.

El mandatario de Nicaragua, Daniel Ortega, también bajo la lupa de la oposición por el régimen político que impone en el país centroamericano, fue invitado por Alberto Fernández pero no viajará al país para concurrir a la cumbre de la CELAC.

La gran estrella del evento será el flamante presidente de Brasil, Lula da Silva, quien viene de atravesar momentos de extrema tensión política por el intento de golpe de Estado de miles de militantes bolsonaristas a apenas una semana de asumir en el Palacio del Planalto.

Fernández mantendrá con su par de Brasil, quien gobierna la economía más poderosa del continente, una reunión bilateral en la que, entre otros asuntos, podrían avanzar en los lineamientos para instaurar una moneda común de ambos países, denominada “Sur”.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Turquía advierte al embajador de EEUU: “Quite sus sucias manos de nuestro país”

"Sé claramente los pasos que ha dado y cómo quiere sembrar la duda" en el país, declaró el ministro del Interior, Suleyman Soylu.

Vladímir Putin conmemora la batalla de Stalingrado: “Vuelven a amenazarnos con tanques alemanes”

Tras la rendición del III Reich el 2 de febrero de 1943, se convirtió en un presagio de victoria del Ejército soviético sobre las tropas nazis.

EEUU: Jair Bolsonaro pidió un visado de turista por seis meses

El expresidente de Brasil se encuentra en el país norteamericano desde el pasado 30 de diciembre, dos días antes de que asumiera Lula da Silva.

Brasil: Jair Bolsonaro podría volver de EEUU “mañana, dentro de seis meses o nunca”, advirtió su hijo

El ultraderechista enfrenta una investigación sobre su supuesta participación en los ataques del 8 de enero a las sedes de los tres poderes. Su mujer, Michele, regresó a Brasilia el jueves.