Las costumbres navideñas que continuaron a pesar del Covid-19

Fecha:

Con restricciones por la pandemia, millones de personas siguieron con los ritos ancestrales alrededor del planeta.

El año 2021 será recordado como una continuación del pandémico 2020 y su coronavirus que vino a paralizar a mundo como nunca antes en más de un siglo. Millones de personas confinadas, sin poder reunirse con familiares y seres queridos. Crisis económica en todo el planeta y la suspensión de la vida como la conocemos. Por eso, millones de personas celebran este 25 de diciembre la Navidad casi como una especie de resistencia al virus.

Aunque por las restricciones que rigen en cada país los festejos serán diferentes a los ideales, las propias costumbres de los pueblos, sus ritos, música y preparativos se mantuvieron firmes.

Con la llegada en noviembre del Adviento, el período de preparación para celebrar la Navidad que comienza cuatro domingos antes, la mayoría de los niños de todo el mundo -en especial los europeos- empieza a escribir las cartas para Papá Noel.

Con su larga barba blanca y vestido de rojo, Papá Noel va de casa en casa a bordo de su trineo y entra por chimeneas y ventanas para repartir los regalos.

Fueron los emigrantes holandeses quienes trajeron la tradición de San Nicolás (Sinterklaas) a América en el siglo VII, y allí evolucionó hasta el actual Santa Claus o Papá Noel.

La mayoría recibe los regalos en la noche del 24 de diciembre, aunque en algunos países la visita de Papá Noel se adelanta unos días.

Por ejemplo, en países como Holanda, Bélgica, Alemania y Luxemburgo los regalos se reparten en la noche del 5 al 6 de diciembre, y Santa Claus llega acompañado del terrible Krampus o su siervo Ruprecht, que se encargan de castigar a los chicos que se portaron mal a lo largo del año.

En Dinamarca, lo acompaña el duende Nisse, que también lleva un gorro rojo con borla. A él se debe la costumbre en algunas regiones del juego del “amigo invisible” durante el Adviento, que consiste en hacer anónimamente pequeños regalos. En Nochebuena, como agradecimiento a Nisse, suele dejarse un plato de caldo frente a la puerta.

En Suecia, el duendecillo navideño se llama Jultomte. El 13 de diciembre llega de visita la reina Lucía con su corona de velas en la cabeza, repartiendo pan de azafrán. La tradición escandinava data del siglo XIX y recuerda el martirio de Santa Lucía, cuya luz ahuyenta brujas y malos espíritus.

En Noruega los actos pre-navideños también empiezan el día de Santa Lucía, y esa noche los animales domésticos disfrutan de la primera cena especial de Navidad. Los noruegos decoran sus casas con canastas trenzadas, coronas de tallos de lino y figuritas de duendes con base de piñas o nueces.

En las mesas nunca faltan recipientes de arroz, en los que se esconde una almendra que llenará de buenos augurios al afortunado comensal que la encuentre.

En los países escandinavos la gastronomía incluye salmón, bacalao, albóndigas de carne, paté de reno con arándanos y crema de bayas, todo acompañado de abundante cerveza y akevitt -aguardiente noruego-. Luego de la cena, se ilumina el árbol de Navidad y los niños aguardan la llegada del “julenisse”, duende navideño que en Nochebuena se transforma en Papa Noel.

Además, una leyenda noruega dice que la víspera de Navidad trae espíritus diabólicos y brujas, por lo que se acostumbra a esconder las escobas antes de irse a dormir, para evitar que alguna bruja se pose en ellas.

El venerado San Nicolás está considerado una mezcla de dos personajes históricos: el obispo Nicolás de Myra (Turquía), que vivió en el siglo IV, y el abad Nicolás del monasterio suizo de Sion, fallecido en el año 564. El santo es patrono de los jóvenes y niños.

Según la tradición holandesa, viene de España y llega a las costas del país en un barco de vapor. Sus restos se conservan en la basílica que lleva su nombre en Bari, en el sur de Italia.

Tras la Reforma protestante, en los países evangélicos el Niño Jesús desbancó a San Nicolás como el encargado de entregar los regalos en la noche del 24 de diciembre.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

El Nobel de Literatura fue para la francesa Annie Ernaux

Annie Ernaux fue galardonada "por el coraje y la agudeza clínica con la que descubre las raíces, los extrañamientos y las restricciones colectivas de la memoria personal".

Con el mundo en pie de guerra como nunca en el siglo XXI, el Nobel de la Paz será un mensaje: ¿Queda vacante?

Desde el presidente ucraniano Volodímir Zelenski hasta la adolescente noruega Greta Thunberg figuran entre los más de 340 candidatos.

Brasil: Lula recibió el crucial apoyo de Tebet, la “tercera en discordia” con Bolsonaro

La representante del Movimiento de la Democracia Brasileña afirmó que el respaldo es por la "defensa de la democracia" del candidato del PT.

Clave: Lula recibió el apoyo del partido de Ciro Gomes, cuarto en las elecciones

Lo definió una reunión de la dirección del espacio político,, que obtuvo el  3,04% de los votos en unos comicios muy polarizados.