Marcha de velas: Indignación y fuerte reclamo por más seguridad en Villa Gesell

Fecha:

A dos días del asesinato de Fernando Báez Sosa varios cientos de personas lo recordaron en un emotivo acto en la Villa.

Varios cientos de personas reclamaron anoche indignadas en Villa Gesell por la muerte del joven Fernando Báez Sosa, en la madrugada del domingo pasado, a manos de una patota de rugbiers. 

Báez fue atacado y asesinado por un grupo de una decena de jóvenes de un club de rugby de Zárate en la zona de boliches más concurrida de Villa Gesell, frente a Le Brique.

No hubo allí ningún diagrama de prevención policial o municipal que evitase esta muerte y varios testigos afirman que la ambulancia tardó más de 30 minutos en llegar.

En medio de la indignación por el brutal crimen, en la marcha los cuestionamientos pusieron el foco en el responsable de la seguridad en ese balneario, el secretario municipal Mauricio Andersen, un comisario inspector de la Policía bonaerense en uso de licencia que tiene un pedido de juicio oral en su contra por presunto incumplimiento de los deberes y por no promover la persecución y promoción de los delitos.

Anoche, con fuertes críticas a las autoridades y al descontrol que quedó expuesto por el mortal ataque a Báez Sosa, una multitud se congregó en la escena del crimen para exigir justicia. “Fernando es hijo de todos”, gritaron en una de las consignas.

La investigación tendrá este martes un momento clave ya que los once sospechosos participarán de una serie de ruedas de reconocimiento.

La mayoría de los testigos que estaban en 3, entre 102 y Buenos Aires, el sábado a la madrugada, cuando Fernando fue atacado, coincidieron en que no había policías en la zona de boliches.

Además, en las imágenes grabadas por los transeúntes cuando ocurrió la agresión contra el joven estudiante tampoco aparecieron uniformados.

“La seguridad estaba, nosotros nos preparamos todos los veranos. Sabemos que en enero Villa Gesell recibe a todos los jóvenes, y nos juntamos con los jefes del Operativo Sol. El personal de Infantería que había estado toda la noche en diagonal al boliche concurrió por otro incidente a la esquina, hacia 102 entre 3 y 4”, explicó, en declaraciones a Télam, el funcionario Andersen.

“Este es el pueblo solidario que se juntó a pedir justicia. Le quiero decir al boliche Le Brique que Villa Gesell no está de fiesta. Aunque esto no es solo de Le Brique, esto pasa en todos los boliches. Solo los sacan del boliche y no se hacen cargo. Fernando es el hijo de todos”, dijo Gabriela Covelli, una madre que perdió a su hijo y llevó un parlante y un micrófono para hablar frente al público que se autoconvocó.

Los manifestantes encendieron decenas de velas en la puerta del local bailable y reclamaron para que no quede impune el homicidio del joven estudiante de Derecho.

“Lamentamos profundamente el hecho trágico sucedido en la cercanía de nuestro local. Manifestamos nuestro repudio a todo tipo de acto de violencia. Seguiremos estando a disposición de la Justicia y los organismos que lo requieran para colaborar en el esclarecimiento del hecho”, concluyó el comunicado del boliche.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Amenazó con atacar un shopping, el FBI lo advirtió y fue detenido por la Prefectura

Un joven fue apresado en la localidad de Temperley tras insinuar en las redes que quería realizar un atentado.

Por contradicciones, detuvieron a Brenda, la pareja del atacante de Cristina Kirchner

La joven de 23 años había dicho que no lo veía desde hacía varios días pero fue captada por cámaras de seguridad a su lado.

Había 100 balas en la casa del hombre que gatilló contra la Vicepresidenta

Los proyectiles fueron hallados repartidos en dos cajas de 50 cada una, en una vivienda situada en Uriburu al 700 de San Martín.

Quién es el atacante de Cristina Kirchner, según las investigaciones iniciales

Fernando Andrés Sabag Montiel posee DNI argentino pero es de nacionalidad brasileña, tiene 35 años y sería de orientación neonazi.