Fumar triplica el riesgo de tener enfermedades más graves de las encías

Fecha:

Compartir

Las enfermedades de las encías que pueden llevar a la pérdida de los dientes son tres veces más frecuentes en las personas fumadoras, y a la vez son patologías que adquieren “mayor gravedad” porque el tabaquismo enmascara los síntomas tempranos como el sangrado de encías.

“A nivel bucal, el tabaquismo disminuye el sistema de defensas y favorece la proliferación de microorganismos, llamados patógenos periodontales, que producen lesiones en los tejidos que rodean al diente”, explicó a la agencia estatal Télam Alejandra Patricia Tortarolo, odontóloga miembro de la Comisión Directiva de la Sociedad Argentina de Periodoncia (SAP).

“La comunidad científica de todo el mundo coincide en que el tabaquismo triplica el riesgo de padecer enfermedades de las encías. Está altamente demostrada la relación”, continuó la especialista en Periodoncia, rama de la Odontología que se encarga de las patologías que afectan a las encías y estructuras de soporte de los dientes.

Patologías y consecuencias

Entre las patologías bucales más frecuentes en la Argentina se destacan la caries y las enfermedades de las encías, como periodontitis o gingivitis, situación que se repite a nivel mundial donde el 45 por ciento de la población (3.500 millones de personas) padece alguna afección odontológica, según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado a finales del año pasado.

La enfermedad periodontal, que puede causar la pérdida de hueso y dientes, es una patología de origen multifactorial, infecciosa e inflamatoria que se localiza en los tejidos que sostienen a los dientes y en las encías que los protegen.

La causa fundamental son las bacterias comunes de la boca que se pegan en la superficie de los dientes y forman una película invisible que genera una respuesta inflamatoria de las encías caracterizada por el cambio de color (generalmente rojizo), hinchazón de las encías, sangrado al cepillado o al comer y, eventualmente, salida de pus al comprimirlas.

En los estadios avanzados se detecta movilidad de las piezas dentarias y, sin tratamiento, puede terminar con la pérdida del diente.

“El tabaquismo acelera este proceso y lo agrava dado la cantidad de toxinas que contiene, sumado al calor y al humo, que generan condiciones en la boca que favorecen el mayor crecimiento de estos microorganismos patógenos”, señaló Tortarolo.

Por su parte, Paula Pedreira, expresidenta de la SAP, indicó a Télam que “el tabaco hace que la enfermedad periodontal sea mucho más severa y dificulta el tratamiento. Si el paciente sigue fumando, sigue poniéndole toxinas a las encías”.

Asimismo, la odontóloga advirtió que las personas fumadoras tienen una “respuesta lentificada” al tratamiento y remarcó que las consecuencias de la enfermedad periodontal son “mucho más graves” porque el tabaco minimiza los primeros síntomas.

Sobre este punto, Tortarolo precisó que “el paciente fumador muchas veces no ve su encía inflamada porque el cigarrillo lo enmascara, pero la destrucción interna es más severa que si no fumara”.

Así, el tabaco reduce el sangrado de las encías, el primer signo de la enfermedad, porque genera un efecto vasoconstrictor que dificulta la circulación sanguínea.

“Por eso decimos que la encía ríe por fuera, pero llora por dentro. Aunque la encía no sangre, la destrucción es grave internamente”, graficó Tortarolo.

Tratamiento

En la mayoría de los casos consiste en enseñarle al paciente una higiene bucal adecuada y el odontólogo realiza un raspaje de la superficie del diente en profundidad, mientras que, en casos de enfermedad avanzada, una “pequeña porción” de los pacientes requerirá antibióticos o cirugías, precisó Tortarolo.

Sobre las medidas de prevención, las especialistas remarcaron la importancia de visitar al odontólogo dos veces por año y mantener “la higiene diaria con cepillo dental y un elemento de limpieza interdental porque si usamos sólo cepillo dejamos casi la mitad de la boca sin limpiar”.

A su vez, destacaron que la salud bucal es tan importante como la salud general, ya que a raíz de problemas odontológicos pueden surgir otras patologías.

“Las bacterias cuando penetran entre la encía y el diente pasan al torrente sanguíneo, pudiendo viajar e instalarse en cualquier órgano. Eso puede favorecer el desarrollo de algunas enfermedades o agravar las ya existentes”, explicó Tortarolo y detalló que ya se encontró relación “con 57 alteraciones sistémicas como diabetes, enfermedad cardiovascular, cerebrovascular, parto prematuro, bajo peso al nacer o Alzheimer”.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Safe and Legal Ways to Buy Ativan Online

Buy Ativan, a benzodiazepine anxiety drug that is also...

Buy Clonazepam Online

Buy Clonazepam shouldn't be taken during pregnancy. It can...

Buy Valium Online and Save Money

Buy Valium online can be a great way to...

Buy Xanax Online

Xanax helps to treat anxiety. It is also a...