El Gobierno auditará los planes y las organizaciones lo consideran “un ataque de Cristina Kirchner”

Fecha:

Compartir

El ministerio de Desarrollo Social creó Unidades de Evaluación para saber si los beneficiarios cumplen con la contraprestación de cuatro horas diarias a cambio de la mitad del Salario Mínimo, Vital y Móvil.

El miércoles 13, un día antes de la masiva movilización de la Unidad Piquetera a la Plaza de Mayo en reclamo de un bono de 20.000 pesos para trabajadores precarizados, la apertura del Potenciar Trabajo, el Salario Básico Universal y ser recibidos por la nueva ministra de Economía, Silvina Batakis, el Gobierno publicó en el Boletín Oficial una resolución que aumentó la tensión con las organizaciones sociales.

El ministerio de Desarrollo Social creó Unidades de Evaluación para tener un mayor control sobre los beneficiarios del plan Potenciar Trabajo y verificar si efectivamente realizan la contraprestación laboral de cuatro horas diarias a cambio de la mitad de un Salario Mínimo, Vital y Móvil (SMVM).

El anuncio de la decisión de la cartera que conduce Juan Zabaleta, ahora cercano a Cristina Kirchner, se produce semanas después de que la vicepresidenta arremetiera contra las organizaciones sociales -alineadas con el presidente Alberto Fernández- y sostuviera que el “Estado nacional debe recuperar el control, la auditoría y la aplicación de las políticas sociales, que no pueden seguir tercerizadas”.

Leer más…

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Cuánto cuesta viajar a Qatar para alentar a la Selección en octavos

Aerolíneas cambió el horario de su vuelo para permitir que más hinchas estén en Doha el sábado próximo.

EEUU: Condenan por sedición al líder de los “Oath Keepers” por el asalto al Capitolio

El cargo rara vez se ha presentado en el siglo y medio que el estatuto y sus predecesores han estado en los libros.

Atentado a CFK: Las sospechosas maniobras del entorno de Gerardo Milman

La IGJ constató más de una decena de ilícitos en una sociedad creada en 2017 por dos empleados del ladero de Patricia Bullrich.