Comenzó el tercer juicio por el caso García Belsunce: Pachelo, el acusado, “es un psicópata”

Fecha:

Compartir

Así calificó el fiscal al exvecino de María Marta, que junto a dos exvigiladores del country Carmel de Pilar, están acusados de matarla por haberlos descubierto cuando robaban en su casa.

El tercer juicio por el caso García Belsunce comenzó este miércoles a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro, con Nicolás Pachelo y dos vigiladores del country Carmel de Pilar como acusados del crimen de María Marta en octubre de 2002.

Pachelo y los vigiladores están acusados de haber ejecutado a la víctima de seis balazos cuando ella los descubrió robando en el interior de su casa, de donde huyeron con un cofre metálico en el que había una llave de una caja de seguridad bancaria y chequeras.

El debate tuvo lugar en la misma sala del entrepiso de los tribunales de San Isidro ubicados en la calle Ituzaingó 340, donde se hicieron los dos primeros juicios, el primero al viudo Carlos Carrascosa en 2007 y el segundo en 2011 a los familiares y amigos acusados de encubrimiento, hoy todos ellos absueltos o sobreseídos en distintos fallos judiciales.

Esta primera jornada de este debate, a cargo del TOC 4 de San Isidro, presidido por el juez Federico Ecke e integrado por sus colegas Osvaldo Rossi y Esteban Andrejin, se limitó a que cada una de las partes exponga sus lineamientos y planteos iniciales y a la lectura de los requerimientos de elevación a juicio.

“Esta acusación pública va a probar de manera incontrastable e irrefutable que Nicolás Pachelo es el responsable del crimen de María Marta García Belsunce”, dijo el fiscal general adjunto de San Isidro, Patricio Ferrari, parado de cara a los jueces y bajo la mirada atenta del principal acusado que estaba sentado detrás de sus abogados. Además, describió a Pachelo como “un criminal de raza vinculado al mundo de la delincuencia desde adolescente”, y como “un psicópata, un narcisista, un ludópata empedernido, capaz de matar y mucho más”.

El viudo Carrascosa (77), que por primera vez en la historia de la causa será particular damnificado en este expediente, luego de haber sido imputado, juzgado, condenado y absuelto de manera definitiva, tomó la decisión de incorporarse a las audiencias recién luego de que declare como testigo, algo que no va a ocurrir en las primeras jornadas.

Carrascosa, y también su cuñada María Laura García Belsunce, estarán representados como damnificados por el abogado Gustavo Hechem, quien ahora es el dueño del chalet del country Carmel de Pilar donde asesinaron a la víctima hace 20 años.

Los tres fiscales que llevarán adelante la acusación son Patricio Ferrari, uno de los fiscales generales adjuntos de San Isidro; Andrés Quintana, que es uno de los de Pilar que hizo la reinvestigación del caso luego de la absolución de Carrascosa; y Federico González.

Además de Pachelo (45), los otros acusados son Norberto Glennon (57) y José Ortiz (45), exguardias de seguridad de Carmel, y todos enfrentarán una imputación como coautores de un “robo agravado por el uso de arma en concurso real con homicidio criminis causa agravado” en perjuicio de María Marta García Belsunce, delitos que prevén la prisión perpetua.

La acusación. Cuando en septiembre de 2018, el fiscal Quintana y su colega María Inés Domínguez (ya fallecida), de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Pilar, elevaron a juicio el expediente, redactaron el hecho de la siguiente manera: “Se les atribuye el haberse apoderado en forma ilegítima -valiéndose para ello del empleo de un arma de fuego calibre 32 largo aún no individualizada, apta para producir disparos- de una caja metálica de color gris de pequeña dimensiones perteneciente a la ‘Asociación Amigos del Pilar’”.

En el requerimiento, los fiscales explicaron que dentro de ese cofre había “una llave de caja de seguridad nº 43 del Banco HSBC, Sucursal Pilar” y “tres chequeras a nombre de la ‘Asociación Amigos del Pilar’ de la cuenta 117000043/6 del banco HSBC”.

“Ello ocurrió el pasado 27 de octubre del año 2002, momentos antes de las 18.10 horas. A tal efecto, según la división de roles y el plan previamente acordado, los aquí imputados Nicolás Roberto Pachelo, José Ramón Alejandro Ortiz y Norberto Glennon, en coautoría funcional, ingresaron a la propiedad ubicada en la calle Santa Lucía sin número del barrio ‘Carmel Country Club’ (…), donde residían María Marta García Belsunce y Carlos Alberto Carrascosa, con la finalidad de apoderarse de dinero y objetos de valor”, señala la acusación.

Y continúa: “Así, mientras se encontraban desarrollando su plan delictivo en el interior de la vivienda, entre las 18.10 y las 18.30 horas, fueron sorprendidos por la llegada de María Marta García Belsunce, quien halló a los aquí imputados Pachelo, Glennon y Ortiz dentro de la propiedad, en la parte superior de la casa, circunstancia que modificó su plan inicial, quienes -con la finalidad de dar muerte a la misma y así consumar el apoderamiento ilegítimo, asegurar su resultado y procurar su impunidad- se trenzaron en lucha con aquella, con el objeto de reducirla, propinándole golpes de puño en el rostro y en el cuerpo”.

Los fiscales describen luego las siete lesiones por golpes que padeció María Marta García Belsunce en distintas partes de su cuerpo, para luego relatar el momento del homicidio.

“En función de la resistencia opuesta por la víctima y, con la señalada finalidad de dar muerte a la misma y así consumar el apoderamiento ilegítimo, asegurar su resultado y procurar la impunidad de los aquí imputados, uno de ellos efectuó -con el arma de fuego calibre 32 largo que uno de ellos traía consigo- seis disparos sobre María Marta García Belsunce”, dice la imputación.

Los acusadores del Ministerio Público detallaron que uno de esos balazos -luego descripto como el famoso “pituto” que fue arrojado por el inodoro-, provocó una “lesión superficial” y un “rebote” en el sector de la “bóveda craneana”, pero que los otros cinco disparos fueron hechos “a corta distancia”, penetraron en el cráneo por sobre la región auricular izquierda y le ocasionaron la muerte a la víctima, tras lo cual escaparon.

Pachelo es el único de los tres imputados que llega al juicio oral preso -está alojado en la Unidad 9 de La Plata-, pero no por el crimen de María Marta García Belsunce en el que en 2017 fue imputado e indagado en libertad, sino porque desde 2018 cumple prisión preventiva en el marco de otra causa en la que lo detuvieron por una serie de ocho robos y hurtos en countries, y por la que será sometido a un segundo juicio por el mismo TOC 4 una vez culminado el de García Belsunce.

La defensa de Pachelo estará a cargo de los abogados Roberto Ribas y Marcelo Rodríguez Jordán; la de Glennon de los letrados Sergio Loto y Agustín Palladino; y la de Ortiz de las defensoras oficiales María Ventresca y María Eugenia Nigro.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

La estudiada disculpa de los acusados que no tocó a la familia de Báez Sosa

Los acusados dijeron sus últimas palabras antes del veredicto del 6 de febrero y Máximo Thomsen, el más complicado en la causa, se quebró.

Crimen de Báez Sosa: Abogado de los rugbiers dijo que fue “homicidio en riña”

Hugo Tomei cuestionó la acusación, aseguró que no hay pruebas de que se haya tratado de un homicidio porque "no hubo dolo".

Crimen de Fernando Báez Sosa: Burlando también reclamó perpetua porque “lo mataron todos”, argumentó

Por la mañana, expuso la fiscalía, a cargo de Gustavo García y Juan Manuel Dávila, quienes pidieron la misma condena.

Crimen de Fernando Báez Sosa: la Fiscalía pidió prisión perpetua para todos los acusados

Lo hizo al dar inicio a su alegato, en lo que será el pedido de condenas para los ocho rugbiers. Luego alegará la querella.