Martín Guzmán advirtió que la interna en el Frente de Todos complica la lucha contra la inflación

Fecha:

Compartir

El ministro de Economía dijo que en el país “es poco usual que sea público este debate dentro una misma fuerza política”, pero subrayó que “el orden y la fortaleza política” contribuirían a “calmar las expectativas”.

En un día con nuevas declaraciones cruzadas entre el presidente Alberto Fernández, a 12.000 kilómetros de distancia, y la oposición interna a su gobierno por la marcha de la economía, el ministro del ramo, Martín Guzmán, fue la “boca del lobo” -TN, el canal de noticias del Grupo Clarín- a defender su gestión.

Con su estilo calmo, el jefe del Palacio de Hacienda admitió que hay una “diferencia de ideas” y que este debate, que es “poco usual que sea público en la Argentina”, se da “dentro de una misma fuerza política”, la del oficialismo.

Con otro mensaje que volvió a parecer, como otros en los últimos días, dirigido a la vicepresidenta Cristina Kirchner, apuntó que “el orden y la fortaleza política contribuyen a que las expectativas estén más calmas”.

Precisamente en las expectativas inflacionarias puso el acento el ministro, quien señaló que la inflación se disparó en el mundo a partir del conflicto entre Rusia y Ucrania pero que en Argentina reconoce un origen histórico y multicausal.

“Argentina está dando pasos importantes para ordenar la economía”, comenzó diciendo en la entrevista. El ministro de Alberto Fernández más cuestionado por el “cristinismo” expresó su “tranquilidad” al “saber que estamos como equipo haciendo lo que consideramos que va a ayudar a unir el corto con el mediano plazo, una Argentina con más oportunidades y que siente las condiciones para atacar uno de los problemas que históricamente ha sido uno de los más complicados, que es la inflación”.

Sin embargo, reconoció que interna y economía hoy se influyen. “Lo que se viene haciendo es corregir los problemas que genera la inflación. Lo que  reconocemos es que mayor fortaleza política y orden siempre contribuyen a que las expectativas estén más calmadas y el programa sea más efectivo”.

Le preguntaron entonces directamente por su relación con la vicepresidenta. “Hemos tenido siempre diálogo y hemos podido construir soluciones a problemas trascendentales de Argentina desde el primer día. En todo este proceso se trabajó de forma de poder apuntar a resolver los temas de las deudas que afrontaba, poner a Argentina en la senda de la recuperación”, respondió, evitando una crítica directa.

Ante la afirmación de que CFK gestiona en paralelo la economía con un ministerio informal, Guzmán respondió: “La respuesta es que no, tan sencillo como eso”.

“Argentina es una república que funciona de acuerdo a la división de poderes y el Poder Legislativo puede tranquilamente presentar todas las iniciativas que considere deseables y algunas serán discutidas con el Ejecutivo antes de ser presentadas, otras no lo serán. Después el Ejecutivo analiza esas alternativas”, amplió sobre los proyectos económicos que el kirchnerismo duro envió al Congreso.

Y reveló, blanqueando las notorias diferencias, que “algunas (iniciativas) me consultaron y otras no. Nosotros avanzamos con la ejecución de la política económica. Por ejemplo (aumento d)el Salario Mínimo Vital y Móvil es una obviedad en el contexto del impacto que tuvo la Guerra en Ucrania en los precios”.

Guzmán explicó que “había que adelantar los aumentos” para ganarle a la inflación y que “toda la estructura salarial se mueva en dirección a que haya aumentos del poder adquisitivo de los ingresos, que es un objetivo central del Gobierno”.

Al explicar los logros de su gestión destacó que estuvo enmarcada por “una doble crisis: una macroeconómica, que comienza en el año 2018 con un profundo deterioro y colapso del sistema productivo argentino, y luego la pandemia”.

En relación al origen de la grieta interna, su renegociación del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que derivó en la renuncia de Máximo Kirchner a la jefatura de bloque de diputados del FdT, Guzmán eligió evadir una respuesta.

Sobre los planteos de dolarización de la economía opinó, taxativo, que son “un delirio” e implicarían la renuncia del país a su soberanía, aunque admitió que en la actualidad no hay moneda, tema que hay que resolver “con sentido común”, señaló.

“El tema del FMI está claro lo que sucedió: Argentina tenía un problema que creó la administración anterior, que tomó la deuda más grande en la historia de un país con el FMI, 45.000 millones de dólares, que no fueron utilizados para fortalecer a la Argentina, por el contrario, la debilitaron profundamente”, dijo.

Cuando se le consultó si continuará en su cargo, respondió: “Tengo un compromiso absoluto con Argentina y con la presidencia de Alberto Fernández y trabajamos para que la economía esté mejor”.

Finalmente, anticipó que la inflación que difundirá este jueves el Indec “va a ser menor que en el mes de marzo pero todavía con un valor que es malo desde lo que apuntamos”.

“También esperamos que en mayo haya un descenso de la tasa de inflación intermensual, pero claramente la inflación es un tema central de la política económica porque es un mal y hay que atacarla de forma decidida y consistente para que se logre resolver el problema en forma duradera”, concluyó.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Tras pedido de Tolosa Paz, la Justicia levantó el secreto fiscal para depurar el padrón del Potenciar Trabajo

Lo confirmó la propia ministra de Desarrollo Social en Twitter. Lo había solicitado por las irregularidades detectadas en el programa

Ginés González García volvió a la Casa Rosada para ser homenajeado

El ex ministro de Salud, quien dejó el Gobierno luego de que estallara el escándalo del Vacunatorio VIP, participó del Consejo Federal de Salud

Alexis Guerrera se aleja del cargo por problemas de salud

El ministro de Transporte arreglará las condiciones del alejamiento en un encuentro con el presidente Alberto Fernández.

La Corte tomará juramento a los diputados en el Consejo, aún no a los senadores

La decisión se conoció unos días después de haber jurado los enviados de los otros estamentos, los abogados, los jueces, los académicos y el del Poder Ejecutivo, que cumplirán funciones hasta el 2026.