El sindicato de Comercio cerró su paritaria con un fuerte aumento

Fecha:

Compartir

Al acuerdo beneficia a un millón de mercantiles. Los gremios bancario, de salidad y de la alimentación presionan por actualizaciones similares. La UOM de Furlán se alineó.

Con la inflación a toda marcha, algunas paritarias anticipadas se cerraron con aumentos salariales bien por encima del 50% anual, cuando la inflación estimada por Economía era del 48%.

La negociación más importante del país, porque involucra a más de un millón de trabajadores, la Federación de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS), acordó hoy una suba del 59,5%, lo que lleva el básico de convenio de 90.000 a 139.000 pesos.

El aumento salarial se pagará en siete tramos: 6% en abril, 6% en mayo, 6% en junio, 10% en agosto, 10% en septiembre, 11% en noviembre y 10,5% en de enero 2023.

El acuerdo, firmado por el sindicato que encabeza Armando Cavalieri y la Cámara Argentina de Comercio (CAC), la Confederación de la Mediana Empresa (CAME) y la Unión de Entidades Comerciales (UDECA), contempla revisiones por la evolución y la aceleración de los precios.

“Hemos logrado este acuerdo que contempla el impacto de la aceleración de los precios de los primeros meses -dijo Cavalieri-, y contamos con el compromiso de las cámaras de abrir nuevas revisiones para que el salario de los trabajadores no pierda poder adquisitivo frente a la inflación”, afirmó.

Entretanto, existen otras paritarias que se complicaron: la de la Asociación Bancaria, que lidera el “cristinista” Sergio Palazzo, anunció un paro para el jueves 28 tras recibir una “propuesta insuficiente” del sector empresarial.

El Sindicato de Alimentación, por su parte, presiona por una innovación que podría complicar al Gobierno: al reclamo de un 60% de aumento (había cerrado el convenio anual en un 52,7%), sumó tres pedidos de revisiones de lo pactado, en septiembre, diciembre y febrero de 2023, cuando lo usual es uno solo.

Se enfrentan Rodolfo Daer, del Sindicato Capital y Buenos Aires, y Héctor Morcillo, de la Federación del sector, con Daniel Funes de Rioja, titular de la COPAL y de la Unión Industrial Argentina (UIA).

Una buena noticia para el Ejecutivo fue aportada por la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), el principal sindicato industrial del país: contrariamente a lo que se preveía el congreso nacional de delegados terminó un día antes sin pedido de reapertura de paritarias y con un aval al 45% de aumento firmado hace apenas un mes, con revisión salarial en noviembre.

En el cierre del encuentro, realizado en Mar del Plata, tampoco estuvo Máximo Kirchner, como afirmaban algunas versiones, aunque el discurso de apertura fue del gobernador bonaerense Axel Kicillof, lo que fue una confirmación del giro hacia el kirchnerismo luego de la asunción de Abel Furlán, de la seccional Campana, como secretario general de los metalúrgicos en reemplazo de Antonio Caló.

El final anticipado del congreso se debió, según fuentes sindicales, a que “se desarrolló normalmente y pudieron debatirse todos los temas”. 

Uno de ellos fue presentado por los congresales de la seccional La Matanza, que integra el nuevo secretariado nacional a través de su titular, Esteban Cabello, y fue precisamente “la reapertura inmediata” de las paritarias de la UOM, además de la eliminación del Impuesto a las Ganancias, la jubilación de los dirigentes a los 65 años para “dar lugar a las nuevas generaciones” y la elección de autoridades del gremio mediante el voto secreto y directo. Los casi 300 delegados metalúrgicos aplaudieron todos estos puntos, pero no fueron aprobados.

En las deliberaciones estuvo presente Caló, quien sigue a cargo de la poderosa seccional Capital y fue reconocido por Kicillof en su discurso. 

Aun así, en el documento final del congreso de delegados se dieron muestras de que el sindicato será más combativo que antes: en el texto se advierte que “es fundamental y decisivo ajustar el plan económico”,  reclama que “una actitud decisiva es potenciar la industria local” y exige  “garantizar la recomposición de los sueldos a través de paritarias que garanticen al menos la reparación del deterioro del salario detonado por la inflación”.

Otra negociación salarial complicada es la de Sanidad. En la primera reunión por el adelantamiento de las paritarias, este miércoles en el ministerio de Trabajo, la Federación de Trabajadores de la Sanidad,  liderada por Carlos West Ocampo y Héctor Daer, reclamó un aumento del 45% en dos tramos (25% en abril y 20% en julio), con revisión en agosto. 

El sector empresarial, agrupado en la Federación Argentina de Prestadores de Salud (FAPS), advirtió que “ningún incremento será posible sin el correspondiente financiamiento proveniente de las obras sociales provinciales, sindicales, PAMI y las empresas de medicina prepaga”.

Según aclaró la FAPS, que encabeza José Sánchez, “las empresas prestadoras de salud no son formadoras de precios y dependen de los valores de las prestaciones que abona el sector financiador, es decir, las obras sociales y las empresas de medicina prepaga”.

Las negociaciones seguirán la semana próxima aunque los empresarios advirtieron que “para poder continuar con la discusión paritaria, y entendiendo las necesidades de los trabajadores de la salud, será condición necesaria tener garantizado el financiamiento correspondiente a través del sector financiador, lograr implementar el paquete de alivio fiscal para el sector prestador y actualizar el programa REPRO para los trabajadores de la salud”.

Mientras, el Gobierno logró actualizar una paritaria clave como la de los estatales: acordó con los dos sindicatos del sector un aumento del 10% desde el 1° de mayo, por lo que la mejora salarial para los empleados del sector público alcanza al 64% en el período junio 2021-mayo 2022.

El acuerdo, firmado con UPCN y ATE, también contempla los ajustes correspondientes en presentismo, viáticos y movilidad, entre otros puntos, y un aumento del 100% para el reintegro mensual por gastos de guarderías o jardines maternales, que desde mayo elevará su importe a $11.754.

Desde la cartera laboral confirmaron otros acuerdos paritarios anticipados: industria del vestido (53,4%), mosaistas (51%), gráficos y papel cartón (50% con revisión en la segunda mitad del año), estaciones de servicios y actores (48% en cada caso y en tres tramos), estaciones de servicio (48% en cuatro tramos) y panaderos y remises (45% cada uno).

Fuentes: Infobae, Clarín y agencias

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Magistratura: juez anula la designación de la diputada opositora Roxana Reyes

El magistrado Martín Cormick aceptó un amparo que presentó el titular del bloque del Frente de Todos (FdT) en Diputados, Germán Martínez

Ginés González García volvió a la Casa Rosada para ser homenajeado

El ex ministro de Salud, quien dejó el Gobierno luego de que estallara el escándalo del Vacunatorio VIP, participó del Consejo Federal de Salud

Alexis Guerrera se aleja del cargo por problemas de salud

El ministro de Transporte arreglará las condiciones del alejamiento en un encuentro con el presidente Alberto Fernández.

Qatar 2022. En la previa de Irán vs. EEUU, Teherán dispone masiva liberación de detenidos

El triunfo del seleccionado persa ante Gales fue determinante para la decisión gubernamental.