Nueva directora ejecutiva del Equipo de Antropología Forense

Fecha:

Compartir

La abogada especializada en Derechos Humanos Natalia Federman llevó adelante proyectos para la identificación de personas desaparecidas durante la última dictadura militar.

El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) designó como su nueva directora ejecutiva a Natalia Federman, abogada reconocida por la investigación y lucha contra la impunidad en violaciones a los derechos humanos.

En el pasado, el EAAF llevó adelante proyectos junto a Federman para la identificación de personas desaparecidas durante la última dictadura militar. y también para la búsqueda e identificación de personas desaparecidas en la actualidad.
 

Federman se recibió en UBA, es doctorada en Derechos Humanos y lleva veinte años en la investigación y lucha contra la impunidad de los delitos cometidos durante la última dictadura militar argentina, tanto desde organizaciones de la sociedad civil como desde diferentes ámbitos estatales.

Además, investigó el sistema de identificación, la gestión administrativa de las personas muertas sin identificación y su impacto en la desaparición de personas en la Argentina contemporánea. En ambas problemáticas, Federman trabajó de manera articulada con el EAAF en el pasado.

“El EAAF nació en los primeros años de la transición democrática argentina para dar respuesta a las familias de víctimas de desaparición forzada. Hoy trabaja globalmente en desapariciones producidas en procesos migratorios, en situaciones de crimen organizado, por femicidios, catástrofes naturales o como el resultado de rutinas burocráticas que impiden la identificación de personas muertas”, se informó en un comunicado.

“También se ampliaron las herramientas con las que cuenta la ciencia forense para buscar personas desaparecidas, determinar la identidad de las víctimas y reunir pruebas que aseguren la justicia por los crímenes cometidos. El Equipo se caracteriza por mantenerse en la vanguardia científica y tecnológica para dar respuesta a estas nuevas demandas, sin olvidar la cercanía con las víctimas y sus familiares. Me propongo que esta forma de trabajar impregne el modo en que se piensan las políticas públicas en materia de ciencias forenses a nivel nacional e internacional. Es un honor y un privilegio incorporarme al EAAF y contribuir a liderar su labor en favor del derecho a la verdad y al duelo, la dignidad de las personas muertas y el acceso a la justicia”, se añadió.

“El trabajo del EAAF es interdisciplinario. Desde nuestra fundación en 1984 hemos trabajado junto a abogados comprometidos para poner a las ciencias forenses al servicio de la investigación de violaciones a los derechos humanos y el derecho internacional humanitario. La incorporación de Natalia Federman nos permitirá profundizar esa articulación impulsando políticas públicas y mayor presencia en mecanismos internacionales de justicia”, aseguró Mercedes Doretti, fundadora y directora para Centro y Norte América del EAAF.

La nueva directora ejecutiva inició su carrera en el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y ocupó cargos en el Poder Ejecutivo y en el sistema de administración de justicia.

Además, Federman participó en las principales iniciativas de desclasificación de información sobre violaciones a los Derechos Humanos en Argentina, incluida la llevada adelante desde la Unidad Fiscal de Investigación dedicada al atentado contra la AMIA.

Fue además directora nacional de Derechos Humanos del ministerio de Seguridad desde donde, a partir de un pedido de colaboración del EAAF, implementó un plan de entrecruzamiento masivo de huellas dactilares de víctimas de desaparición forzada durante el período 1974-1983 con las de personas enterradas sin identificar en ese mismo período que permitió 80 identificaciones por vía documental.

La articulación del saber acumulado por el EAAF sobre el funcionamiento del entramado burocrático utilizado para la desaparición de personas durante la dictadura y la iniciativa de Federman permitió, luego, ampliar ese trabajo hacia casos de desapariciones contemporáneas. Entre otros, esa articulación permitió la identificación del joven argentino Luciano Arruga.

Desde ese rol, Federman integró además la “Mesa de trabajo interdisciplinaria” de la que también participó el EAAF y que tuvo como resultado la primera “Guía de Actuación para las Fuerzas Policiales y de Seguridad para la Investigación de Femicidios en el lugar del hecho” para Argentina, de acuerdo con las obligaciones estatales impuestas por el fallo “Campo Algodonero” de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El EAAF trabaja desde 1984 en Argentina en la búsqueda, identificación y determinación de causa de muerte de víctimas de desapariciones forzadas. Con el tiempo extendió su campo de acción e intervino en casos en los que la ciencia forense jugó un rol central en conocer la verdad sobre lo ocurrido: la identificación de la fosa clandestina en la que había sido enterrado el “Che” Guevara en Bolivia, la identificación de combatientes argentinos caídos en las Islas Malvinas, la reautopsia de Salvador Allende y Pablo Neruda, la exhumación de las víctimas de la Masacre de El Mozote (en El Salvador), y la investigación de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos, entre muchos otros. En Sudáfrica, desde el año 1995, el EAAF ha investigado casos de personas desaparecidas durante el Apartheid; en Vietnam colabora con las autoridades locales desde 2012 en la identificación de los combatientes muertos durante la guerra con los Estados Unidos.

En sus 37 años, el EAAF trabajó en más de 60 países, incluidos Etiopía, Croacia, Kurdistán, Iraq, Zimbabue, República Democrática del Congo y Filipinas.

Como una forma de promover los más altos estándares en materia forense, el EAAF creó el Centro Internacional de Capacitación en Ciencias Forenses, que brinda entrenamiento a funcionarios judiciales, miembros de fuerzas de seguridad y peritos a nivel local e internacional. También brinda capacitaciones para colectivos de familiares y periodistas.

Federman fue elegida por el directorio de la institución de manera unánime en una búsqueda que se inició luego de que su antecesor, Luis Fondebrider, dejara su puesto en 2021 para trasladarse a Ginebra, donde ahora dirige los equipos forenses del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Nueva muestra de fe católica con la 48° peregrinación a pie a Luján

El cardenal Mario Poli presidirá la tradicional misa el domingo 2 de octubre a las 7 de la mañana frente a la Basílica de Luján.

Entra a regir el etiquetado frontal en los alimentos: qué se verá en góndola

La Ley 27.642 tiene como objetivo la promoción de una alimentación saludable con información para que los consumidores tomen mejores decisiones.

Las escuelas públicas transmitirán los partidos de la Selección Argentina en el Mundial de Qatar

El ministro de Educación, Jaime Perczyk, confirmó la información....