Criptopolítica: tiempo de cambios políticos profundos

Fecha:

Es inevitable intentar buscar paralelismos en la historia, para cualquier persona que quiera entender los tiempos que estamos viviendo en las relaciones internacionales del mundo y de nuestra Argentina y región. Pero es de cierto modo vacuo, ya que pocas cosas de lo que podemos leer en la historia se pueden repetir. Simplemente porque la historia del hombre no es un “eterno retorno”. 

Han sido dos décadas intensas desde principios del tercer milenio. En nuestros días se puede aseverar que son momentos de inestabilidad internacional. Las bases del capitalismo del siglo XX están siendo puestas en juego en el concierto internacional. Los centinelas del equilibrio mundial ven que se vuelve a poner en discusión quien se impone en sus necesidades y en su estrategia para liderar a las naciones. 

Estados Unidos, Rusia y China sin dudas son hoy el tridente que proporciona los equilibrios y los desbalances, ya que son estos tres países los más poderosos de la tierra. En el pasado, se trato solo y no por esto poco importante, de una carrera tecnológica y de la guerra que en un principio se puede decir que en alguna medida fue “ganada” por los Estados Unidos. Sin embargo, el sueño americano mundial es muy diferente al sueño americano que viven los ciudadanos de ese país.

En un contexto de gran desconocimiento de las realidades de los distintos “mundos” que conviven en la tierra, el “occidente” vive una irrealidad pandémica de consumo y producción industrial desaforada. Los gobiernos han perdido una porción sustancial de su credibilidad a nivel mundial por el manejo de la crisis del coronavirus, consecuentemente con el manejo de la economía y la inesperada y creciente crisis inflacionaria en ciernes que produce los altos déficits del estado y los estancamientos de la capacidad de crear riqueza de los mercados virtualmente paralizados durante los últimos años.

Es que en lo que va de estos años, la población ha empezado a dudar de las monedas más relevantes de la tierra. El patrón dólar está siendo puesto en discusión en cierto aspecto a partir de la aparición de las  criptomonedas. Conceptualmente el dinero está hace muchos años manejado por los estados y, por lo tanto, por la política. A principios de este milenio, las dudas sobre la solidez de los procesos políticos y los falsos liderazgos de crecimiento social han consolidado subsistemas de moneda impensados sin la tecnología detrás.

¿Cuáles son los probables escenarios? Pueden ser antagónicos. Una tendencia sin freno a la privatización de las bases de credibilidad del manejo de la moneda o un reverdecer de Estado Nación tratando de eliminar o socavar la base de sustento de las criptomonedas y los sistemas virtuales de ahorro e inversión.

Sin dudarlo, para las sociedades que tienen en crisis otros subsistemas de servicios como salud, educación y seguridad social y también poseen enormes desafíos económicos como nuestro país, lejos de acercar y solucionar algunos problemas, le suma enormes interrogantes al mapa estratégico de gobierno.

En Argentina por ahora el mundo cripto es sólo para un segmento de cierto nivel de información y poder adquisitivo, sin embargo, herramientas como las billeteras virtuales han generado la posibilidad de incluir financieramente a un sector importante de quienes no poseen cuenta en ningún banco. Es de esperar que con escenarios económicos inflacionarios en muchos países del mundo, las sociedades busquen soluciones vinculadas a la innovación para que sus activos no pierdan valor. 

Aparte del aspecto financiero, hay un aspecto eminentemente político y es la creciente desconfianza de los tejidos sociales con sus respectivos gobiernos y los partidos políticos tradicionales. Hace muchas décadas no respetan los presupuestos, generan altísimos costos sociales con el cobro de impuestos y no devuelven a sus habitantes en proporción con los servicios que son privatizados de hecho en amplios sectores de la sociedad.

Prescindir del Estado en materia monetaria es una revolución en silencio que muchos habitantes de la tierra están empezando a configurar. Las criptomonedas son un aspecto importante de esa revolución que sin dudas también será política.

* Politólogo, director general de Moody Brook Consultores. Columna publicada originalmente en MDZ

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Manes quiere ser Alfonsín, pero Macri no es Cristina

Por Fernando González (Infobae) Las obsesiones no nacen de un...

“Algo en nosotros fue destruido”

Casi ochenta años después de que Albert Camus escribiera "el mundo es lo que es, es decir, poca cosa", es inquietante poder citar las mismas palabras en la actualidad.

Del “libre mercado” al capitalismo subsidiado

Para enfrentar la crisis climática, los gobiernos deben reconocer que solo el estado ha permitido contener las últimas tres crisis.

La criptocrisis ya llegó

El reciente colapso de las criptomonedas no solo muestra la volatilidad del sector financiero, sino que ilustra por qué debe estar sujeto a un control democrático.