EEUU rechazó aceptar que la OTAN no se expanda al este, advirtió Rusia

Fecha:

El canciller ruso Serguéi Lavrov señaló que esa era la cuestión principal de las propuestas de seguridad que le presentaron a Washington.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov, reveló que la respuesta de EEUU a las propuestas de seguridad formuladas por su país no contiene una “reacción positiva” a la cuestión principal, la no expansión de la OTAN hacia el este y el no despliegue por parte de la Alianza de armas de ataque que puedan amenazar a Rusia.

En el documento entregado por Washington “hay reacciones que permiten aspirar al comienzo de una conversación seria, pero en las cuestiones secundarias”, dijo el jefe de la diplomacia rusa. “En lo que respecta a la cuestión principal, no hay reacción positiva en este documento”, destacó.

Ahora, será el presidente Vladimir Putin quien tome una decisión al respecto, anticipó el ministro, quien se reuniría en las próximas horas con su par estadounidense, Antony Blinken.

Acuerdos rotos. Lavrov destacó que la OTAN prometía en la década de 1990 que no se expandiría al este del río Óder, pero luego afirmaba que estas declaraciones eran verbales, recordó Lavrov.

Sin embargo, el Documento de Estambul (1999) y la Declaración de Astaná (2010), firmados por todos los miembros de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), estipulan que todos los países respetarían el principio de la no división de la seguridad, según el cual cada estado puede elegir las alianzas militares a las que adherir y promete no reforzar su seguridad contra la seguridad de otras naciones.

Ahora, la Alianza Atlántica “calla deliberadamente” sobre el principio que prohíbe reforzar la seguridad por cuenta de otros, apuntó.

Este miércoles, el embajador de EEUU en Moscú John Sullivan presentó  por escrito a la Cancillería la respuesta de Washington a las propuestas  sobre garantías de seguridad formuladas por Moscú.

Aunque el documento no fue divulgado, tanto Blinken como el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, resumieron la postura de Occidente acerca de las exigencias rusas.

Los dos altos funcionarios manifestaron que seguirán respaldando el principio de puertas abiertas de la Alianza, sin hacer excepciones para países vecinos de Rusia.

El jefe del bloque transatlántico dejó en claro que la OTAN continuará coordinándose “estrechamente con Ucrania, así como con todos los socios de la OTAN, incluidos Finlandia, Suecia, Georgia y, por supuesto, la Unión Europea”, e instó a Rusia a “retirar sus fuerzas de Ucrania, Georgia y Moldavia”.

No obstante, ambos llamaron a continuar e intensificar el diálogo con Rusia y además Stoltenberg aseveró que la Alianza está lista para trabajar en el tema del control de armas.

En cuanto a Ucrania, señalaron que la respuesta de Occidente fue  coordinada con Kiev y expresaron su apoyo a sus autoridades. En particular, Blinken indicó que Washington continuará enviando asistentes y armamentos “para reforzar a Ucrania ante la agresión rusa”.

Las propuestas de Rusia. El pacto propuesto a Washington consta de ocho artículos. El primero de ellos estipula que ambas partes deben actuar con base en los principios de seguridad indivisible y no provocar daños a la seguridad mutua; el segundo, que tanto Rusia como EE.UU. procuren que cualquier organización internacional, alianza militar o coalición en las que participe una de las partes, respete los principios contenidos en la Carta de las Naciones Unidas.

Otros puntos prevén excluir la expansión de la OTAN hacia el este, no admitir en esa alianza militar a países que fueron miembros de la URSS, no utilizar el territorio de otros Estados para atacar a la otra parte, no desplegar tropas y armamento en zonas donde eso sería percibido como una amenaza, no usar bombarderos pesados ni buques de guerra fuera del espacio aéreo y las aguas territoriales nacionales o internacionales, no desplegar misiles terrestres de alcance corto o medio fuera del territorio nacional o en áreas desde donde puedan alcanzar objetivos de la otra parte y, finalmente, no capacitar al personal militar ni a civiles de países no poseedores de armas nucleares en el uso de ellas.

La versión del eventual acuerdo con la OTAN consta de nueve artículos y es parecida al documento propuesto a Washington. Asimismo, las autoridades rusas insisten en que la Alianza retire todas las tropas y todo el equipo militar que han sido desplegados en territorio de los países que se adhirieron a esa organización después de 1997.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Reacción de Ucrania a la anexión rusa de cuatro provincias: adhesión acelerada a la OTAN

EEUU anunció nuevas sanciones al Kremlin y Liz Truss, premier británica, dijo que su país "nunca aceptará" las anexiones.

Rusia firmó la anexión de provincias ucranianas: “Nuestras para siempre”, exclamó Putin

Los países de Europa occidental desconocen el resultado de las elecciones realizadas en esas regiones que le dieron el triunfo a la opción de sumarse al Kremlin.

Fugas en gasoductos Nord Stream: acusaciones cruzadas y peligro de “III Guerra Mundial”

Aunque Moscú dejó de enviar gas, las tuberías que llegan a Europa occidental siguen llenas del hidrocarburo.

Referéndum en Donbass: Rusia anuncia la anexión de cuatro provincias ucranianas

Al pasar a considerar a estas provincias parte de su territorio, el Kremlin podría usar armas nucleares para defenderlas.