Revelan condiciones para la “tercera línea”, con más plazo y tasas más bajas

Fecha:

Dos economistas del organismo difundieron las condiciones del nuevo Fideicomiso de Resiliencia y Sostenibilidad que se armará con los DEG de los países ricos.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) avanzó en el armado del fideicomiso que se financiará con los derechos especiales de giro (DEG) asignados a los países ricos y detalló las condiciones y el alcance, que incluye a los países de ingresos medios como la Argentina. 

Lass economistas del FMI Ceyla Pazarbasioglu y Uma Ramakrishnan dieron detalles en el blog del organismo. “Un fondo fiduciario propuesto de 50.000 millones de dólares podría ayudar a los países de ingresos bajos y medianos vulnerables a desarrollar resiliencia ante los shocks de la balanza de pagos y garantizar una recuperación sostenible”, remarcaron sobre el instrumento que se aprobó en el G20 el año pasado.

La nueva línea permitirá financiar a las economías para que sean más resistentes a los impactos y lograr un crecimiento sostenible e inclusivo, así como el cambio climático. que es “otro desafío a largo plazo que amenaza la estabilidad macroeconómica y crecimiento en muchos países”, remarcaron.

En agosto pasado, el FMI distribuyó 650 mil millones de dólares en derechos especiales de giro (DEG) de los que Argentina recibió 4.300 millones.

Del total global, 400.000 millones fueron a países con posiciones externas sólidas y se acordó crear el nuevo fondo en una primera etapa con 50.000 millones de esa porción. 

Así se creará un Fideicomiso de Resiliencia y Sostenibilidad, o RST en inglés (Resilience and Sustainability Trust) con el objetivo central de “proporcionar financiación asequible a largo plazo para apoyar a los países como abordan desafíos estructurales”, destacaron las economistas que dieron a conocer las características de su diseño.

CUÁNDO ESTARÁ DISPONIBLE EL FIDEICOMISO

El Fondo busca equilibrar las necesidades de los posibles contribuyentes y países prestatarios. Con amplio apoyo de los miembros y socios internacionales, se espera que el Fideicomiso pueda ser aprobado por el directorio Ejecutivo del FMI antes de las próximas Reuniones de Primavera y para que esté en pleno funcionamiento antes de fin de año.

LOS PAÍSES ELEGIBLES

Alrededor de las tres cuartas partes de los miembros del FMI podrían ser elegibles para financiamiento RST. Esta incluiría a todos los países de bajos ingresos, todos los pequeños estados en desarrollo y vulnerables, y todos los países de medianos ingresos con ingreso nacional bruto de alrededor de u$s 12.000. El ingreso de Argentina fue de u$s 8930 en 2020. Uno de los reclamos del Gobierno ante el G20 fue que se incluyeran a los países de ingresos medios para poder acceder al Fideicomiso.

REFORMAS EN LA CALIFICACIÓN

El apoyo de RST tiene como objetivo abordar los “desafíos estructurales macrocríticos a largo plazo” que implican riesgos macroeconómicos significativos para la resiliencia y la sostenibilidad de los países miembros, incluido el cambio climático, la preparación para pandemias y la digitalización, detalló el FMI sobre lo que será la letra chica. 

De todas formas, aclaran que el acceso a los fondos dependerán de la disponibilidad y los diagnósticos, la capacidad de identificar prioridades políticas y desarrollar la reforma apropiada objetivos.

CONDICIONALIDADES DEL FMI

La línea no estará exenta de condicionalidades. Se requiere “el compromiso de las autoridades de los países para hacer las reformas necesarias”. Esto permitirá catalizar la tan necesaria financiación de organismos multilaterales, bancos de desarrollo y el sector privado. 

El FMI y el personal del Banco Mundial han trabajado “en estrecha colaboración para desarrollar un marco de coordinación sobre RST” para operaciones sobre riesgos climáticos, aprovechando la experiencia anterior en el apoyo a países con reformas estructurales, explicaron Pazarbasioglu y Ramakrishnan.

QUÉ PAÍSES CALIFICAN  PARA EL FIDEICOMISO

Para calificar para el apoyo de RST, un miembro elegible necesitaría: un paquete de alta calidad medidas de política consistentes con el propósito del RST. Además, hay que contar con un programa concurrente financiado o no financiado por el FMI con políticas macroeconómicas apropiadas para mitigar riesgos para prestatarios y acreedores; y deuda sostenible y capacidad adecuada para pagar el fondo.

En ese marco, el Gobierno aspira a que, si el Fondo de Resiliencia tiene mejores condiciones de financiamiento, saltar a esa alternativa. Pero antes deberá lograr el programa de facilidades extendidas que se negocia.

CONDICIONES DE FINANCIACIÓN

Al igual que el Fideicomiso altamente concesionario y actualmente con tasa de interés cero para personas de bajos ingresos del FMI (PRGT), el RST se establecería bajo el poder del FMI para administrar los recursos de los contribuyentes, lo que permite condiciones más flexibles, especialmente en los vencimientos, que los términos que se aplican a los recursos generales del FMI. 

VENCIMIENTOS MÁS LARGOS

De acuerdo con el largo plazo naturaleza de los riesgos de balanza de pagos que el RST busca abordar, sus préstamos tendrían mucho vencimientos más largos que el financiamiento tradicional del FMI. Específicamente, el personal ha propuesto un plazo total de 20 años y un período de gracia de 10 años.

El diseño contempla una estructura de intereses escalonada, con diferencias de términos de financiamiento en todos los grupos de países y con un alto grado de concesión para los miembros de ingresos más bajos.

ACCESO A FINANCIACIÓN

El acceso a la financiación del RST se determinaría caso por caso, en función de la solidez de reformas y consideraciones de sostenibilidad de la deuda, y se espera que tenga un tope de 150 por ciento de la cuota del FMI o 1000 millones de DEG, lo que sea menor. 

Joe Biden habló de Argentina y el FMI: dijo que “Estados Unidos no dicta lo que pasa en Sudamérica”

Los préstamos RST serían parte de una estrategia financiera más amplia que los miembros seguirían para abordar el equilibrio a largo plazo de riesgos de pagos, que implican una combinación de operaciones multilaterales, bilaterales oficiales y privadas de financiación.

APORTE VOLUNTARIO

Los recursos del RST se movilizarían de forma voluntaria desde miembros que deseen canalizar sus DEG o monedas en beneficio de los más pobres o países vulnerables. 

ARQUITECTURA FINANCIERA  

“La arquitectura financiera del RST está diseñada para asegurar que se pueden movilizar recursos sustanciales para préstamos de bajo costo a largo plazo al tiempo que se garantiza la seguridad y liquidez de los derechos de los contribuyentes sobre el fideicomiso en función de un riesgo de múltiples capas”, detallan las condiciones. 

Para eso “necesitaría movilizar inicialmente alrededor de u$s 50.000 millones en recursos totales. Un mercado de comercio de DEG que funcione sin problemas respaldaría el éxito operaciones RST”, plantearon las economistas.

La colaboración con otras instituciones financieras también ayudarían movilizar la inversión del sector privado, detallaron Pazarbasioglu y Ramakrishnan.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

La UE debate medidas de emergencia para frenar el precio de la energía

Reducción de la demanda, tope de beneficios a algunos productores, precios máximos y subsidios a hogares son algunas de normas que se discuten.

La destitución de Claver-Carone en el BID: qué significa este fracaso del “trumpismo”

El primer presidente estadounidense del organismo multilateral de la región fue expulsado por haber violado las reglas de ética.

La Reserva Federal de EEUU sube otra vez la tasa de interés: cómo afecta a la Argentina

Por tercera vez en el año, la FED elevó 75 puntos básicos la tasa para combatir la inflación récord que sufre la economía norteamericana.

El Estado alemán nacionaliza a un gigante energético que perdió 8.500 millones de euros

La empresa Uniper no puede afrontar los costos del aumento del gas tras la invasión rusa a Ucrania.