Una familia necesitó más de $76.000 para no ser pobre: la canasta básica trepó 40% en 2021

Fecha:

La Canasta Básica Alimentaria (CBA), parámetro para medir la línea de indigencia, registró un avance mayor al marcar un 3,9% de alza en diciembre.

El costo de la Canasta Básica Total (CBT), que determina la línea de pobreza, se aceleró al subir 3% en diciembre -0,8 puntos básicos menos que la inflación-, aunque en el acumulado de 2021 alcanzó el 40,5%, unos diez puntos menos que el IPC (50,9%), según informó el Indec.

De esta forma, una familia con dos hijos necesitó en diciembre pasado  76.146,13 pesos para poder abonar alimentación y servicios básicos y no caer debajo de la línea de la pobreza.

La Canasta Básica Alimentaria (CBA), parámetro para medir la línea de indigencia, registró una suba mayor al marcar un 3,9% de alza (desde el 2,6% previo), por lo que superó a la inflación del último mes del año (3,8%).

En consecuencia, una familia requirió 32.963,69 pesos para no ser considerada indigente luego de que el costo de la CBA subiera 45,3% a lo largo del año pasado.

La última medición del Indec, dada a conocer en octubre sobre datos censados en el primer semestre del año, registró que el 40,6% de los habitantes estaban por debajo de la línea de la pobreza, contra 409 % de igual período del 2020.

Dentro de esta mediación de la pobreza, el 10,7% eran indigentes frente al 10,5 % del primer semestre de 2020.

Estos niveles registrados en el primer semestre del año estuvieron incluso por debajo del segundo semestre del 2020, cuando el nivel de pobreza alcanzaba a 42% de las personas, aunque el de la indigencia, se mantenía en 10,5 %.

Con una población estimada en 45,8 millones de habitantes, la pobreza estaría afectando a 18,5 millones de habitantes, entre los cuales se encuentran 4,5 millones de personas que estarían en la indigencia.

La próxima difusión del índice de la Pobreza por parte del Indec está prevista para el 30 de marzo y sobre datos del segundo semestre del año pasado.

En 2020, las variaciones interanuales de la canasta básica alimentaria y de la canasta básica total marcaron un incremento de 45,5% y 39,1%, respectivamente. En tanto, en 2021 ambos indicadores cerraron con aumentos interanuales de 45,3% y 40,5%, respectivamente.

En base a los números informados por el Indec, el año pasado el nivel general del Índice de precios al consumidor registró un alza 50,9%, tras marcar un avance de 3,8% en diciembre.

En diciembre el rubro de mayor aumento fue Restaurantes y hoteles (5,9%), impulsado por la mayor demanda relacionada con el levantamiento de las restricciones de circulación y un mayor nivel de turismo; seguido por Bebidas alcohólicas y tabaco (5,4%), debido principalmente a la suba en los precios de los cigarrillos.

De manera general, en diciembre la suba de Alimentos y bebidas no alcohólicas (4,3%) fue la que tuvo mayor incidencia en todas las regiones. En este ítem la división que más aportó fue Carnes y derivados y, en menor medida, Pan y cereales y Leche, productos lácteos y huevos.

En el acumulado de 2021, por su parte, el rubro que más subió fue Restaurantes y hoteles, con un incremento de 65,4%; seguido por Prendas de vestir y Calzado (64,6%), transporte (57,6%) y Bebidas alcohólicas y tabaco (55,1%).

Por debajo del promedio de 50,9% se ubicaron Viviendas, agua y electricidad (28,3%), Comunicaciones (35%), Recreación (45/%) y Alimentos y bebidas (50,3%).

La medición que realiza el Indec sobre la pobreza e indigencia es una comparación de los bienes y servicios requeridos, la CBA o la CBT, contra los ingresos que perciben el sector de la población tomado como muestra.

Hasta octubre pasado, último registro tomado por el Indec, el Índice de Salarios acumuló un incremento de 43,9 % respecto a igual mes del 2020, mientras que la inflación a nivel minorista marcó un avance del 52,1% en similar período.

La semana pasada, el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, mantuvieron una reunión con el staff del Fondo Monetario Internacional (FMI) tras la puesta en marcha del nuevo programa Precios Cuidados que busca fijar un ancla antiinflacionaria.

“La inflación es un problema para el funcionamiento del sistema económico y lo debemos resolver”, dijo Guzmán en esa oportunidad.

La reunión con el Staff del FMI se produjo luego de la puesta en marcha de la nueva etapa de Precios Cuidados, que contempla una canasta de 1.321 productos de consumo masivo con precios acordados con más de un centenar de empresas.

En ese marco, el titular del Palacio de Hacienda hizo hincapié en la importancia de “tener políticas de precios-ingresos que garanticen que el salario real pueda ir aumentando al mismo tiempo que se tranquilizan las expectativas inflacionarias”.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

“Dólar tecno”: qué es el nuevo anuncio de Massa

El Gobierno lanzó un conjunto de medidas para estimular el crecimiento de las actividades de la Economía del Conocimiento.

“Dólar soja” hizo crecer la recaudación de AFIP por encima del 100%

Al exceptuar las retenciones, la AFIP recaudó en septiembre una mejora de 87,6% interanual, superior a la evolución que registró la inflación en similar período.

Para Vidal, el presupuesto de Massa es “más realista que el de Guzmán”

La exgobernadora bonaerense visitó Jujuy y Salta. Igual señaló que el proyecto "subestima la inflación del año próximo".

Aumentaron hasta 4% los combustibles

De esta manera, en los surtidores habrá un incremento del precio de alrededor de $4 por litro en las naftas y de $3 en el de diésel.