Rovaniemi, la aldea donde vive Papá Noel

Fecha:

La leyenda cuenta que la magia de la Navidad nace en esta recóndito pueblo finlandés ubicado en el Círculo Polar Ártico.

Como ocurre todos los años, esta día, y sobre todo esta noche, millones de niños de todo el mundo verán con alegría como aparecen en sus árboles de Navidad los regalos que les deja Papá Noel, que con su magia recorre todo el planeta en 24 horas para poder cumplir el sueño de los chicos que se portaron bien. Ahora… ¿De dónde sale para poder viajar tanto en tan poco tiempo?

La aldea de Papá Noel, el lugar oficial de residencia de este personaje, está en la ciudad de Rovaniemi, en la Laponia finlandesa, en medio del Círculo Polar Ártico.

A pesar de su ubicación septentrional, llegar a Rovaniemi es fácil, ya que está bien conectada con el resto del mundo a través de diversos medios de transporte. Desde dentro de Finlandia, se puede llegar a Rovaniemi en avión, tren, autocar o coche. En invierno -y especialmente durante esta época-  se ofrecen paquetes de vuelos chárter y hotel desde muchos países.

En la aldea, los niños pueden dejar su cartita personalmente y conocer a Papa Noel, que los espera junto a sus renos. Pero Rovaniemi no es sólo magia navideña. Tiene mucho más para ofrecer, los 365 días del año.

Rovaniemi ofrece múltiples actividades para realizar todos los días del año. Durante la temporada de nieve -de diciembre a abril- son habituales las excursiones en moto de nieve, los paseos en reno, las excursiones con huskies, las salidas con raquetas de nieve, las excursiones para ver las auroras boreales y otras actividades relacionadas con la nieve y el hielo.

En verano, cuando hay 24 horas de luz durante tres meses, puede disfrutar de actividades como el senderismo, los cruceros en barco por el río, los paseos en canoa y kayak, así como diversas excursiones por la naturaleza.

Tras la larga noche de diciembre y enero, el sol sale en febrero y marca el inicio de la primavera nevada y bañada de luz. Marzo suele ser perfecto para ver auroras boreales.

Abril todavía es considerado un mes nevado en Rovaniemi y Laponia, pero la nieve desaparece gradualmente con la llegada de mayo. El hielo de los ríos y los lagos comienza a derretirse, y pueden verse grandes trozos de hielo bajando río abajo.

A principios de abril, pueden avistarse las últimas auroras boreales. Hacia finales de abril, las noches son demasiado luminosas para poder apreciar las auroras.

En mayo, la naturaleza septentrional comienza a prepararse para volver a florecer después del duro invierno. A finales de mayo, las noches son blancas.

En Rovaniemi, las actividades invernales todavía funcionan a principios de abril, tras las cuales se da paso a las actividades sin nieve.

El sol de medianoche y las noches blancas de junio y julio duran todo el verano en Rovaniemi. El verano en Laponia puede ofrecer una interesante variedad de condiciones climáticas, con un periodo cálido más largo en julio.

La época más calurosa del año atrae a la gente en masas, y la Rovaniemi más veraniega acoge diversos eventos.

Con el otoño llegan las primeras auroras. Septiembre y octubre son los meses ideales para su avistamiento.

Las temperaturas empiezan a permanecer bajo cero en octubre, y las primeras nevadas suelen caer durante ese mismo período.

Los tonos otoñales de las hojas pintan los paisajes de colores terrosos, y los días son perfectos para practicar senderismo y otras actividades relacionadas con la naturaleza, así como las noches están reservadas para avistar las mejores auroras boreales.

Compartir

Últimas noticias

Suscribite a Gaceta

Relacionadas
Ver Más

Leonardo DiCaprio, fanático de los yaguaretés argentinos

La estrella de Hollywood resaltó el incremento a 12 individuos la población en el Parque Nacional Iberá, en Corrientes.

La Trochita cumple 100 años

Como parte de los festejos se realizará el “Gran Premio 100 años del Tren a Vapor”, una carrera de ciclismo entre El Maitén y Ñorquinco.

Rosell Boher presenta la tercera edición de su Grand Cuvée 70 Meses

Se trata de la añada 2016 que bajo el método champenoise, permaneció 70 meses sobre borras finas. Serán sólo 6000 botellas únicas que se componen de 90% Pinot Noir y 10% Chardonnay.

Aconcagua Gin: La empresa nacional que sueña con convertirse en un éxito de exportación

Ignacio Sierra y Joaquín Villafañe son los artífices de este éxito que puede encontrarse en los mejores "rooftops" de Buenos Aires y fue premiado en Londres.